Euforia en Traslasierra

La localidad serrana recibió fieles de todo el país

Miles de fieles se hicieron presentes en la localidad que lleva su nombre para realizar la vigilia previa a la ceremonia de canonización y vivir un acontecimiento histórico

La localidad serrana recibió fieles de todo el país
La localidad serrana recibió fieles de todo el país

La consagración de José Gabriel Brochero como santo por parte del Papa Francisco, ayer en el Vaticano, congregó a unos 30 mil fieles en el predio de la Providencia de Villa Cura Brochero. Dicha localidad cordobesa es donde el «cura gaucho» pasó gran parte de su vida y dejó un legado muy importante que perduró en el tiempo.

Los valientes asistentes soportaron el sábado a la noche una intensa lluvia que los hizo resguardarse por algunas horas y durante la madrugada de ayer toleraron el frío, que se hacía intenso antes de que saliera el sol, demostrando así la devoción de la comunidad para con el «cura gaucho», al que todos elogiaron cada vez que podían.

 

Así se vivió la ceremonia

En dos pantallas gigantes la gente vivió desde las 5 de la mañana la transmisión oficial de la TV Pública, aunque las actividades de la vigilia fueron muy intensas desde la tarde del sábado en la localidad del Valle de Traslasierra. La Villa recibió visitantes de todo el país, quienes con mucho respeto gozaron de una ceremonia en paz y se emocionaron hasta las lágrimas.

Entre las autoridades presentes estuvo el vicegobernador de Córdoba, Martín Llaryora, para quien el cura Brochero “es una imagen a imitar, es un modelo a seguir”.

“Creo que nunca pensó que iba a ser santo, siempre actuó con sus pensamientos, con su convicción. El muere con lepra, porque asistía a los enfermos a los que nadie se quería acercar, y él estaba ahí”, comentó el representante del Ejecutivo provincial. El gobernador Juan Schiaretti se encontraba presenciando la ceremonia en el Vaticano.

Todo el festejo que estaba previsto se vio amenazado por la intensa lluvia que cayó la noche previa a la canonización, pero el clima ayudó en las primeras horas de ayer y todo siguió su curso con normalidad.

Durante toda la ceremonia los fieles explotaban en aplausos y se emocionaban hasta las lágrimas cada vez que desde la plaza San Pedro era nombrado Brochero y también con las primeras apariciones en cámara del Papa Francisco.

 

Miles de fieles vivieron la ceremonia con mucha emoción
Miles de fieles vivieron la ceremonia con mucha emoción

Los milagros

Uno de los momentos de mayor euforia fue cuando el Santo Padre dio la bendición a Nicolás Flores, un joven de 16 años que había quedado en estado vegetativo luego de un accidente de tránsito en su niñez y, luego de varios años, cuando los médicos pensaban que nada se podía hacer, se recuperó totalmente.

La sanación del adolescente fue considerada por sus padres como un milagro del cura Brochero, ya que siempre le elevaron sus oraciones y creen que fue clave para que su hijo pueda llevar ahora una vida normal.

El milagro de Nicolás fue una de las acciones determinantes para que le otorguen la beatificación en septiembre de 2013. El otro milagro que le adjudican a Brochero es uno ocurrido en San Juan.

Este segundo caso comenzó cuando una bebe cayó de un caballo y quedó gravemente herida, con serios daños que, según los médicos que la atendieron, eran irreversibles. Cuando atravesaban ese momento al padre de la niña le regalaron una estampita del cura Brochero y él le pidió que la salve. Su hija se recuperó. «Gracias a Dios y a Brochero mi hija está bien», expresó.

Luego de un sábado que comenzó con actividades religiosas y musicales, tanto en la plaza central del pueblo como en la iglesia o en la «casa del cura», entre otros atractivos que tiene la ciudad, con la presencia de fieles de todo el país, transcurrió un fin de semana que será histórico para esta región y para la Argentina.

Para cerrar la celebración monseñor Carlos Tissera, obispo de Quilmes, brindó una misa en el predio de la Providencia, eucaristía que fue la primera celebrada en el lugar con el cura Brochero consagrado como santo.

 

Una misa especial por el cura Brochero en Villa María

En la Capilla Cristo Rey de Villa María (foto) se llevó a cabo una misa especial ayer por la mañana. Se trató de una jornada en la que se celebró la canonización del Cura Brochero y que contó con la asistencia de una gran cantidad de devotos al “cura gaucho”.

Los festejos y actividades por la canonización del cura se replicaron, además, en la capital provincial, donde desde el sábado a la tarde se realizaron diferentes intervenciones, como la “Cantata Brocheriana”, hasta la misa de ayer, que finalizó con el reparto de chocolate caliente para los presentes.

En Santa Rosa de Río Primero, a 70 kilómetros al este de Córdoba, se llevó a cabo una peregrinación a caballo, en bicicleta y caminando, por espacio de ocho kilómetros, desde el monolito en el paraje Carreta Quemada (sitio exacto del nacimiento de Brochero) hasta el Museo Casa Natal Cura Brochero.

 

Print Friendly, PDF & Email