Exintendentes dicen que no son de sus gestiones los fondos no rendidos

Las faltas de rendiciones en el municipio villanovense son las que más se destacan

En Villa María, dijeron que es dinero de la gestión de Veglia. Frossasco y Cavagnero aseguraron que no son fondos obtenidos durante sus mandatos

Las faltas de rendiciones en el municipio villanovense son las que más se destacan
Las faltas de rendiciones en el municipio villanovense son las que más se destacan

Ayer se conoció que el Tribunal de Cuentas de Córdoba abrió al menos trece causas contra el municipio de Villa Nueva por no rendir correctamente fondos que le giró la provincia.

La cifra es parte de entre 200 y 400 causas impulsadas por este órgano contra municipios y entidades, y se conoció por un informe que publicó el diario La Voz del Interior.

Uno de los expedientes con mayor monto adeudado involucra a la vecina localidad, por $236.191. Además hay otro que compromete a la misma comuna, por $115.137 que estaban destinados a guarderías municipales y al Centro de Apoyo al Niño y la Familia. Es de una causa que según el matutino provincial se inició en 2010 y que tuvo fallo judicial a favor del Tribunal, estableciéndose que el municipio debe pagar más de un millón de pesos. Es decir, los poco más de 100 mil se convirtieron en más de un millón a raíz de las actualizaciones.

Además, desde la Municipalidad de Villa María confirmaron a EL DIARIO que recibieron una resolución por la que se multa a la comuna por una no rendición del año 1999, de casi 200 mil pesos.

Pese a que el informe del matutino cordobés precisa que las causas se iniciaron desde 2004 a 2012, no queda claro de cuándo data el dinero que no se ha rendido y por lo tanto a qué gestión compromete. Por ejemplo, si bien se indica que una causa de Villa Nueva se inició en 2010, el intendente Natalio Graglia señaló que se trata de situaciones “viejas, anteriores incluso a la gestión pasada”, que es la de Guillermo Cavagnero.

Precisamente Cavagnero sostuvo ayer a EL DIARIO que ninguno de los expedientes compromete a su mandato, que arrancó en 2007 y finalizó en diciembre pasado. Además deslizó que tampoco pertenecerían al mandato de Marcelo Frossaco, quien gobernó los ocho años que lo antecedieron, aunque no pudo confirmar este último dato: “La abogada María José Pedernera (exasesora letrada del municipio) me informará más tarde las fechas en cuestión”, dijo.

 

“Gestiones anteriores”

“La doctora me contó que en 2010 nos pidieron desde Córdoba una serie de papeles. Son de rendiciones de acciones de gestiones anteriores, presentamos lo que encontramos, pero se ve que hay cosas que han quedado sin hacer”, aseveró. “Hay cosas que no pudimos encontrar en el archivo para presentar”, manifestó.

“Creo que tampoco es de cuando gobernó Marcelo, sino de más atrás”, agregó.

Por su lado, Frossasco también se desligó. “Hay una situación contable administrativa que con los días se irá dilucidando. Lo que hay ahora es una orden de pago de 2010 de 115 mil pesos. Para dar la pauta de que no es de mi gestión, nosotros teníamos una planilla salarial de 50 mil pesos y de 5 mil o 10 mil pesos por semestre para niñez y ancianidad, por lo que estamos hablando de una orden de pago mucho más nueva. Además, no se conoce que ni guarderías ni hogares de día hayan pasado un solo día sin prestar el servicio. No recuerdo que esto haya ocurrido ni en mi gestión ni en las que me precedieron o continuaron, salvo en casos de paro”, declaró el exjefe comunal a EL DIARIO.

“A nuestras rendiciones las realizó la consultora cordobesa de Laura Ferreyra, la misma con la que luego continuaron Guillermo y Natalio. Nos fuimos con todas las rendiciones al día, si no no se podrían haber seguido cobrando las siguientes”, aseguró.

Explicó que había contratado a la consultora para darle “mayor profesionalismo a este tipo de situaciones”.

También expresó que para llegar a una sentencia previamente tienen que haber existido notificaciones. “Y si el servicio se prestó, es fácil de rendir. Nosotros nos fuimos sin deber ninguna rendición”, cerró.

En el caso de Villa María, Oscar Barroso, de Legales del municipio, detalló a este diario que el 19 de septiembre pasado conocieron una sentencia administrativa por un monto de $184.737,75 de abril de 1999 (dijo no conocer la cifra actualizada), no rendido. “El dinero fue recibido por el doctor (Miguel Angel) Veglia”, expresó ante la consulta.

El letrado reveló que al conocer la resolución viajó a Córdoba de manera “urgente” y presentó un recurso de apelación que fue concedido el 3 de octubre. Ante la pregunta, contó que apeló “por un principio elemental de defensa” aclarando que se trata de una cuestión que desconocían, por lo que interpuso el recurso para poder recabar toda la información sobre el tema.

 

Print Friendly, PDF & Email