Extensa declaración de un policía en el proceso al médico corralense

P62 - F1
Alex Candelero, el médico de Corral de Bustos que está acusado de haber corrompido a una menor de su entorno familiar
P62 - F2
El fiscal Francisco Márquez y el querellante Eduardo Birchmeyer

Sólo un testigo compareció en la segunda audiencia del juicio que se le sigue a Alex Candelero por la presunta corrupción de una menor. Se trata de un funcionario policial que analizó el contenido de una computadora perteneciente al acusado

 

Un efectivo de la Policía de la Provincia fue el único testigo que declaró ayer en la segunda audiencia del juicio oral y privado que se le sigue al médico Alex Jesús Candelero (47), acusado de haber corrompido durante varios años a una menor de su entorno familiar.

A través de una extensa declaración, el funcionario se refirió en forma detallada al material pornográfico que encontró en una computadora perteneciente a Candelero, quien está imputado como presunto autor de “promoción y facilitación a la corrupción de menores, calificada y continuada”, un delito castigado con prisión de 10 a 15 años.

Tal como lo informó EL DIARIO en su edición de la víspera, a fines de agosto de 2013 el galeno corralense fue condenado a cinco años de prisión por la Cámara del Crimen de Bell Ville, que lo encontró culpable de “abuso sexual simple, gravemente ultrajante”, pero lo absolvió en relación a la otra imputación.

Sin embargo, luego que el abogado querellante presentara un recurso de casación en contra del veredicto absolutorio, el Tribunal Superior de Justicia de la provincia anuló parcialmente aquel fallo (aunque confirmó la pena de cinco años) y ordenó que se hiciera un nuevo juicio, designando para tal efecto a la Cámara en lo Criminal de Villa María.

 

A puertas cerradas

Como los hechos investigados son de instancia privada, en los que -además- la presunta víctima es menor de edad, el debate se realiza a puertas cerradas, motivo por el cual no se permite el ingreso del público ni de los medios de prensa a la sala ubicada en el quinto piso del Palacio de Justicia local.

De todos modos, pudo saberse que el policía que declaró aportó pruebas más que contundentes en contra de Candelero, circunstancia que complicaría seriamente su situación procesal.

Sobre el final de la audiencia, el camarista Félix Martínez dispuso un cuarto intermedio hasta el martes a las 16 (el lunes y el mismo martes, pero por la mañana, habrá otros dos juicios ya programados), y está previsto que comparezcan otros testigos citados por las partes.

Asimismo, no se descarta que en la oportunidad el acusado amplíe su declaración indagatoria y hasta se especula que, abrumado por la abundante prueba que lo incrimina, termine confesando los graves hechos que se le atribuyen.

 

Los graves hechos

Según la requisitoria de elevación a juicio, en fechas no precisadas, pero comprendidas en el período 1999-2009, cuando la menor tenía entre 7 a 17 años, Candelero le habría mostrado abundante material pornográfico, promoviendo así la corrupción “calificada y continuada” de la criatura.

El médico y exfuncionario policial (llegó a ser cabo de la Policía de la Provincia, hasta que en diciembre del año pasado fue exonerado de la fuerza) es oriundo de Corral de Bustos, ciudad donde se produjeron los hechos por los cuales fue condenado en 2013 y ahora es nuevamente juzgado.

En aquel proceso penal sustanciado en Bell Ville, se comprobó que Candelero había sometido a la niña a manoseos y tocamientos en sus partes pudendas durante el largo tiempo que convivieron bajo el mismo techo.

Finalmente, cabe señalar que, además del juez Martínez, intervienen en este juicio el fiscal Francisco Márquez, los abogados corralenses Eduardo Birchmeyer (representante de la mamá de la víctima, constituida en la causa como querellante particular) y Ariel Jesús Majul (está a cargo de la Defensa), mientras que el secretario actuante es Guillermo Picco.

Print Friendly, PDF & Email