Factura electrónica: fue retrasada la obligación de uso

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) extendió hasta el 31 de marzo de 2016 la obligatoriedad del uso de factura electrónica, siempre y cuando los contribuyentes inscriptos en el impuesto al Valor Agregado (IVA) se adhieran al régimen de comprobantes electrónicos.

La medida se dispuso mediante la Resolución General AFIP Nº 3.793, publicada días atrás en el Boletín Oficial, e indica que la extensión del plazo se debió a “las presentaciones de los contribuyentes, cámaras, federaciones, asociaciones y demás entidades que representan los distintos sectores involucrados”.

AFIP sostiene que en esas presentaciones las cámaras exponían “diversas dificultades observadas para la implementación -en tiempo y forma- del régimen”, por lo que “se estima pertinente contemplar las situaciones y particularidades planteadas”.

En efecto, algunas cámaras y asociaciones habían remitido pedidos de prórroga a la entidad que conduce Ricardo Echegaray, haciendo alusión a las dificultades para cumplir en tiempo y forma la nueva disposición.

Una encuesta
Según una encuesta de Thomson Reuters, cuatro de cada diez encuestados, en un sondeo hecho entre contadores, hicieron saber que el plazo para poner en marcha el sistema era “escaso”. En ese sentido, se recordó que durante abril y mayo “los contadores públicos se encuentran ocupados por los vencimientos del Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales”. La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME), por ejemplo, pidió una prórroga para la aplicación de la factura electrónica porque el sector no está preparado para instrumentarlo. Señaló que el régimen “traerá dificultades a gran parte de las micro, pequeñas y medianas empresas, que necesitan más tiempo para cumplir con las nuevas disposiciones”.

Print Friendly, PDF & Email