Fantino dijo que la joven se hirió al caer en el interior de una fosa

El abogado Carmelo Zuccarello y su defendido, Diego Oscar Fantino, en sendas fotos de archivo de EL DIARIO

El futbolista negó haber golpeado a su expareja y sostuvo que las heridas se las produjo al precipitarse dentro del hueco porque “estaba ebria”. El propio abogado defensor brindó detalles de la indagatoria ordenada por el fiscal René Bosio

El abogado Carmelo Zuccarello y su defendido, Diego Oscar Fantino, en sendas fotos de archivo de EL DIARIO
El abogado Carmelo Zuccarello y su defendido, Diego Oscar Fantino, en sendas fotos de archivo de EL DIARIO

Diego Oscar Fantino (35) brindó ayer una versión diametralmente opuesta a la grave acusación formulada el lunes por su exnovia, Yanila Macarena Ríos (26), al sostener que las lesiones que ella presenta se las produjo al caer en el interior de una fosa.

Al ser indagado por el fiscal René Bosio, el arquero de Atlético Ticino negó haber golpeado a Yanila y se defendió diciendo que la joven “estaba ebria” y que, producto de ese estado, se tropezó y cayó dentro una fosa para reparaciones mecánicas existente en un galpón propiedad del padre de Fantino.

El encargado de proporcionar detalles de la extensa declaración del futbolista fue su propio defensor, el abogado riotercerense Carmelo Zucarrello, quien negó rotundamente que su cliente haya agredido a la joven.

“Las declaraciones que hizo la señorita Ríos en medios televisivos y radiales no coinciden con los hechos, de acuerdo a lo que relata Fantino”, comenzó diciendo el letrado al ser entrevistado por el colega Marcelo Rebuffo para la emisora local Radio Show.

Zuccarello continuó diciendo que “la realidad es que, cuando se bajó del auto, tropezó y cayó dentro de la fosa; por eso los raspones que tiene, el golpe en el brazo y las lesiones que tiene en los ojos”.

 

“No fue amenazada”

El abogado añadió que “ella fue por sus propios medios, voluntariamente, es decir que en ningún momento fue amenazada”, y dijo que ese galpón “era un lugar habitual al que iban ellos cuando eran pareja y tenían una relación sentimental”.

“Antes habían estado en Pasco, con distintos grupos (de amigos), pero en el mismo lugar”, agregó el abogado, y al respecto dijo que, “aparentemente, la señorita Ríos ingirió bebidas alcohólicas en demasía”.

El letrado continuó diciendo que “cuando llegaron al galpón, ella quiso bajarse porque necesitaba vomitar, porque estaba descompuesta”, y fue en esas circunstancias que se produjo la caída accidental, según el relato brindado por el futbolista a su defensor.

“En ningún momento Fantino la golpeó. Ella tropezó y se lastimó al caer dentro de la fosa”, afirmó Zuccarello.

La indagatoria se realizó en el despacho del fiscal Bosio, en el primer piso de Tribunales, y duró poco más de tres horas y media: comenzó minutos antes de las 12.30 y finalizó a las 16.

Además del instructor de la causa, del abogado defensor y obviamente del acusado, participaron de la medida procesal el secretario Juan José Aguilar y una empleada de la Fiscalía.

Cabe recordar que Fantino está detenido desde el domingo pasado, imputado como presunto autor de “lesiones graves calificadas”, “privación ilegítima de la libertad” (calificada por violencia de género), “daño” y “abandono de persona”.

Con respecto al último de los delitos que se le atribuye, surgió como consecuencia de que, según el relato de la joven, permaneció entre cinco y seis horas inconsciente en su departamento luego de haber recibido la feroz golpiza, primero en el inmueble, luego en el interior del automóvil de Fantino y finalmente en el galpón hasta donde la trasladó.

Ahora, Bosio tiene 10 días corridos para resolver la situación del futbolista y son dos las alternativas procesales: el fiscal puede disponer la excarcelación de Fantino y continuar el proceso en libertad, o bien dictar su prisión preventiva, con lo cual permanecerá detenido.

 

Lo llevan a la cárcel

En tanto, pudo saberse que en las próximas horas el arquero ticinense será trasladado desde su actual lugar de detención (la Alcaidía que funciona en la sede de la ex-Subcomisaría, sita en avenida Presidente Perón y Piedras) hasta el Establecimiento Penitenciario Nº 5, ubicado en barrio Belgrano, donde aguardará la decisión del funcionario judicial.

Trascendió que la medida podría cumplirse hoy mismo.

 

Dos causas abiertas

Por otra parte, pudo saberse que Fantino tiene otras dos causas abiertas en la Justicia: una por “desobediencia a la autoridad”, como consecuencia de incumplir una orden de restricción que le impedía acercarse a una mujer con la que mantuvo una relación sentimental anterior a Ríos, y otra por “lesiones leves”, a raíz de una pelea con el novio de aquella expareja.

De todos modos, no registra antecedentes por violencia de género ya que -al menos por el momento- no hay denuncias de ese tenor.

Trascendió que la semana venidera el fiscal Bosio tomará varios testimonios y el lunes o el martes dispondrá que tanto Fantino como Ríos sean sometidos a pericias psicológicas, que se llevarán a cabo en la capital provincial en los próximos días.

Dos años de prisión por violencia familiar

Un changarín, criador de lechones y cartonero domiciliado en Villa Nueva fue condenado ayer a dos años de prisión de cumplimiento efectivo por una serie de amenazas y otros hechos de violencia contra su expareja y una sobrina, pero como lleva más de ocho meses entre rejas podría obtener la “libertad condicional” en los próximos días.

Se trata de Adrián Mercado (46), alias “Chispa”, quien al cabo de un juicio de trámite abreviado fue hallado culpable de “amenazas simples reiteradas” (siete hechos), “desobediencia a la autoridad”, “daño”, “violación de domicilio” y “amenazas calificadas”, producto de tres causas penales acumuladas.

Mercado se encuentra detenido desde principios de año, cuando irrumpió violentamente en la casa de Griselda Gallegos Miño, en Villa Nueva. Utilizando un hierro, profirió amenazas contra su exconcubina, pero luego de romper una puerta e ingresar de manera ilegal a la vivienda.

La primera causa se inició a mediados de 2013, como consecuencia de haber amenazado tres veces a su sobrina Ayelén Mariela Peñaloza, y luego a Gallegos Miño en dos oportunidades, mientas que la segunda causa fue tramitada el año pasado, por “amenazas reiteradas” y “desobediencia a la autoridad”.

La audiencia de debate se realizó en la Cámara del Crimen local, fue presidida por el juez René Gandarillas y contó con la participación del fiscal Correccional, Horacio Vázquez, y de la abogada Liliana Domenella, de Villa Carlos Paz, mientras que la secretaria actuante fue Marcela Mattalía.

Print Friendly, PDF & Email