“Favorecen a grupos monopólicos y dejan afuera a los medios afectados por la crisis”

Con el esquema comunicacional planteado durante los últimos meses por el Gobierno que lidera Mauricio Macri, se concentra la información en pocas manos y se niega la pluralidad de voces

Trabajadoras y trabajadores de la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra) expresaron su repudio al criterio adoptado por el Gobierno nacional en la distribución de la pauta publicitaria oficial durante la primera mitad del año.

“Vemos que los recursos del Estado se destinan a los grandes grupos que monopolizan la prensa y las comunicaciones y, por ende, la torta publicitaria privada, y se deja afuera a los medios que menos posibilidades tienen de afrontar la crítica situación económica que se vive”, indicaron desde la entidad de la que forma parte la Cooperativa de Trabajo Comunicar, editora de EL DIARIO.

“Hay que cambiar rápidamente este criterio y favorecer la pluralidad de voces en lugar de la concentración de la información en pocas manos”, se afirmó desde la Federación de medios cooperativos, luego de una reunión llevada a cabo el último miércoles en Buenos Aires.

En el encuentro “se avanzó en la coordinación de acciones con el objetivo de defender y promover la comunicación autogestionada, que favorece la pluralidad de voces, condición básica para el cabal cumplimiento de los derechos al acceso a la información y la libertad de expresión”, se informó a través de un comunicado.

Con el mismo propósito, integrantes de Fadiccra encabezados por el titular de la entidad y de la cooperativa riojana Copegraf, Julio Delgado, se reunieron después con la diputada nacional Josefina González, integrante de la Comisión de Libertad de Expresión.

 

Contexto complicado

Desde Fadiccra se transmitió “la preocupación por la crítica situación de los medios cooperativos, Pymes, familiares, comunitarios, que se ve agravada por la falta de respaldo estatal, en un contexto de crecimiento de desocupación y retracción del consumo interno, más suba de costos y tarifazos, que ha provocado pérdida de fuentes de trabajo, suspensiones, reducciones horarias y salariales”.

“Lo que está en juego son las fuentes de trabajo del sector y también la posibilidad de nuestro pueblo de acceder a distintas miradas y modos de producción de un servicio público vital para la defensa y la profundización de la democracia”, sostuvieron para concluir los referentes de la Federación asociativa de diarios y comunicadores cooperativos.

Print Friendly, PDF & Email