Nueve pautas para saber actuar ante una emergencia médica

El botiquín debe estar ubicado en un sitio protegido de la luz, a baja temperatura y humedad, y fuera del alcance de los chicos

Vittal brinda recomendaciones para tener en cuenta a la hora de aplicar primeros auxilios. Su propósito es conservar la vida, evitar mayores complicaciones y asistir a la persona afectada. Es fundamental disponer de un botiquín con todos los elementos necesarios

El botiquín debe estar ubicado en un sitio protegido de la luz, a baja temperatura y humedad, y fuera del alcance de los chicos
El botiquín debe estar ubicado en un sitio protegido de la luz, a baja temperatura y humedad, y fuera del alcance de los chicos

Escribe: Gabriela Avaltroni
CARVAJAL PRENSA Y COMUNICACION

Los primeros auxilios son aquellos cuidados de carácter inmediato, limitado y temporal que se aplican a una persona enferma o lesionada, hasta la llegada de profesionales especializados. Cualquier persona puede estar expuesta a situaciones que lleguen a afectar la salud y la mejor manera de enfrentar una emergencia médica es estar preparado y conocer qué se debe hacer.

“El principal propósito de los primeros auxilios es conservar la vida, evitar mayores complicaciones y ayudar en la recuperación de la persona afectada. La lista de beneficios es enorme y puede ser la diferencia entre la vida y la muerte, entre un daño temporal o permanente, entre una recuperación complicada o rápida, entre otros”, observa Silvio Aguilera, emergentólogo y director médico de Vittal, empresa de urgencias y emergencias médicas extrahospitalarias.

“Promover en los demás y en uno mismo la cultura de prevención es fundamental. Conocer sobre primeros auxilios sirve para la vida, para poder ayudar a una persona, saber en qué momento llamar a una ambulancia e identificar alguna situación que, si la dejamos pasar, se puede convertir en una discapacidad irreversible”, explica Aguilera. Por otro lado, recomienda nueve pautas para tener en cuenta al momento de aplicar primeros auxilios:

Evitar el pánico y conservar la calma para poder actuar de manera rápida y eficaz.

Conseguir ayuda profesional inmediatamente (es sumamente importante tener al alcance de la mano los números de servicios de urgencias).

Evitar carreras y gritos innecesarios, esto genera pánico tanto en la persona afectada como en aquellas que están alrededor y puede entorpecer la asistencia.

No mover a la persona sin averiguar su estado ya que se pueden complicar las lesiones existentes u ocasionar una nueva (sólo se debe mover en el caso que corra peligro en el lugar en el que se encuentra).

Si la persona afectada está consciente, es necesario hablarle, preguntarle cómo se llama, cuál es el día y si es alérgico a algún tipo de medicación.

Aflojar la ropa del accidentado para facilitar la respiración y circulación. No darle de comer ni de beber.

Corroborar si la respiración del accidentado es normal, en caso negativo, poner en práctica aquellas medidas de auxilio imprescindibles, entre ellas la de reanimación cardiopulmonar básica (RCP), para mantener con vida a la víctima hasta que llegue la ayuda profesional.

Una vez atendida la respiración, observar si existen fracturas o hemorragias y atenderlas. En el caso de una hemorragia, verificar que el sitio sea seguro, preguntar por un botiquín y utilizar guantes; si fuese posible, presionar con firmeza la zona de la hemorragia con una gasa o toalla limpia. Si hay riesgo de fractura en cualquier parte del cuerpo, es mejor no moverlo.

Es importante, en todo momento, tranquilizar al accidentado, brindarle seguridad, confianza y hacerle saber que la ayuda está en camino. El cuidado de alguien que acaba de tener un trauma serio requiere tanto de un tratamiento físico como apoyo emocional.

En el caso de que el que sufre de una emergencia médica sea uno, y se tiene sospecha de un episodio cardíaco, la recomendación es girar la cabeza hacia un lado y toser para así ganar valiosos segundos en los que debes llamar al servicio de urgencias médicas.

Un botiquín siempre a mano

Aguilera explica que es necesario tener al alcance un botiquín de primeros auxilios. El mismo debe tener los materiales básicos (abajo se detallan sus elementos) y estar ubicado en un sitio protegido de la luz, a baja temperatura y humedad, además de estar fuera del alcance de los chicos.

Es importante conocer la fecha de caducidad de la medicación, no tirar los envases originales o etiquetar los blísteres y recordar que el mal uso de un fármaco puede agravar aún más la situación de la persona.

Los elementos del botiquín básico de primeros auxilios son:

Termómetro

Tijeras

Tijeras de punta redonda

Cortauñas

Pinzas finas

Gasas estériles

Gasas de vaselina para quemaduras

Algodón

Vendas

Venda elástica

Esparadrapo hipoalérgico (papel o tela)

Tiritas o curitas de diferentes tamaños

Tiritas cicatrizantes para sutura

Alcohol 96º

Agua oxigenada

Tintura de yodo

Jabón antiséptico

Antitérmicos y analgésicos

Crema, gel o pomada antinflamatoria

Advierten sobre reacondicionamiento de filtros de agua de red

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) informó a la población que, a través de portales de Internet, se está ofreciendo de manera ilegal el servicio de reacondicionamiento de filtros de agua de red domiciliaria, lo cual constituye un riesgo para la salud. En las publicaciones mencionadas, se ofrece el cambio de mallas y carbón activado de los dispositivos que se encuentran vencidos.

Sin embargo, el reacondicionamiento de los filtros no resulta posible, por lo que los mismos deben ser desechados una vez transcurrida su vida útil. Asimismo, los productos en cuestión han sido adulterados en su composición (unidad filtrante), sin que pueda asegurarse su calidad y eficacia en lo relativo a su capacidad de retención. Por todo lo expuesto, la Administración Nacional recomienda a la población que se abstenga de contratar el servicio descripto.

 

Acompañante terapéutico en el aula

El Centro de Atención Integral de la Familia «Humanitas» de la ciudad de Carlos Paz invitó a participar del curso de acompañante terapéutico en el aula partiendo desde un enfoque psicoeducacional de la intervención terapéutica del desarrollo, en alumnos con trastornos emocionales y de conducta.

Se busca favorecer el aprendizaje, donde la figura del acompañante terapéutico pueda manejar ciertos comportamientos patológicos y no constructivos que suceden en el ámbito escolar. Modalidad del cursado: virtual y semipresencial. Duración: 4 meses. Inscripciones abiertas hasta 15 de septiembre. Matrícula: $200. Cuota mensual: $350. Incluye material didáctico Informes e inscripciones : maria_421566@hotmail.com Tel: 03548-15684911 – Watsapp :3548684911 Pellegrini 154 -Villa Carloz Paz.

Print Friendly, PDF & Email