Fernanda, víctima de la violencia de su ex y la indiferencia judicial

Fernanda Accastello contó que durante mucho tiempo calló su drama hasta que decidió hablar y ahí se golpeó contra mucha indiferencia: “Me trataban como si fuera el victimario”

A punto de recibir un botón antipánico luego de tocar muchas puertas, la joven mujer dijo que durante años sufrió la violencia de su expareja

Fernanda Accastello contó que durante mucho tiempo calló su drama hasta que decidió hablar y ahí se golpeó contra mucha indiferencia: “Me trataban como si fuera el victimario”
Fernanda Accastello contó que durante mucho tiempo calló su drama hasta que decidió hablar y ahí se golpeó contra mucha indiferencia: “Me trataban como si fuera el victimario”

Fernanda Accastello está dejando atrás años de mucha violencia intrafamiliar. El camino es muy difícil cuando prácticamente se ha cansado de encontrar puertas de diversos estamentos estatales que se le cierran.

“Estuve mucho tiempo sin contarle a nadie lo que vivía, ni a mi familia ni a mis amigos. Tenía vergüenza. Hasta que un día decidí hablar; ahí empezó otra lucha”, contó la mujer de 33 años al hablar con EL DIARIO.

Dijo que estuvo “mucho tiempo” para lograr que le tomaran una denuncia contra su expareja, quien durante años la violentó. Tanto en la Policía como en los Tribunales encontró indiferencia, según aseguró en el diálogo con este cronista. “Me trataban como si fuera el victimario en vez de la víctima”, resumió.

Todo, hasta que dio con Daniel Massara, funcionario de la Municipalidad de Villa María que trabaja en la temática de género. “Fue el único que me escuchó y gracias a él pude lograr por primera vez avances en mi lucha”, afirmó Fernanda.

“Creemos que el Estado nos cuida, pero durante años he vuelto a mi casa sin ninguna respuesta hasta que hace casi tres meses encontré a Daniel y me ayudó”, aseveró.

Por estos días recibirá el botón antipánico, luego de demandarlo en numerosas ocasiones. “Silvia López, ayudante de la jueza Cecilia Fernández (del Juzgado de Niñez, Adolescencia y Violencia), me dijo que antes de dármelo tenía que pasar por una pericia psiquiátrica. Soy yo la que tengo que dar explicaciones para todo en vez de él”, dijo en alusión a su expareja, quien, según su relato, ya tiene seis incumplimientos de la orden de restricción conseguida, pero “recién ahora le pintan los dedos”.

Madre de tres hijos (de 2, 12 y 13 años), siente que toda su familia está desprotegida.

“El no siempre ha sido así, al comienzo no lo era. Después se justificaba por haberse criado en un hogar violento. Me di cuenta de que los violentos nunca cambian. Le diría a las mujeres que cuando les paso algo una vez, estén alertas, porque la persona violenta no cambia”, consideró.

 

Massara: “La atacan y no la protegen”

Desde su rol en el municipio, Daniel Massara (presente en la nota) cuestionó duramente a la Policía y a la Justicia. “Los diversos estamentos del Estado funcionan como compartimentos estancos, ni siquiera hay vinculación entre fiscalías. Todo logra devaluar a su mínima expresión la palabra de la mujer; la atacan y no la protegen”, evaluó. Sostuvo que la Justicia “cree que tiene un rol cuasisagrado y no permite que el ciudadano común la interpele”.

Además, apuntó que “como varones, hemos aprendido que tenemos privilegios, privilegio que se enfrente con el derecho de la mujer. La sociedad lo convalida”, criticó.

Print Friendly, PDF & Email