Fue elevada a juicio la causa por el femicidio de Tamara Córdoba

Si Alan Barrios es declarado culpable del asesinato de Tamara Córdoba, será condenado a prisión perpetua

Lo dispuso el fiscal René Bosio, que llevó a cabo la investigación del cruento asesinato

Alan Barrios deberá responder por varios hechos, pero el más grave de todos es el de “homicidio doblemente calificado, por críminis causa y violencia de género”, un gravísimo delito que es castigado con prisión perpetua

El fiscal de Instrucción del Tercer Turno, René Bosio, elevó a juicio la causa que se le sigue a Alan Abraham Barrios (22) por el brutal asesinato de la joven Tamara Alejandra Córdoba (20), quien fue estrangulada durante un intento de violación el 22 de abril de 2017, tras lo cual su cuerpo fue incinerado parcialmente y abandonado en un descampado de Villa Nueva.

Si la resolución judicial queda firme, Barrios, alias “Chocolino”, deberá responder en juicio oral y público como presunto autor de “abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa”, en concurso ideal con “homicidio doblemente calificado, por críminis causa y violencia de género” (femicidio), delito -este último- que tiene como pena única la prisión perpetua.

Ahora, la Defensa del único detenido que tiene la causa, ejercida por el abogado cordobés Cristian Ambrosio, tiene tiempo hasta la semana próxima para oponerse a la medida, en cuyo caso el expediente será remitido al Juzgado de Control para que resuelva el diferendo.

Cabe señalar que el proceso penal contra Barrios incluye otras acusaciones por delitos más leves cometidos antes y después del crimen de Tamara.

En efecto, también está imputado como supuesto autor de “lesiones leves calificadas reiteradas” y “coacción” en perjuicio de su expareja, Erica Micaela Ferreyra, respecto de un hecho de violencia familiar perpetrado el 20 de abril de 2017 en el domicilio de Prolongación Alvear y Combate San Carlos, en barrio Industrial de Villa María.

Finalmente, el tercer hecho que se le atribuye fue cometido el 23 de abril del año pasado en la misma vivienda local, donde amenazó a su hermana, Jazmín Barrios, y a su madre, Berta Viviana Galíndez, luego que ambas le exigieran mayor colaboración respecto de la desaparición de Tamara.

 

Otros dos imputados

En la causa instruida por Bosio también están imputados como presuntos coautores de “encubrimiento calificado” dos amigos de Barrios: Marcos Alberto Rodríguez (39), apodado “Rompe”, y Jonathan Nicolás Cardozo (22), alias “Culín”.

Según el fiscal, ambos individuos ocultaron a la Justicia importantes detalles relacionados con la desaparición de Tamara, sabiendo incluso qué había hecho con el cadáver de la joven, todo ello para favorecer a “Chocolino”.

Con respecto a ambos acusados, quienes se encuentran en libertad (estuvieron detenidos alrededor de dos meses), sus defensoras también podrán oponerse a la elevación a juicio. La asesora letrada María Cristina Rivera de Cerutti asiste a Rodríguez, mientras que Florencia Analía Vottero representa a Cardozo.

 

Más detalles del caso

Nacido en Villa María el 14 de diciembre de 1995, Barrios fue detenido el miércoles 26 de abril de 2017, al día siguiente que fuera encontrado el cadáver de Tamara, parcialmente quemado, en un terreno baldío ubicado a pocos metros del cruce de las rutas provinciales 2 y 4.

Cabe recordar que la noche del viernes 21 de abril, “Chocolino”, Córdoba y una prima de ella habían ido juntos a bailar al boliche “El Reyno” de La Laguna y regresaron pasadas las 6.30 de la mañana del sábado en un colectivo que pertenece al mismo dueño del local bailable.

Antes de llegar a Villa Nueva, Tamara se descompuso y por esa razón el conductor del ómnibus se detuvo a pocos metros del citado cruce para que fuera asistida.

Pasando Sanabria, otra pasajera llamó a los Bomberos Voluntarios de Villa Nueva para que auxiliaran a Córdoba ni bien arribara el colectivo, pero la joven no quiso esperar a los servidores públicos y, junto a quienes la acompañaban, se fue caminando hacia el cuartel, que está ubicado muy cerca de allí.

Minutos más tarde, ya sin la presencia de su prima, Tamara se habría quedado a solas con Barrios, a quien se le atribuye haberla golpeado violentamente en un sitio baldío, al parecer con la intención de abusar sexualmente de ella cuando caminaban por la zona.

De acuerdo con la acusación del fiscal Bosio, como el agresor no pudo lograr su cometido, la estranguló con sus manos y ocultó el cadáver entre los pastizales que había en el lugar.

Barrios regresó en horas de la tarde de ese mismo sábado y le prendió fuego al cuerpo de la joven con la intención de destruir cualquier tipo de rastro que lo incriminara, pero las llamas lo quemaron parcialmente.

Luego de una intensa búsqueda, Tamara fue encontrada el martes 25 en horas de la tarde. Al día siguiente el fiscal Bosio ordenó la detención del sospechoso y el 28 de ese mismo mes dispuso su traslado al penal de Bouwer, donde continúa alojado.

Print Friendly, PDF & Email