“Fue una experiencia maravillosa”

Comentó a EL DIARIO que seguía bailando por la gente

María Consuelo Peppino había iniciado una semana de película.

La ex-“no famosa” del “Bailando 2017” se había sentado en la mesa de Mirtha Legrand el domingo pasado al mediodía junto a Moria Casán, Jaime Durán Barba, Miguel Wiñazki, Sandra Mihanovich y Pablo Shiff.

Luciendo un vestido rojo confeccionado por la diseñadora local Carola Forconi, la ama de casa de 65 años, madre de tres hijos, abuela de ocho nietos, viuda y de novia con Ramón Nievas habló de Villa María, le hizo recordar a la legendaria conductora sobre el Palace Hotel (hoy el Palacio Municipal) cuando la diva viniera en 1985 junto a su esposo Daniel Tinayre para el Festival de Cine y le regaló un lujoso anillo.

Días atrás, ya había sido tapa de la revista Paparazzi y del suplemento VOS de La Voz del Interior, tras haberle ganado en el teléfono a El Polaco y Tyago Griffo. Mientras que por las redes sonaba un nuevo videoclip que ella protagonizaba junto a sus familiares (“Y voló, voló” de la banda local Supercampeones, el cual sucedía a “La cumbia de Consuelo” de Arrasa como Topadora).

Posteriormente, el jueves a la noche -tras dos días de postergación de su actuación, incluyendo un contingente de 50 personas que había viajado desde nuestra ciudad el lunes sin poder verla en vivo- plasmó la coreografía “La gallera” de Juan Luis Guerra junto a su bailarín, el cordobés Agustín Reyero, dentro del ritmo de merengue. Debido al bajo puntaje, como en las últimas galas, pasó a la “sentencia” y al “duelo” concretados el viernes, previo a la definición final por votación del público.

Lamentablemente, la pareja cordobesa perdió por un ínfimo porcentaje de sufragios virtuales contra la dupla compuesta por Jey Mammon y Laura Oliva: 51,66% a 49%. No obstante, la representante local junto a Reyero, que había sido elegida en un casting en el Centro Favio en junio, llegaron a estar entre las 11 mejores parejas del certamen.

 

“Un sueño cumplido”

El lunes 26 de junio había debutado Consuelo como la segunda “no famosa” en “ShowMatch” con un puntaje ideal de 30 puntos tras bailar “Fuera” de Karina representando a la fundación salteña “Por un mañana mejor”, que impulsa la Ley de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. De allí en más, la villamariense impactó por su simpatía al bailar y carisma y respeto al hablar, a pesar de que bajaba u oscilaba su puntaje. 

Ayer, en diálogo con EL DIARIO y desde el renovado descanso de su hogar, comentó: “Estoy refeliz por lo sucedido porque fue una experiencia maravillosa, realmente un sueño cumplido. Siempre me trataron muy bien y con mucho respeto. Al final me hicieron llorar desde Marcelo (Tinelli), Fede Hoppe, el Chato Prada, el Cuba (peluquero del programa); todos me brindaron un cariño inmenso. En realidad yo seguía bailando por la gente”, confió.

Asimismo, anticipó que en la segunda semana de diciembre comenzará con los ensayos de la obra “La isla encantada”, en la cual participará junto a Pedro Alfonso, Sol Pérez, Nazareno Casero, el Bicho Gómez, Rocío Robles y Belén Pouchan, en el renovado Teatro del Lago de Carlos Paz.

Por su parte, Florencia Tisera, la coach villamariense, había estado preparando una “coreo” especial para el cuadro de “homenaje” si Consuelo pasaba de ronda, en la cual iban a participar como invitados Ariel Zambrano, Luisina Tisera (su hermana) y la propia Florencia con un mix de Celia Cruz.

 

Print Friendly, PDF & Email