Gill planteó al ministro Buryaile la preocupación por los tambos

El encuentro de ayer en la sede de la cartera nacional, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Como intendente de la cabecera de una de las principales cuencas lecheras del país, señaló las inequidades existentes en la cadena láctea y el drama de aquellos que no pueden sacar su producción de los campos, dado el estado de las redes secundarias y terciarias de caminos. El ministro difundió un plan de ayudas

El encuentro de ayer en la sede de la cartera nacional, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
El encuentro de ayer en la sede de la cartera nacional, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Horas después que integrantes de la Mesa Nacional de Productores Lecheros por la Sociedad Rural de Villa María y la delegación local de la Federación Agraria deliberaran en la ciudad sobre el duro trance que atraviesan los tamberos, el intendente Martín Gill, fue recibido ayer por el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, “a quien planteó su preocupación, la de sus pares de la región y la de algunos actores comunitarios, en relación a esa grave situación que atraviesa la lechería, principalmente a nivel de productores y ciertos sectores de la cadena de industrialización”, según se informó desde Prensa de la comuna.

“Le trasladé al ministro que, a la situación compleja en la que se encuentran, se suma el particular daño que existe en los caminos rurales a partir de la inundación de los campos, afectando más aún a un sector ya con dificultades”, explicó a través del comunicado a los medios.

Gill comentó por ese medio que en relación a la primera temática abordada, el titular de la cartera nacional manifestó el pleno conocimiento de la problemática y le informó que desde la Secretaría de Lechería venían trabajando en la implementación de medidas que pudieran no sólo dar una solución a lo coyuntural, sino a lo estructural, y que en poco tiempo iban a anunciar medidas al respecto. También dijo que le adelantó que el titular de Lechería estaría visitando la región en estos días.

El intendente puntualizó que sobre los caminos rurales, Buryaile le explicitó que se encontraban trabajando de manera mancomunada con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos de la Provincia de Córdoba, en busca de soluciones de infraestructura.

Durante el encuentro, el máximo mandatario local también le manifestó la preocupación por las medidas en torno a la producción de bioetanol, a partir de la particular inquietud que genera la situación en que se encontraría la producción derivada del maíz frente a la proveniente de la caña de azúcar, y que pondría en condiciones desfavorables de comercialización y rentabilidad tanto a la producción que deriva de ACA Bio (Villa María) y ACA 4 (Río Cuarto), como a la de la planta de Alejandro Roca.

Al respecto, el ministro indicó que mañana estaría recibiendo a autoridades de la región de Río Cuarto por el particular, para informarles que trabajaban con la Secretaría de Energía en permitir instancias que aportarán respuestas progresivas a la problemática.

 

Palabras del ministro

Poco después de su encuentro con Gill, el ministro de Agroindustria anunció la firma de convenios con el Banco Nación y siete entidades financieras provinciales con el propósito de bonificar diversas líneas de préstamos.

Tras esa firma dijo que el Gobierno nacional pretende “asistir al productor donde más lo requiera”.

«Entendemos las necesidades del sector, por eso desde el Gobierno nacional buscamos reforzar el trabajo con las provincias para que el Estado esté presente dónde el productor y la cadena de valor más lo requieran», señaló Buryaile a través de un comunicado difundido por la Agencia Télam.

La Dirección de Financiamiento -que depende de la Secretaría de Agregado de Valor-, trabajó en la gestión de líneas de asistencia que alcanzan un monto de 1.700 millones de pesos, según se indicó.

En cuanto a las líneas de crédito se prevé otorgar 350 millones de pesos a la cadena de valor frutícola de Mendoza; unos 600 millones a la producción de peras y manzanas de Río Negro y del Neuquén, y 150 millones de pesos al sector vitivinícola de Mendoza y San Juan.

En tanto que el sector lechero de la Provincia de Buenos Aires recibiría unos 200 millones de pesos; el de Córdoba 150 millones de pesos; y unos 400 millones de pesos para la cadena láctea.

Asimismo, se indicó que se extendieron los plazos de vigencia de convenios de bonificación de tasa de interés no utilizado en períodos anteriores, con lo que se habilitaron fondos por otros $1.410 millones.

De acuerdo a lo que consigna el Ministerio, se trata de una asistencia financiera que totaliza “3.110 millones de pesos, los cuales serán destinados a diversas actividades de los sectores productivos agropecuarios del país”.

Por otra parte -se agregó-, se encuentran seis nuevas propuestas en tramitación avanzada, con las instancias administrativas aprobadas o en espera de la firma de las partes involucradas, las cuales son con bonificación de tasa de interés por un monto total de 900 millones de pesos.

Además, se encuentran “en estudio o en sus primeras fases de tramitación, un conjunto de iniciativas como capital de trabajo para financiar cosechas de productos con agregado de valor de las economías regionales, prefinanciación de exportaciones en pesos de bienes agroindustriales y refinanciación de pasivos para la actividad lechera”.

Print Friendly, PDF & Email