Guardavidas cuestionan al municipio

Desconocen la figura de “guardacostas” creada por el Ejecutivo local y afirman que va en contra de una ley provincial. Denuncian el acto “discrecional” de contratación de personal

Es histórico el reclamo de la federación para que los guardavidas tengan mejores condiciones de trabajo en las playas de la ciudad

La Federación Argentina de Guardavidas (FAG) emitió un duro comunicado en el que cuestiona a la Municipalidad de Villa María por distintos motivos, siendo uno de ellos la contratación “discrecional” de personal y denunciando “desconocer los convenios colectivos de trabajo”.

 El parte lo firma el secretario general de la FAG, Sergio Ossola, y en primer lugar desmiente al coordinador de los guardacostas, Daniel Dondero, “sobre su mención de que alguien de su entorno haya pertenecido a nuestra entidad federativa, ya que no se encuentra registro de su mención en nuestra documentación”, reza el texto y cita una nota publicada por este medio el 18 de abril pasado.

En el siguiente punto afirman que “desconocemos cualquier figura municipal denominada ‘guardacostas’, ya que la Ley Provincial de Guardavidas de Córdoba (Nº 8.939/01) manifiesta y reconoce a la actividad como guardavidas. Así mismo lo expresa la Ley Nacional Nº 27.155 para todo el territorio de la Republica Argentina”.

Luego responsabilizan “legal y penalmente a cualquier entidad pública y privada que capacite y a posteriori contrate como personal guardavidas a cualquier persona que no sea guardavidas titulada y certificado como tal desde una escuela de formación de guardavidas, debidamente acreditado o por entidad de guardavidas que la nuclee y habilite para tal función”.

Por último, denuncian “el acto discrecional de contratación de personal guardavidas por parte de la Municipalidad de Villa María y el incumplimiento de aportes patronales al personal guardavidas desde hace mas de 10 años, desconocer los convenios colectivos de trabajo afines a la actividad y toda norma de contratación según la Ley de Contrato de Trabajo”.

El propio Sergio Ossola comentó a EL DIARIO que desde la FAG incluso ofrecieron al municipio certificar a trabajadores que se desempeñan desde hace mucho tiempo como guardacostas -y que demuestran idoneidad- con el fin de regularizar la actividad y poder trabajar bajo la figura comprendida en las leyes provinciales y nacionales, pero no hubo voluntad de diálogo por parte del Estado.

Print Friendly, PDF & Email