Hay una importante faltante de repuestos y suben los precios

A cuidar el auto. Las casas de repuestos tienen importantes demoras para conseguir determinados accesorios
A cuidar el auto. Las casas de repuestos tienen importantes demoras para conseguir determinados accesorios
A cuidar el auto. Las casas de repuestos tienen importantes demoras para conseguir determinados accesorios

Las piezas importadas no entran o presentan demoras de varios meses, lo que produjo un aumento en los costos. Repuesteros contaron que, en algunos casos, existen alternativas nacionales

El mantenimiento de un auto puede volverse todo un dolor de cabeza. Es que la faltante de repuestos, sobre todo importados, y la suba de precios que han tenido muchas piezas han influido directamente en el rubro. Hallar una pieza para reparar el vehículo puede tener extensas demoras o se puede convertir directamente en una quimera. Aunque, en el mejor de los casos, la pieza está, pero a un costo elevado. No es complicado entender la razón de este problema. Daniel, de Toyopart, explicó que “desde que Moreno (Guillermo, exsecretario de Comercio Interior de la Nación) cerró las importaciones, el que antes importaba 10 contenedores ahora puede importar uno, eso produce que la falta de disponibilidad de repuestos suba el precio y que los importadores se agarren de eso porque el que tiene la pieza lo quiere hace valer”. De hecho, el repuestero aseguró que “hay repuestos que hace seis años que no entran”. “Siempre falta algo, en el tema de lo importado, se ha ido el precio por las nubes, pero ya es una situación normal”, comentaron desde Ferrero Repuestos, quienes detallaron que “cosas como ópticas o faros han aumentado bastante el precio, de hecho, actualicé la lista de precios hace 15 días y venían con un 20% más”. “El aumento es constante, cualquier variación en el dólar se refleja en los precios”, agregó Daniel. En el caso, por ejemplo, de Alvear Repuestos, Juan Pablo detalló que “a nosotros nos están faltando filtros, que por ahí son importados, otros nacionales, dependiendo para qué vehículo”. Esta situación, en su caso, recordó que se da desde hace dos meses. Gustavo, de Villa María Repuestos, contó que en su caso “lo que está demorando en entrar son cosas como cigüeñales, árboles de leva, bielas de motores, los block y están faltando materiales chicos como bujías incandescentes para vehículos diésel”. Además, cuando el repuesto se solicita, el tiempo de espera es una incógnita. “Cuando pedís la pieza te dicen que esperes entre dos o tres meses”, resaltó Juan Pablo. En esa línea explicó Gustavo que “hay cosas importadas que son imposibles de reemplazar y no sabés si vas a esperar uno o seis meses hasta que llegue el repuesto”, esto provoca indefectiblemente que “ante algunas faltantes, quedan los vehículos parados durante meses, cuando se trata de piezas fundamentales”. En muchos casos, existen las alternativas nacionales, pero no siempre para los clientes son una opción confiable. “Trabajamos dos o tres marcas, entonces uno trae alternativa, pero la gente en general quiere algo original o de marca, entonces no siempre opta por lo alternativo por el tema de la calidad”, detalló Juan Pablo. “Lo que es alternativo nacional, en el rubro mío que es Toyota, de origen japonés, hay muy pocas cosas que se puedan reemplazar con algo fabricado acá y además el tema es la calidad, la calidad de lo nacional comparativamente en precio es cara con respecto a algo alternativo importado y de inferior calidad”, mencionó Daniel. La situación fue predecible para algunos, por lo que se prepararon para intentar afrontar la faltante. En el caso de Gustavo, apuntó que “tenemos un stock bastante amplio, previendo la situación, pero de todas formas siempre hay algo que falta”. El repuestero consideró que “las empresas nacionales han puesto empeño en tratar de reemplazar las cosas que no entran, pero sigue siendo limitado, hay mercadería que no se consigue o es muy difícil”. Pos su parte, Daniel hizo hincapié en que no son muchos los que tienen en cuenta esta situación al momento de adquirir un vehículo. “Por ahí cuando la gente compra un auto piensa en el valor o en la financiación, pero no tienen en cuenta lo que le sale el mantenimiento”, opinó, y agregó que “hay marcas importadas que tienen un mantenimiento más barato que las marcas que se fabrican en el país”.

Print Friendly, PDF & Email