Hoy: El gato persa

Gato Persa
Gato Persa
Gato Persa

De cara ancha y plana, abundante pelaje de diferentes colores, los persas son gatos elegantes, finos, delicados.

Provenientes de Irán, los persas llegaron a Europa en 1620, aunque la rama persa actual se desarrolló a finales de 1800 en Inglaterra y proviene del gato de Angora turco.

Estos gatos no se destacan por ser esbeltos, sino más bien macizos, redondeados y robustos.

Los hay de un solo color igualado (sólidos), intenso y sin tonos más claros, como el negro, el blanco, el azul, el chocolate, el lila, el rojo y el crema. También pueden ser de colores variados. También existen los persas himalayos, distinguidos por su color azul con tintes oscuros.

Los gatos persas son de carácter tranquilo, se les dice tigres del sofá porque les gusta dormir y descansar. Esta raza de gatos exige mucho cuidado y dedicación por parte de los dueños.

Viven entre 15 y 20 años y conviven con la familia sin problemas, pero no tienen la independencia de otros gatos, al contrario. 

Tienen buena salud en general aunque suelen tener problemas renales que son perfectamente tratables.

Su crianza es difícil, el período de gestación es de aproximadamente 64 días y la camada es de pocas crías, por lo general dos o tres. Los gatitos suelen separarse alrededor de los tres meses de la madre.

Es presumido por naturaleza, se trata de la raza de gatos con el carácter más tranquilo, sosegado y cariñoso, de naturaleza afable, congenia tanto con los humanos como con otros animales.

Tiene un temperamento excepcionalmente apacible y doméstico que nunca ha conocido los instintos salvajes típicos de sus parientes felinos. Es tranquilo y se pasa la mayor parte del día durmiendo. Le gusta hacer ostentación de su belleza.

Muchos famosos y celebridades han sido o son dueños de gatos persas. Entre ellos, podemos destacar a Giorgio Armani o a Kim Kardashian. Esta última tiene lo que se conoce como un gato persa “teacup” o gato persa miniatura. 

Print Friendly, PDF & Email