Inspección ocular por el “caso Yanila” en Ticino

El fiscal Bosio dialoga con dos funcionarios policiales de Ticino, frente a la vivienda que ocupa Yanila, donde dijo haber sido agredida. Detrás, en la puerta de acceso al inmueble, el padre de la joven, Daniel Ríos
El fiscal Bosio dialoga con dos funcionarios policiales de Ticino, frente a la vivienda que ocupa Yanila, donde dijo haber sido agredida. Detrás, en  la puerta de acceso al inmueble, el padre de la joven, Daniel Ríos
El fiscal Bosio dialoga con dos funcionarios policiales de Ticino, frente a la vivienda que ocupa Yanila, donde dijo haber sido agredida. Detrás, en la puerta de acceso al inmueble, el padre de la joven, Daniel Ríos

El fiscal de Instrucción del Tercer Turno, René Emilio Bosio, realizó ayer a la mañana una minuciosa inspección ocular en los lugares donde Yanila Macarena Ríos (26) dijo haber sido agredida por su expareja, el futbolista Diego Oscar Fantino (35), durante la madrugada del domingo 4 de septiembre en Ticino.

Con esos elementos, sumados a las pruebas ya colectadas en el expediente y a una serie de testimoniales que receptará entre hoy y el jueves, el funcionario estará resolviendo la situación procesal del acusado el próximo viernes.

Acompañado por el secretario Juan José Aguilar y una empleada de la dependencia a su cargo, Bosio se dirigió a la vecina localidad para realizar una serie de averiguaciones tendientes a determinar cómo se produjeron los hechos denunciados por la joven, los que luego fueron desmentidos por el arquero de Atlético Ticino.

El instructor de la causa concurrió inicialmente al departamento que Ríos ocupa en Yrigoyen 475 y luego se hizo presente en un galpón (tipo tinglado) ubicado en calle Entre Ríos al 400, propiedad del padre de Fantino.

Según la víctima, en ambos inmuebles fue golpeada ferozmente por su exnovio, a tal punto de quedar inconsciente, pero cuando éste fue indagado, no sólo negó los hechos sino que se defendió diciendo que, cuando estaban en el galpón (al que supuestamente habían concurrido para mantener relaciones íntimas), ella se tropezó y cayó en el interior de una fosa, ocasionándose serias lesiones en el rostro.

Un efectivo policial realiza mediciones en la fosa, mientras observan el fiscal Bosio (al centro), el secretario Aguilar, el abogado Zuccarello (ambos al fondo) y el padre del acusado (a la izquierda)
Un efectivo policial realiza mediciones en la fosa, mientras observan el fiscal Bosio (al centro), el secretario Aguilar, el abogado Zuccarello (ambos al fondo) y el padre del acusado (a la izquierda)

El fiscal dio precisas instrucciones a una fotógrafa y al personal policial de Ticino que lo asistieron durante la requisa judicial. En el departamento se tomaron algunas mediciones y se inspeccionaron la puerta de acceso, una ventana y el dormitorio donde despertó Yanila luego de perder el conocimiento.

Del mismo modo, en el galpón de calle Entre Ríos se tomaron fotografías y se midió la profundidad y las dimensiones de la fosa donde Fantino dijo que cayó la joven, presuntamente porque estaba alcoholizada.

También participó de la inspección el abogado riotercerense Carmelo Zuccarello, a cargo de la Defensa de Fantino, quien en la víspera presentó un listado con los nombres de otros cinco testigos para que el fiscal los cite a declarar, además de los tres que comparecerán hoy en la Fiscalía del Tercer Turno.

Cabe recordar que el futbolista ticinense está imputado como presunto autor de “lesiones graves calificadas”, “privación ilegítima de la libertad” (calificada por violencia de género), “daño” y “abandono de persona”, y se encuentra alojado en la cárcel local a la espera de lo que resuelva el fiscal Bosio, quien puede ordenar su libertad o dictar la prisión preventiva.

Print Friendly, PDF & Email