Eva Perón, otra cooperativa surgida de la necesidad y las ganas populares

Manos a la obra. El grupo que conforma la cooperativa, en un alto de su tarea diaria, posando para EL DIARIO. Rodrigo Salgueiro, uno de ellos, valoró el sistema de economía social

A dos años y medio de constituirse, se afianzan y desde hace dos meses trabajan en la recuperación de un añejo inmueble de barrio Las Playas. “Lo lindo es que esto es nuestro”, dijo uno de sus miembros en referencia a la cooperativa creada

Manos a la obra. El grupo que conforma la cooperativa, en un alto de su tarea diaria, posando para EL DIARIO. Rodrigo Salgueiro, uno de ellos, valoró el sistema de economía social
Manos a la obra. El grupo que conforma la cooperativa, en un alto de su tarea diaria, posando para EL DIARIO. Rodrigo Salgueiro, uno de ellos, valoró el sistema de economía social

Desde hace dos meses, los muchachos que hace más de dos años le dieron vida a la Cooperativa Eva Perón Limitada están refaccionando un viejo galpón ferroviario de barrio Las Playas.

Rodrigo Salgueiro, Emanuel Tulis, Fernando Maldonado, Diego Fernández, Lucas Arce y Juan Ferreyra integran la organización de economía social que en octubre de 2013 nació a instancias del Instituto Municipal de Vivienda.

“Nos propusieron hacer una empresa barrial y gracias a Dios y al municipio fue evolucionando mucho. Todos los miércoles teníamos reunión, nos fueron capacitando y así mejoramos y perfeccionamos nuestras técnicas”, señaló Rodrigo Salgueiro, uno de los integrantes de la misma, en diálogo con EL DIARIO.

“Más allá de los cargos que cada uno tenga, a la hora de laburar somos todos iguales. Lo lindo es que esto es nuestro y es la oportunidad que nos dieron”, señaló Rodrigo
“Más allá de los cargos que cada uno tenga, a la hora de laburar somos todos iguales. Lo lindo es que esto es nuestro y es la oportunidad que nos dieron”, señaló Rodrigo

Los jóvenes tienen entre 20 y 32 años, algunos están casados, otros no, y hay quienes tienen hijos. Hasta que surgió la cooperativa, no contaban con un empleo estable.

“Teníamos trabajo pero no era firme, hoy somos dueños de lo nuestro y nuestros propios patrones”, remarcó Rodrigo.

Contó que reciben ofertas laborales pero la base de la tarea está en lo que les pide el municipio. “Si quisiéramos podríamos tener trabajo afuera pero como nos ayuda mucho el municipio no necesitamos salir”, explicó.

Precisó que desde hace dos meses se encuentran refaccionando el galpón, que el Gobierno pretende dejar recuperado para albergar a distintas cooperativas que nacieron de la necesidad y las ganas popular, como la de las mujeres que la semana pasada pusieron en marcha una nueva línea de ladrillos.

Estimó que la refacción total del añejo inmueble llevará al menos tres años. “Es mucho lo que hay que hacer”, admitió.

Ante la pregunta, no descartó que más hombres puedan incorporarse a esta organización, aunque aclaró que en la actualidad alcanzan las manos.

Valoró el sistema cooperativo. “Más allá de los cargos que cada uno tenga, a la hora de laburar somos todos iguales. Lo lindo es que esto es nuestro y es la oportunidad que nos dieron”, resaltó.

Dijo que es mérito propio cuando se producen avances y logros y también es responsabilidad de ellos cuando hay problemas o cosas que salen mal. “Siempre conseguimos salir adelante”, afirmó.

 

Print Friendly, PDF & Email