Juzgan a un exfutbolista local por graves hechos de “abuso sexual”

Se trata de Sebastián “Magú” González, a quien se le atribuye haber violado reiteradamente a una joven de su entorno familiar cuando la presunta víctima tenía de 13 a 17 años. Hubo gritos, insultos y llanto durante un encendido careo entre ambos

"Magú" González es retirado de la sala de audiencias de la Cámara del Crimen local por personal del Servicio Penitenciario
«Magú» González es retirado de la sala de audiencias de la Cámara del Crimen local por personal del Servicio Penitenciario

Un exfutbolista villamariense empezó a ser juzgado ayer en la Cámara del Crimen local, acusado de haber abusado sexualmente -y por espacio de unos cuatro años- a una joven de su entorno familiar que era menor de edad al momento de los hechos denunciados.

Sebastián Carlos González (34) comparece imputado como presunto autor de los delitos de “abuso sexual con acceso carnal reiterado”, “abuso sexual gravemente ultrajante reiterado”, “corrupción de menores” y “abuso sexual con acceso carnal calificado”.

González, conocido en el ambiente del fútbol como “Magú”, se encuentra detenido desde el 7 de noviembre de 2014 y si al cabo de este proceso penal es declarado culpable tal como viene acusado, recibirá una condena de entre ocho y 20 años de prisión.

 

Tensión en la sala

Cuando promediaba la audiencia y en medio de un careo solicitado por el fiscal Francisco Márquez, se vivieron momentos de tensión en el quinto piso de Tribunales. Y si bien el debate se realiza a puertas cerradas por tratarse de hechos de instancia privada, los gritos, los insultos y el desconsolado llanto de la supuesta víctima se escucharon nítidamente en los pasillos y las oficinas ubicadas en ese sector del Palacio de Justicia.

“Me violaste, me arruinaste la vida, hijo de puta”, espetó a viva voz la joven que actualmente tiene 19 años, al tiempo que profería insultos de grueso calibre hacia el acusado, con quien mantenía el tenso careo adentro del recinto.

“¡Decí la verdad, decí la verdad, cagón… te vas a pudrir en la cárcel!”, le exigió a los gritos y entre sollozos, circunstancia que alertó a quienes en ese momento se encontraban en las inmediaciones de la sala de audiencias.

Los hechos que se le atribuyen a González se habrían producido desde mediados de 2010 y hasta entrado el segundo semestre de 2014, cuando la víctima tenía entre 13 y 17 años.

Según pudo saberse, la joven recién se animó a denunciar los reiterados abusos luego de alcanzar la mayoría de edad y a pocas semanas de que tomara intervención la Justicia, el fiscal que instruyó la causa ordenó la detención del sospechoso, medida procesal que se concretó el 7 de noviembre de 2014.

 

Jueza y partes

El juicio es presidido por la camarista Silvia Saslavsky de Camandone y, además del fiscal Márquez, intervienen en el proceso oral los abogados Marcelo Castro y David Bazán Carricaburu (codefensores de González) y el secretario Guillermo Picco.

A poco de comenzada la audiencia y tras la lectura de la pieza acusatoria, “Magú” González declaró negando los hechos que se le atribuyen.

Posteriormente compareció la joven y como sus dichos fueron diametralmente opuestos a las expresiones del imputado, el titular del Ministerio Público solicitó un careo entre ambos.

Fue allí cuando se produjo el tenso momento que ambos protagonizaron, parte del cual se escuchó en todo el quinto piso de Tribunales.

El segundo testigo de la jornada fue la madre de la joven, quien se descompuso en dos ocasiones, por lo que la audiencia se suspendió por algunos minutos hasta que se repuso.

Finalmente declaró la abuela materna de la víctima y pasadas las 16 la jueza Saslavsky dispuso un cuarto intermedio hasta hoy a las 9 para continuar con la recepción de pruebas testimoniales.

Al respecto, para hoy está previsto que declaren otros tres o cuatro más y se estima que el debate podría concluir jueves o viernes, si es que los hechos no se precipitan y se adelanta la definición.

 

Otros detalles

Sebastián González nació en Villa María el 14 de mayo de 1982 (cumplió 34 años el sábado pasado), no tiene antecedentes penales y registra último domicilio en Antofalla y El Chocón, en barrio Los Olmos de esta ciudad.

Se hizo conocido en el ambiente deportivo luego de jugar en el baby fútbol local para el Club San Martín (a mediados de los 90) y años después llegó a la Primera división de la Liga Villamariense, siempre desempeñándose como volante ofensivo y goleador en el Deportivo Argentino (del 2000 en adelante).

Al declarar en la víspera sobre condiciones personales, “Magú” González dijo que hasta poco antes de ser detenido estuvo trabajando como entrenador de dos equipos del baby fútbol (entre ellos mencionó al San Martín) y también lo hizo en el mundo de la construcción, como albañil y como capataz, junto a un socio.

 

Que dice la ley…

El artículo 119 del Código Penal establece que “será reprimido (…) el que abusare sexualmente de persona de uno u otro sexo cuando (…) mediare violencia, amenaza, abuso coactivo o intimidatorio de una relación de dependencia, de autoridad, o de poder, o aprovechándose de que la víctima por cualquier causa no haya podido consentir libremente la acción”. Y el cuarto párrafo precisa: “La pena será de ocho a 20 años de prisión si… b) el hecho fuere cometido por ascendiente, descendiente, afín en línea recta, hermano, tutor, curador, ministro de algún culto reconocido o no, encargado de la educación o de la guarda; f) el hecho fuere cometido contra un menor de 18 años, aprovechando la situación de convivencia preexistente con el mismo”.

 

Frases de un tenso careo

“Me violaste, me arruinaste la vida, hijo de puta”, gritó entre sollozos la joven que denunció los abusos y sus palabras retumbaron en todo el quinto piso de Tribunales. En otro pasaje del tenso careo que ambos mantuvieron, le exigió a González: “Decí la verdad, decí la verdad, cagón… te vas a pudrir en la cárcel”.

 

Print Friendly, PDF & Email