La Audiencia Pública se centró en la suba prevista para tributos

El Concejo Deliberante, en los primeros minutos de la Audiencia Pública. Luego llegó más gente, pero hablaron pocos. Esencialmente, todo se centró en las tasas

No hubo mucha gente y se produjeron críticas a la provisión de servicios. Del Gobierno, sólo concurrió al recinto la secretaria de Economía

El Concejo Deliberante, en los primeros minutos de la Audiencia Pública. Luego llegó más gente, pero hablaron pocos. Esencialmente, todo se centró en las tasas
El Concejo Deliberante, en los primeros minutos de la Audiencia Pública. Luego llegó más gente, pero hablaron pocos. Esencialmente, todo se centró en las tasas

Pocos vecinos participaron de la Audiencia Pública en el Concejo Deliberante en el marco del tratamiento de los proyectos de Presupuesto y Tarifaria 2016, y no se fueron conformes.

Gran parte de la sesión que llevó adelante el nuevo cuerpo de concejales giró en torno al incremento de los tributos previsto para el año próximo, que estará entre el 30% y el 35%.

Cuadro ya repetido, se reiteraron las críticas por la deficiente provisión de servicios y se remarcó que la suba pautada supera los índices de inflación que marca el INDEC.

Ester Montoya, quien vive en Belgrano y Sarmiento, dijo que sólo recibe de parte de la comuna la recolección de residuos y algo de iluminación, “porque, por ejemplo, el Parque Yrigoyen tiene escasa iluminación”.

Más tarde, Facundo Altamirano, militante del Partido Obrero, consideró que el Presupuesto trae “un severo ajuste”, con reducción de partidas nacionales, entre otros aspectos.

Al hacer alusión a lo dispuesto para la política habitacional, recalcó que en ocho años el Gobierno de Guillermo Cavagnero entregó sólo 50 viviendas. Y sostuvo que el Ejecutivo “desconoce las necesidades de la población”.

Por otro lado, un vecino quiso saber por qué se pacta un aumento del 35% en los tributos cuando el INDEC marca una inflación del 19%.

Otro ciudadano, en tanto, solicitó que se limpie “la calle de la champignonera”, describiendo la penosa situación de esa zona. Subrayó que “ni luz hay, somos todos indios”. Dijo que su interés era pagar las tasas, a pesar de ser jubilado, porque quiere colaborar con su ciudad, pero a cambio demandó los correspondientes servicios.

Más tarde, nuevamente Ester Montoya volvió sobre los números y preguntó por qué sigue baja la recaudación (ver página 11) cuando se contrataron los servicios del Profam, por los que se abonaron casi 10 millones de pesos.

 

Qué dijeron los funcionarios

A todo esto, el nuevo Gobierno incursionó en la modalidad de la era Cavagnero, de sólo enviar al equipo técnico de finanzas, por lo que los ciudadanos no pudieron recibir respuestas concretas en algunos asuntos.

La presidenta del Deliberante, Adriana Allasia de Cavagnero, pidió “tener memoria” cuando se hizo alusión al estado de una calle (“antes a una cuadra de la plaza había calle de tierra”) y defendió el Profam “porque gracias a esto los empleados municipales hoy cobran en tiempo y forma”.

Fue curioso cuando Jorge Heredia, concejal del oficialismo, le dijo a un vecino que no debía guiarse por las estadísticas oficiales (“¿vos crees en el INDEC?”), siendo que es parte de ese Gobierno, circunstancia que le marcó el radical Ignacio Tagni.

Por otro lado, la titular de Economía, Vanesa Ciarroca, le comentó a una vecina que con lo que se paga de tasas no sólo se financian los servicios sino también el hospital local y los centro socio educativos. Y apuntó que hay diversas alternativas de pago.

 

Vergonzoso

Fue que las copias del proyecto de Presupuesto llegara a varias manos con faltante de hojas. Así lo expuso un vecino y también el bloque   Juntos por Villa Nueva. Igual circunstancia vivieron los periodistas de los medios gráficos.

 

Print Friendly, PDF & Email