La ciencia de América Latina es ignorada por los países centrales, afirman investigadores

Neiman, Vasilachis y Malimacci, durante la clase abierta
Neiman, Vasilachis y Malimacci, durante la clase abierta
Neiman, Vasilachis y Malimacci, durante la clase abierta

El Doctorado en Ciencias Sociales dio inicio el miércoles en la Universidad Nacional de Villa María, con un acto y con conferencias de tres investigadores.

La decana del Instituto de Ciencias Sociales, Elizabeth Theiler, destacó al doctorado en la materia como “un logro de la comunidad que no tiene nada que envidiar a cualquier doctorado a nivel internacional”.

La nueva oferta educativa está orientada a la producción de “nuevos conocimientos científicos”, destacó, de “las cuestionadas o menos comprendidas Ciencias Sociales”.

Consideró la funcionaria que el doctorado podrá aportar conocimientos novedosos en empleo, producción, transformaciones sociales y culturales, y desarrollo.

En diálogo con EL DIARIO, Fortunato Malimacci, uno de los especialistas convocados para la jornada inaugural dijo, con relación al papel de los cientistas sociales en América Latina, que “hubo algunos muy comprometidos. En nuestro caso, como miembros de Centro de Estudios e Investigaciones Laborales del Conicet, tratamos de comprometernos en los procesos de lucha por la igualdad, por mayor justicia y de un conocimiento crítico para comprender a América Latina”.

Irene Vasilachis, de la misma entidad científica, enfatizó por su parte que en nuestro subcontinente “tenemos una gran tensión entre legitimación y producción: es decir la tradición académica está muy pegada a lo que se produce fuera de América Latina. Pero las revistas más importantes del mundo no aceptan las citas en español, es decir que nos cuesta mucho ingresar al circuito de reproducción de nuestro conocimiento”.

“Tenemos el riesgo -continuó- de que en el mundo académico internacional ese conocimiento no sea legítimo, y lo que se precisa para romper ese cerco es hacer más investigación, que se nos respete por el propio peso de nuestros trabajos”.

“Temas como la pobreza, las condiciones de trabajo, los derechos humanos, no son relevantes para las revistas científicas de los países centrales”, remarcó.

Coincidiendo con su colega, Malimacci consideró que “la dificultad de legitimación no es exclusiva de las Ciencias Sociales, sino que comprende a todas las demás ciencias” y agregó que “si se debilita el Mercosur, si se debilita América Latina, se debilita también la producción de conocimientos”.

“Hay gente que no quiere eso, habla de abrirse al mundo, que es reproducir esos discursos legitimadores que vienen de Estados Unidos y de Europa”, añadió.

Al mencionársele el rol que ha jugado el politólogo Jaime Durán Barba en el proceso electoral reciente, Malimacci afirmó que “si el marketing político es la única manera que tienen los partidos de presentarse en la sociedad, termina siendo lo mismo un partido socialista, comunista, liberal, de centro, de derecha o de izquierda. Eso produce un enorme desencantamiento de las poblaciones, dificultad de comprender lo que suceda, y eso que los grandes grupos económicos tengan la última palabra, porque son los que financian”.

“Yo pregunto quién lo financia a Durán Barba, qué grupos mediáticos, que grupos económicos”, dijo el visitante.

En tal sentido, Vasilachis dijo que “hay una sensación como que nada es posible, que todo lo que se pueda hacer lo tiene en las manos una sola persona, cualquiera sea, es lo más paralizante”.

En otro orden, y refiriéndose al nuevo doctorado recomendó que los estudiantes abracen la investigación con seriedad, tener evidencias, metodología seria, etcétera.

A propósito, puso de resalto que el centro al cual pertenece, creó el concepto de “investigación cualitativa” y el libro que elaboraron respecto al tema es el más venido en idioma español sobre tal concepto, que desde hace dos décadas está en todas las carreras de grado y posgrado de América Latina.

 

La primera de Villa María

Con 35 doctorandos, se inició así la primera propuesta de grado máximo implementada en 21 años de trayectoria institucional. Se caracteriza por su abordaje pluridisciplinario y su enfoque latinoamericanista.

Se trata de un recorrido de tres años de duración que se propone estudiar científicamente aquellos procesos y prácticas, así como la producción social de sentidos sociales, con el fin de potenciar la intervención social desde un espacio de excelencia académica.

«Es un momento significativo para la Universidad Nacional de Villa María porque la implementación de la máxima titulación que puede otorgar una casa de estudios genera un círculo virtuoso que, por un lado, le ofrece al profesional y al docente la posibilidad de seguir formándose en la ciudad y, por el otro, enriquece a la Universidad porque ello repercute positivamente en su función académica, investigativa y extensionista», afirmó el rector Luis Negretti.

La jornada inaugural cerró con una clase abierta titulada «Las Ciencias Sociales hoy en América Latina» donde expusieron Guillermo Neiman, Vasilachis y Malimacci, referentes de la disciplina e integrantes del mencionado Centro de Estudios e Investigaciones Laborales.

Print Friendly, PDF & Email