La Clínica de la Familia Cooperativa firmó convenio con el Hospital Italiano

Bertone, al centro, titular de la cooperativa que rubricó el convenio

El acuerdo avanza en brindar más y mejores prestaciones de salud, resumieron las autoridades cooperativistas

Bertone, al centro, titular de la cooperativa que rubricó el convenio

La Clínica de la Familia Cooperativa (dependiente de la Cooperativa de Luz y Fuerza, Obras y Servicios Asistenciales) y el Hospital Italiano (con sede en la ciudad de Córdoba) determinaron un importante acuerdo, denominado “Convenio Plan de Salud”, que en un contexto de reciprocidad en diversas prestaciones permitirá una cobertura futura de significación en materia de salud para todos. Fundamentalmente para los asociados locales y regionales que necesiten tratamientos de menor a mayor complejidad en cuanto al abordaje de diferentes patologías, requerimientos por emergencias relativas a accidentes u otras dificultades similares; en cualquiera de las más de 10 clínicas que conforman la red del Hospital Italiano.

La diferencia con otras obras sociales (expusieron los profesionales y directivos presentes) es que ésta funcionaría como prepaga, pero administrada por las propias clínicas que conforman la red, quienes se convierten en garantes de su salud y responsables de su atención. Uno de los aspectos más importantes de estos planes de salud es que los futuros adherentes al sistema no abonarán coseguro ni plus o adicionales, accediendo a los tratamientos respectivos en la Clínica de la Familia en casos de baja y mediana complejidad y en situaciones más complicadas acudiendo al centro hospitalario de la capital provincial o a otras clínicas más cercanas como la Fusavim (Villa María). No se ha establecido el monto que los asociados deberán abonar, pero asegurando el tratamiento profesional sin ningún pago especial. El plan de salud está siendo ofrecido para cada uno de los potenciales adherentes por la encargada Carolina Cena y de acuerdo a los ingresos que posea cada interesado se fijará la cantidad que deberá abonar para acceder a los servicios médicos aludidos, dependiendo si los mismos adhieren a un sistema prepago, son empleados en relación de dependencia, monotributistas o adultos mayores.

El sistema implementado permitirá (de acuerdo a manifestaciones de los promotores) ayudar a la cooperativa en el abordaje financiero de la clínica mollense, que con el reciente acuerdo fijado con Apross (hace un mes y medio que funciona) conforma una estrategia asistencial ciertamente favorable y de relevante proyección futura. Ante la perspectiva que se plantea, es obvio considerar que mientras más asociados logren captar en el sistema, va a tornarse más efectivo el funcionamiento del centro de salud cooperativo local.

Con respecto a la demora temporal que genera la tramitación (ya iniciada) para una futura incorporación del PAMI a esta red prestacional, deberá analizarse el adicional que deberán aportar los afiliados a la red nacional, aclarando que en la actualidad hay mucha gente afiliada a PAMI que concurre a la Clínica Cooperativa, especialmente por la aparatología de punta que posee. De lo cual deriva que si se llegara a fijar el acuerdo a nivel oficial, significaría un paso fundamental con el propósito de llegar a una atención de alto nivel en cantidad y calidad, como la que prestan actualmente tanto la clínica local como el dotado nosocomio cordobés.

Print Friendly, PDF & Email