La conmovedora historia sobre el rescate de un galgo de carreras

Así encontraron a Rayo tirado en una cuneta

Una proteccionista encontró un galgo tirado en una cuneta en estado crítico y pidió concientización por el abuso que se le hace a estos animales

Así encontraron a Rayo tirado en una cuneta
Así encontraron a Rayo tirado en una cuneta

Silvina Gómez es integrante de Patitas Felices, un grupo independiente de proteccionistas de animales que trabaja activamente hace tiempo en la ciudad.

Un llamado, como sucede permanentemente, la alertó de la presencia de un perro abandonado al costado de un camino. Gómez relató cómo encontró a “Rayo”, el galgo de carreras, y cómo fue su recuperación, para intentar concientizar acerca de la importancia de cuidar a los perros y que dejen de ser mercancía temporaria.

“El es Rayo, le pusimos así porque seguramente en sus mejores épocas de corredor era veloz, o tal vez no, y por eso justamente lo dejaron tirado y abandonado. Rayo es una más de las tantas víctimas que son usadas y abusadas en un comercio tan ambicioso, vil e inhumano”, comenzó el relato.

“Un lunes a la noche recibo el aviso de una vecina del barrios Los Olmos que me contaba de un perro tirado en la cuneta que no podía ni moverse”, recordó, y siguió: “Cuando llegué al lugar, veo que ni podía caminar, la imagen que vi al salir del charco me dejó sin expresión, una cantidad terrible de gusanos comiéndolo en vida”.

Gómez manifestó que lo trasladó a una veterinaria “con un panorama terrible, desgarrador y poco alentador”. “Los gusanos hicieron estragos en él, comieron su rabo completo y parte de su columna y hasta parte de sus muslos, sumado a otras heridas, todo en un cuerpo desnutrido”, apuntó, y agregó que “se lo limpió y curó, pero al día siguiente empeoró y comenzamos una batalla que nos va a llevar varios días porque fue comido en demasía y en su lomo se notan las huellas de aquello que es el comercio galguero: inyecciones, pastillas cócteles y un sinfín de mezclas”.

Rayo mejoró con el correr de los días. La proteccionista busca concientizar sobre las carreras de galgos
Rayo mejoró con el correr de los días. La proteccionista busca concientizar sobre las carreras de galgos

“Más de una vez escuché decir que los “galgueros” los cuidan hasta mejor que a sí mismos; y claro, cómo no lo van a hacer, si para ellos sólo representan dinero”, lamentó la proteccionista, quien aseguró que “cuando subí el caso en mi Facebook, la respuesta de la gente no se hizo esperar y todos querían colaborar de distintas maneras”.

“Rayo está ahora en un hogar transitorio recuperándose y ha tenido progresos importantes, aunque está débil por la desnutrición, pero su mirada triste y cansada de a poco fue cambiando, sus ojitos están recobrando su brillo natural”, se alegró la joven.

“Este perro sufrió en carne propia el abandono, la desidia y la indiferencia de quienes vieron cómo su cuerpo era comido por gusanos y nadie lo ayudó. Fue usado, abusado, por esa parte de la sociedad que hiere y lastima”. Pidió reflexionar y agradeció que “siempre está la otra parte que saca de sus bolsillos tal vez las últimas monedas para ayudar”.

“Rayo va a necesitar ser adoptado por alguien a quien no le importe su raza. El ya no mueve su cola, pero estoy segura que saldrá adelante, sé que en algún mundo hay una familia que lo querrá acompañar en esa carrera para la que él sí nació, la carrera hacia la libertad”, cerró.

Quienes estén interesados en adoptar a Rayo, escribir al muro de “La Princesita Silvina Gómez”

Print Friendly, PDF & Email