La espera valió la pena

Dino Gagliese y su gran momento personal. El delantero es el máximo goleador de la Liga con nueve tantos

Dino Gagliese y un momento impresionante. El delantero de River Plate, que volvió a jugar después de una década, actualmente lleva nueve goles en siete jugados y es el máximo artillero de la Liga

Dino Gagliese y su gran momento personal. El delantero es el máximo goleador de la Liga con nueve tantos
Dino Gagliese y su gran momento personal. El delantero es el máximo goleador de la Liga con nueve tantos

“Si diez años después, te vuelvo a encontrar en algún lugar, no te olvides que soy distinto de aquel, pero casi igual”… Letra de Andrés Calamaro, que le sienta perfecto a la historia de Dino Gagliese.

Con 29 años (cumple 30 en noviembre), hizo baby en All Boys, inferiores en el equipo del barrio Almirante Brown y después jugó en primera en Alumni con la dirección técnica de Pedro Catalano, con apenas 18 años. Sin embargo, viajó a Córdoba a estudiar y vivir, y llegó un largo impasse fuera de las canchas, hasta la actualidad. Hoy rompe las redes todos los domingos con su querido River y tiene una historia linda de contar.

“En 2004 luego de jugar con Alumni en la Liga local, me fui a estudiar comunicación a Córdoba y deje de pertenecer al club” cuenta sobre su pasado “Fortinero”.

En la capital provincial, Gagliese, se recibió de comunicador social, despuntó el vicio con amigos en torneo amateurs pero alejado completamente al fútbol de ligas. “Cuando me fui de Alumni no jugué más, estudié, terminé los estudios y solo jugaba para divertirme con amigos. La Liga era parte del pasado”, cuenta el goleador.

-¿Cómo se da tu vuelta a las canchas de la Liga?

-Volví a Villa María en 2012, no hice absolutamente nada y recién al siguiente en 2013, me invitaron a jugar el Torneo Interprofesionales para el equipo de Prensa; luego por una invitación de uno de los chicos arranque en AFUCO, ahí salimos campeones y cerca de fin de año me contactó Daniel Bachanini, quien me conocía de inferiores para ir a River Plate.

-¿Fue difícil tomar la decisión?

-Vivo cerca del club, hice todos las inferiores y después de pensarlo un tiempo me decidí y empecé la pretemporada . Me costó muchísimo al principio porque estuve 10 años parado. Me preparé el doble porque entrenaba con chicos de 17, 18 años (risas) y volaban.

Sí, tras una década afuera de las canchas, Dino decidió a volver a ponerse los cortos en el club que lo formó y de a poco empezó a pagar con goles. “Arranqué los primeros partidos desde el banco, entraba poco, quizás a uno le molesta eso (risas) y a medida que fue pasando el tiempo fui ganando la titularidad. A veces metiéndola, otras no, pero fui agarrando ritmo”, sostiene el actual goleador de la Liga Villamariense de Fútbol.

-¿Después de 10 años sin jugar, cómo responde el físico?

-Siento los golpes, domingo y lunes no sirvo (risas), los años no vienen solos. Paso más elongando que entrenando. Por eso me cuido mucho los fines de semana, sobre todo el sábados, trato de descansar bien, mi novia (Stefania) está al horno con respecto a las salidas (risas).

Gagliese está teniendo una temporada impresionante, nueve goles sobre siete partidos jugados. “Es un gran momento, lo disfruto pero no hago hincapié tanto en los goles. Mi objetivo es lo colectivo, puede sonar a tribunero pero estamos muy enfocados en dar un salto de calidad, tenemos muy buenos jugadores”, dice el máximo artillero del fútbol local.

El centrodelantero que metió el primer hattrick de su carrera frente a Española, en la goleada de River por 7 a 1, elige el tercero de su faena como el más lindo de los nueve que hizo en el torneo: “Fueron muchos goles e importantes, pero por lo que fue la jugada colectiva, elijo el último frente a Española”.

-¿Cuál es la mayor virtud de su juego?

-Trato de estar bien parado, miro mucho las ubicaciones, y lo principal es no desmotivarme cuando desaprovecho alguna situación. Como delantero voy a errar más que meter, eso lo sé. En ese momento, no me bajoneo y confío en que voy a tener otra chance de gol.

-¿Para qué crees que está River?

-Somos un club humilde, la peleamos bastante, son pocos los directivos que tenemos, nosotros nos pusimos la meta de pegar el salto, tenemos potencial. Si bien la zona nuestra es la más difícil está demostrado que se le ha dado a equipos de la misma jerarquía que nosotros. Lo importante es creer que podemos. Ahora empezamos a sumar. Creo que la segunda ronda va a ser clave y nosotros estamos preparados para dar el batacazo.

-¿Qué significa el club en tu carrera?

-Muchísimo, me formé en el club, soy del barrio, hoy siento la satisfacción de colaborar de otro lugar además de jugar y eso me llena de orgullo. Es una institución que se caracteriza por sacar buenos jugadores, por ahí no tienen buenos resultados en inferiores, pero si vos analizás, muchos de los mejores jugadores de la Liga han pasado por el club.

-A esta altura de tu carrera, ¿te irías a otro club?

– Me debo al club, estoy muy contento y cómodo en River. No me veo enfrentándolo. Le tengo mucho cariño.

El periodista, cerca de los 30 años, todavía no sabe hasta cuándo va a seguir jugando, se siente bien y por ahora no piensa en colgar los botines, “seguiré hasta que el cuerpo me diga, siempre hablo con mi familia o mi novia y digo que solo juego un torneo más y después sigo (risas)” .

Calamaro y Los Rodríguez dicen que “Diez años después el tiempo empieza a pesar”. 
El nueve parece no coincidir, sus actuaciones demuestran lo contrario, pero sí se hermana con “El Salmón” cuando en la misma canción dice “me quedan balas en la cartuchera”. El goleador está más picante que nunca, rompe redes domingo a domingo y no se pone un techo. “Ojalá siga metiéndola”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email