La grieta se devoró a un entrenador

Alejandro Moreno, el entrenador de las dos últimas temporadas que no seguiría en el cargo

El Jockey elegirá esta noche al presidente y secretario de su Comisión de Rugby y todo parece indicar un cambio de rumbo, dentro de las diferencias que existen en este deporte dentro del club. Moreno no seguiría y la nueva conducción apuntaría al retorno de Juan Pigni como Head Coach, y a dos hombres históricos para conducir la Primera división

Alejandro Moreno, el entrenador de las dos últimas temporadas que no seguiría en el cargo

Las chances para que continúe el entrenador Alejandro Moreno en el Jockey Club parecen ser cada vez más escasas. Las diferencias, que quedaron a la vista pública, entre referentes del rugby de la institución hípica, han profundizado la grieta existente desde hace tiempo, incluido en el proceso anterior, aunque en esta oportunidad la grieta “se tragaría a un entrenador”. La definición se producirá en los próximos días, pero todo parece indicar que habría un cambio de mando (y rumbo) importante, en la Comisión de Rugby, que definiría la situación.

Cuando hace dos años se impuso Jorge Geremías en la compulsa interna que lo llevó a la Presidencia del club, desde su conducción se impulsó una serie de iniciativas que provocaron un importante cambio en la infraestructura de la entidad, tanto en el turf, como en el rugby y en el hockey sobre césped.

Juan Pigni, un histórico que cuenta con el apoyo mayoritario para su retorno

Entre los cambios que mejoraron están las infraestructuras de los distintos deportes: remodelación en caballerizas, cancha de césped de hockey, techado de tribunas y vestuarios en cancha 1 de rugby, entre otras). Hubo también otras acciones que se trasladaron a la estructura del rugby que propuso contar con un entrenador profesional y rentado, quizás la decisión más cuestionada por un sector.

La llegada de Alejandro Moreno tuvo su resistencia interna desde su llegada. El tercer puesto de 2016 y la clasificación al Torneo Nacional “B” 2017, no alcanzaron (según la opinión de un amplio grupo), para satisfacer las expectativas, más allá que el proceso buscó de aportarle un poco de aire fresco al juego de las diferentes divisiones, y un cambio notorio en el estilo del club, donde el entrenador intentó aportar sus conocimientos, sostenido en la extensa experiencia en el rugby europeo. Este año, con muchos jugadores golpeados y lesionados, la Primera terminó en el séptimo lugar en el campeonato y ganó la Copa de Bronce en el Torneo de la Región Centro, aunque se observó un crecimiento en el número de jugadores.

La resistencia al cambio, por parte de varios referentes de distintas divisiones del club, incluida la de algunos entrenadores y jugadores, quedó a la vista en ese período.

Entre los cambios realizados por la Comisión Directiva (que finalizó su mandato en el mes de octubre), estuvo la redacción de un reglamento para el funcionamiento de la Comisión de Rugby, que le permite autonomía y que sean los entrenadores de los planteles infantiles, juveniles y plantel superior, quienes designen las autoridades de la misma.

Para la Asamblea General de este año, se intentó con la nueva Comisión Directiva buscar acercar a los dos grupos, realizando una lista de consenso, aunque para su conformación habría existido la exigencia que algunos dirigentes dieran un paso al costado, para acercar las partes.

De esta manera quedó definida la lista única, ratificada en la Asamblea y donde un referente del turf (Juan José Reale) fue designado presidente; de esta forma, y con él la actividad señera retorne a la conducción del club, luego de algunos períodos.

La nueva conducción cuenta con la presencia de nombres de las tres actividades principales del club, algo que ha generado la conformidad de todos y la participación de referentes importantes del turf, el rugby y el hockey, como lo son Reale (turf), Alejandro Prato y Gustavo Bonetto (hockey), o Juan Pablo Frúgoli, Manuel Sosa y Javier Orlando (rugby), entre otros.

 

La Comisión de Rugby

Igualmente, las diferencias más profundas quedaron a la vista en el rugby, y precisamente la Comisión de Rugby del club elegirá esta noche a la nueva conducción, la que apunta a designar a dos nombres más identificados con el proceso previo a Moreno.

El desgaste provocado por las luchas internas, más allá de que se generó una lista de unidad para dirigir al club, provocó que algunos dirigentes y entrenadores dieran un paso al costado, y quedara en evidencia que parte del grupo de entrenadores no coincidía con la idea de un entrenador principal rentado y no compartían las formas de trabajo de Moreno.

Esto provocaría que una vez constituida la Comisión de Rugby, se defina la no renovación del contrato de Alejandro Moreno, que concluye en diciembre, y que daría un cambio de rumbo con la forma de trabajo y objetivos.

El entrenador a través de mensajería de WhatsAap se despidió de los periodistas locales que siguen el rugby local y hasta dio por entendido que nadie del club se acercó a hablar para ofrecerle la continuidad”. Al mismo tiempo, agradeció “el acompañamiento por estos dos años buenísimos en Jockey”.

La Comisión de Rugby estará conformada por un presidente, un secretario y cinco vocales. Estos últimos serán los que definirán los dos cargos principales. Los vocales propuestos por los diferentes niveles del rugby son: Emiliano Baldi, Pablo Borgogno, Franco Boaglio, Martín Fassetta e Iván Kamiensky.

Fueron varios los referentes del rugby que mencionaron que las personas que todos pretenden como presidente y secretario son Ricardo Pigni y Horacio Nonis, aunque no especificaron el orden de los cargos.

En más, ya se menciona que Juan Pigni sería el nuevo head coach. El nombre del entrenador cobra fuerzas a partir de su peso histórico en el club, estar identificado con la entidad y ser el mentor de la etapa más importante en la historia del rugby del club hípico. Los entrenadores del plantel superior también quedarían definidos, y ya se menciona que serían dos “históricos” del plantel campeón de 2009. Los que más fuerte suenan son los nombres de Sebastián Dominicci y Nicolás Ferreyra.

Print Friendly, PDF & Email