“La investigación es el salto de calidad que necesitamos”

Lo dijo el rector de la UNVM, Luis Negretti, en la apertura de la “X Jornada de Investigación”, mientras que el director de dicho instituto, doctor Jorge Anunziata, habló de los lineamientos para las convocatorias 2016-2017

En el Auditorio de la UNVM se llevó a cabo el acto de apertura de las Jornadas de Investigación
En el Auditorio de la UNVM se llevó a cabo el acto de apertura de las Jornadas de Investigación

Pocos estadistas hubieran pronosticado que, en sus primeros 20 años de vida, una universidad “del interior del interior” contaría con 163 proyectos de investigación, un flamante “Centro de Investigación y Transferencia de Conicet” y una veintena de investigadores y otra de becarios de dicho organismo. Mucho menos que algunos cargos, como el de “secretario de instituto”, estarían ocupados por egresados. De todos estos avances dio cuenta en su discurso de apertura el rector Luis Negretti. “Pretendemos darles a la investigación, la ciencia y la tecnología un espacio por demás relevante en esta gestión, aumentando el presupuesto para los proyectos que están en marcha y dejando muy en claro que éste es el salto de calidad que necesitamos. Queremos llevar a cabo esta iniciativa desde una perspectiva fuertemente interdisciplinaria”.

Y para corroborar lo dicho por el rector, en la mesa estaban los tres decanos de los institutos: Gloria Vadori por Humanas, Elizabeth Theiler por Sociales y Germán Cassetta por Básicas. Pero también la secretaria académica Margarita Schweizer, el director del área de Extensión Omar Barberis y el flamante director del Instituto de Investigación, Jorge Anunziata.

“Estamos enfocando algunos cambios de cara a la nueva convocatoria, trabajando de manera interdisciplinaria con los flamantes secretarios de los institutos y también con el director del área de Extensión. La idea es establecer un fuerte nexo entre la oferta y la demanda de conocimientos de la región sin dejar de lado la provincia y la nación”, dijo Anunziata.

Al respecto del impacto regional, Anunziata especificó que “debemos analizar las fortalezas de nuestros equipos teniendo en cuenta lo que nos demanda la sociedad villamariense, ya sea por alguna encuesta o por problemas puntuales como el de las inundaciones. También debemos escuchar a las empresas y cooperativas que nos sugieren algunos estudios, decodificando lo mejor posible la demanda social para poder hacer la intervención necesaria desde la UNVM”.

 

En sintonía con Río Cuarto y Córdoba

Anunziata recalcó que “debemos trabajar en sintonía con la UTN local, la Universidad Nacional de Córdoba y la de Río Cuarto, ya que las demandas que detectamos entre las cuatro no pueden ser muy distintas en pocos kilómetros a la redonda”. Y agregó que “es necesario también que miremos los planes provinciales y nacionales como el Argentina 2020, en el que participan investigadores del país y del exterior. Ellos han elaborado grandes estrategias y debemos ver cuáles tienen una bajada específica para Vila María”.

En cuanto a los nuevos nichos investigativos que presenta la ciudad, el director del Instituto tomó como ejemplo la flamante planta de bioetanol. “¿Quién se iba a preguntar hace unos años sobre la utilidad de la burlanda? Pero ahora que Vila María tiene ese derivado del bioetanol que sirve como alimento al ganado, hay que preguntarse si la burlanda se puede mejorar, cuál es el posible impacto ecológico que tiene su producción y si se la puede hacer a base de sorgo o de lactosuero. Y eso abre un abanico de fabulosas posibilidades”.

Para concluir, Anunziata tocó dos ítems fundamentales en los lineamientos que se vienen para el próximo bienio: el modo interdisciplinario de las investigaciones y los financiamientos externos. Respecto al primero, indicó que “sería bueno que un mismo problema se pueda ver desde ángulos distintos. Si vamos a estudiar el viento que hay en Villa María, por ejemplo, haríamos mal en encasillarlo sólo desde la Física. También podría ser encarado desde la Agronomía, dependiendo del tipo de producción que haya en el lugar, o desde la Antropología si tratamos de entender cómo es el hombre que habita en estos lugares. Todos los abordajes interdisciplinarios llevan un tiempo más de trabajo pero una vez concluidos, suelen dar frutos integrales. A veces, en la universidad no tenemos todos los expertos que se necesitan para llevar a cabo un trabajo interdisciplinario; y en este sentido me parece muy positivo traerlos de otro lado para que aporten”.

En cuanto a los financiamientos externos, Anunziata señaló que “hay que acostumbrarse a conseguir financiamientos de otra parte; del Ministerio de Agricultura por ejemplo, o del de Ganadería y Ciencia, así como también de la Secretaría de Políticas Universitarias o de capitales privados, ya que muchas veces la universidad desarrolla proyectos que benefician de forma directa a estos organismos. Dependiendo nada más que del presupuesto de la universidad, es muy difícil crecer en rigor investigativo y en resultados”.

Print Friendly, PDF & Email