«La militancia hizo la diferencia»

"Los votos no son del ‘Negro’ Baravalle, sino de la gente, por eso agradezco a quienes me acompañaron con su voto y también a los que no"
"Los votos no son del ‘Negro’ Baravalle, sino de la gente, por eso agradezco a quienes me acompañaron con su voto y también a los que no"
«Los votos no son del ‘Negro’ Baravalle, sino de la gente, por eso agradezco a quienes me acompañaron con su voto y también a los que no»

El reelecto intendente adjudicó el triunfo a quienes lo acompañaron

«La militancia hizo la diferencia», aseveró el por cuarta vez electo intendente del municipio de Etruria, Héctor Mario Baravalle.
El candidato de Etruria Podemos esperó los resultados en la Unidad Básica del Partido, en una de las esquinas de avenida Quaranta (ruta provincial 4). Más de 50 partidarios rotaron e hicieron «el aguante». La espera desde las 18, cuando se cerró el escrutinio, se volvió lenta. De a poco se fueron sumando militantes y familia. Cuando los números comenzaron a dibujarse en el tablero de los que llevaron las anotaciones, la música creció en decibeles y los ánimos adoptaron su ritmo.
La primera mesa marcó una ventaja de 29 votos. Fue la mesa 8 del centro Educativo 12 de Octubre. La segunda sorprendió el imaginario de los resultados: 190 para Baravalle y 112 para Jesús Aiassa. La ventaja disparó festejos, pero mantuvieron la cautela. «Esto es así, hay un par de mesas que sabemos que son más difíciles y otras más parejas», advirtió el propio candidato.
Mientras tanto, en el Comité de la UCR los guarismos no arrojaban satisfacción. Por el de Unión por Córdoba no se advirtió actividad y las mesas que se fueron conociendo apenas daban nueve votos para su cuenta.

p11 f1 gente
Preparados
«Hay mesas de más y otras de menos votos», disparó un puntero cuando la diferencia en la mesa 2 avisó de cinco sufragios de diferencia.
Pero al final del conteo, sólo en dos mesas (de 10) la ventaja fue a favor de Aiassa: en la mesa 3 fue 176 a 148 y en la mesa 5, 188 a 135.
«Fue una buena elección y estábamos preparados para cualquier resultado, porque tenemos la tranquilidad de haber trabajado. Hicimos todo lo que teníamos que hacer», deslizó el electo intendente.
Baravalle remarcó que «la militancia hizo la diferencia. Fue excepcional y no de ahora. Venimos trabajando hace 12 años y más en estos últimos cuatro». «Recorrimos cada casa de nuestros vecinos que ya nos decían basta. Hemos ido hasta tres veces a algunos domicilios para que no queden dudas de nuestra propuesta de seguir trabajando para el pueblo», agregó.
Sin embargo, admitió que «la cuarta gestión tiene sus contras. La gestión tiene sus cuestiones, que pueden ser el desgaste». De todas maneras, disparó: «Seguro serán los mejores cuatro años de gestión».

Alineado
En un párrafo aparte, adujo que «además estamos apoyados, alineados en la gestión de Eduardo Accastello (intendente de Villa María y excandidato a gobernador por Córdoba Podemos) y en el proyecto que lleva adelante el Gobierno nacional».

Los votos
«El 50% y el doble que la pasada elección hacen que la diferencia no sea ajustada», dijo respecto a la ventaja de 126 votos que le sacó a su inmediato sucesor en los resultados, Jesús Aiassa.
Con la alegría del triunfo y mientras la caravana se fue armando, ensayó una aclaración: «Pero los votos no son del ‘Negro’ Baravalle, sino de la gente, por eso agradezco a quienes me acompañaron con su voto y también a los que no».
En el mismo sentido, recordó que «la última vez que el ‘Gato’ Peters (el humorista) se presentó en la localidad me dijo que en la primera elección los votos son del partido, la segunda son de la gestión y la tercera son de la familia. Tendré que preguntarle por la cuarta…». Así, con humor, se refirió al cuarto triunfo consecutivo que lo asigna para gobernar el pueblo de Etruria hasta 2019.

Print Friendly, PDF & Email