La sociedad de los poetas vivos

Mario Lombano lee sus poemas. En el año 1970

La Sociedad Argentina de Escritores, Filial Villa María, cumple 50 años. Fundada el 28 de septiembre del 66 por sugerencia del cordobés Gilberto Molina, la SADE local tuvo entre sus miembros a narradores y poetas esenciales para la literatura villamariense. Su actual presidente, el novelista Luis Luján, repasa la historia de una institución que, según su expresión, “marcó un antes y un después en la cultura de la ciudad”

Mario Lombano lee sus poemas. En el año 1970
Mario Lombano lee sus poemas. En el año 1970

Aquella tarde del 28 de septiembre en la Biblioteca Mariano Moreno no sería una tarde más. Y es que, en el amplio salón de eventos y rodeada de libros, Dolly Pagani presentaba la obra de cuatro escritoras locales. Y más allá de la fabulosa reivindicación de género que significó el evento (estamos en el ´66 con un nuevo gobierno de facto y que una mujer de la cultura hable de cuatro escritoras en público ya es un hito en sí), la reunión marcaría el comienzo de las actividades ininterrumpidas hasta hoy de la SADE Villa María. Y así, los nombres de Martha Colasanti, Alicia Méndez, Gloria Alzogaray y Nora Sánchez pasarían a formar parte no sólo de la memoria literaria de la ciudad, sino también del primer pelotón de escritoras presentadas bajo la figura de la nueva institución (como dato de color, aquella tarde el mítico guitarrista Andrés Acheral tocó para la concurrencia).

Medio siglo después estamos en la misma biblioteca. Y aunque el edificio es otro, el alma es la misma (una biblioteca no es la casa material que la contiene, sino la emanación espiritual de todos sus socios, de toda su historia y de todos sus libros. El perfume de todas las lecturas pasadas y por venir). Y casi como en un “déjà vu” de aquella tarde del 66, Luis Luján habla de una institución de la que se siente orgulloso presidir.

 

Día del Escritor. Puqui, Dolly y Oscar Ottaviano
Día del Escritor. Puqui, Dolly y Oscar Ottaviano

Medio siglo con perfume a juegos florales

“Fui presentado en la SADE en el año 2000 por Laura Borga, quien era vecina mía y compartía conmigo la pasión por la escritura. En 2004 gané la Medalla de Plata en el prestigioso concurso “Primo Belletti” y fui invitado a conformar la comisión secundando a Eduardo Belloccio. Luego fui presidente desde 2013 hasta hoy, de hecho, vengo de asumir el tercer mandato, muy orgulloso de ser parte de esta institución”.

-¿En qué trabaja actualmente la SADE Villa María?

-Estamos llevando a cabo la reconstrucción de nuestra historia y escribiendo el libro del cincuentenario. Se ha formado una subcomisión con Dolly Pagani, Puqui Charras, Susana Cornero y Darío Falconi; pero al libro lo estamos coescribiendo enteramente entre Puqui, Dolly y yo. También hay una subcomisión por los eventos del cincuentenario a cargo de la vicepresidenta Mónica Fornero y una tercera para redactar un estatuto propio, aprobado por SADE Buenos Aires.

1980. Inés Depetris presenta su libro de poemas en la mítica librería Cabral. Detrás de las flores, Puqui Charras escucha
1980. Inés Depetris presenta su libro de poemas en la mítica librería Cabral. Detrás de las flores, Puqui Charras escucha

-Ya que estás coescribiendo el libro, contame por qué se crea la filial.

-Fue por sugerencia del por entonces presidente de la SADE de Córdoba, el escritor y político Gilberto Molina. La gente de Villa María iba siempre a Córdoba y él le dijo a Rosa Tejeda Vázquez de Theaux, por entonces delegada, que creara la filial. Y así, ella, una excelente escritora, fue la primera presidenta.

-¿Qué me podés decir sobre los concursos, lecturas y juegos florales que organizan?

-Todos los años llevamos a cabo el concurso literario “Primo Belletti”, que es uno de los pocos del país que aún se conserva gratuito y otorga Medalla de Oro, de Plata y diplomas. Además, como he querido que a los socios de SADE se los homenajee en vida, propuse que a los ciclos anuales de lectura les diéramos el nombre de los miembros más prestigiosos. En 2005 lo hice con Olga Fernández Núñez, en 2006 con Amelia Llorente, en 2014 con Horacio Cabezas, en 2015 con Dolly Pagani y este año con Puqui Charras. No queremos recordar a quienes tanto han hecho tanto por la SADE tras el frío del mármol.

-No querés que la SADE sea una sociedad de poetas muertos…

Luis Luján, presidente de la SADE
Luis Luján, presidente de la SADE

-Exactamente. Y te puedo asegurar que, al menos en Villa María, no lo es.

-¿Dónde se reúnen actualmente?

-Generalmente en la Medioteca una o dos veces por semana. Pero el último domingo de cada mes organizamos las “mateadas literarias” en la Casa del Periodista. Son cuatro horas de tertulia donde compartimos textos e ideas sobre la institución. De 45 socios que éramos en 2007, hoy somos 111. Todo un logro.

-¿Cuál es la importancia cultural de la SADE en la ciudad?

-Hubo un antes y un después en la cultura de Villa María a partir de la SADE. Y difícilmente podemos mencionar algún escritor villamariense importante que no haya sido miembro. Si tomás el Grupo Paco Urondo que acaba de cumplir 10 años, por ejemplo, todos han pasado por aquí e incluso dos de ellos fueron vicepresidentes. Poetas como Alejandro Schmidt o Griselda Rulfo han pasado por la institución también.

-Sin embargo, no todos han permanecido, ¿por qué?

-Hay un mito que dice que la SADE ha sido una asociación muy elitista. Y siempre hay algo de verdad en los mitos que se cuentan. Creo que ese “elitismo” le ha hecho mucho mal a la institución. Por eso, con Eduardo Belloccio, cuando él era presidente y yo vice, decidimos hacer una apertura hacia la comunidad. Y creo que lo conseguimos. Porque cuando hoy en día hacemos una lectura, tenemos escritores de todos los grupos literarios de la ciudad y la región en la concurrencia, incluidos alumnos y docentes de la Universidad Nacional de Villa María.

-¿Cómo ves la literatura villamariense hoy por hoy?

-Está en un momento muy interesante; y parte de ese condimento se lo ha puesto la carrera de Letras de la Universidad, que ya tiene más de 15 años. Además, allí dictan talleres docentes como Eugenia Vivian, Fabián Mosello o Beatriz Vottero, quienes han sido demasiado importantes a la hora de formar escritores. Hoy, Villa María tiene un amplio espectro de narradores, siendo que históricamente ha sido una ciudad de poetas. Creo que es parte del crecimiento del cual te hablé. Una hermosa ampliación del campo de batalla.

 

2011. Presentación del libro de Fernández
2011. Presentación del libro de Fernández

Semana de lecturas y festejos

La semana de festejos de la SADE comenzará el lunes 26 en el Centro Cultural Leonardo Favio con la presentación del libro “A vivir la vida”, de Pedro Accastello, y una lectura por parte de los socios. Continuará el martes 27 en el Parque Pereira y Domínguez con una “suelta de poemas” con más de 10 mil textos de autores locales y regionales y seguirá el miércoles 28 (en el Leonardo Favio otra vez) con tres actividades: la presentación del libro “El Hospital Ferroviario en la historia de Villa María” de Elda Rodríguez, el ciclo anual de lecturas “Puqui Charras” y la actuación del grupo Danzable de la UNVM. El jueves 29 habrá una conferencia del villamariense Ernesto Fernández Núñez (actual vicepresidente de la SADE Argentina) titulada “Borges, sus demonios y sus mujeres” y una conferencia de Daniel Rodríguez sobre la figura de Adolfo Bioy Casares. Además, la Municipalidad presentará el grupo de narración oral “Contadores públicos”. El viernes 30 será la noche de gala en el auditorio del Rectorado de la UNVM con la actuación del Coro del Conservatorio Felipe Boero, la Orquesta Estable de Vientos de Villa María y el reconocimiento a los socios con 25 años de trayectoria. Actuará, además, el actor Antonio Giacardi, quien fuera presidente de la institución.

Iván Wielikosielek

Print Friendly, PDF & Email