La UBES colmó dos veces el Coliseo con el mensaje del campeón Ballas

Ballas enfrentó y se brindó en conferencia durante dos ocasiones ante los jóvenes de los secundarios bellvillenses (foto, Municipalidad de Bell Ville)

La convocatoria de los estudiantes y la presencia de Gustavo Ballas mostraron una importante pelea frente al alcoholismo y las drogas. El campeón agradeció el apoyo de la ciudad y su esposa, “la Tana”, fue aplaudida también

Ballas enfrentó y se brindó en conferencia durante dos ocasiones ante los jóvenes de los secundarios bellvillenses (foto, Municipalidad de Bell Ville)
Ballas enfrentó y se brindó en conferencia durante dos ocasiones ante los jóvenes de los secundarios bellvillenses (foto, Municipalidad de Bell Ville)

El campeón Mundial de boxeo Gustavo Ballas disertó en un Teatro Coliseo colmado de jóvenes del Nivel Medio de los establecimientos educativos de la ciudad.

En la mañana del miércoles se concretó el encuentro organizado por la Unión Bellvillense de Estudiantes Secundarios (UBES) y con el apoyo de la Municipalidad, a través de las direcciones de Acción Social y de Centros Vecinales. La conferencia, con altos picos de emotividad manifestados por los propios estudiantes, se desarrolló en dos turnos para permitir la mayor afluencia de alumnos.

El intendente Carlos Briner fue el encargado de recibir al deportista y a la vez dirigirse a los estudiantes para reconocer su presencia en el Coliseo. En su mensaje, felicitó a la UBES por la masiva concurrencia e instó a la nueva Comisión Directiva de la entidad a continuar en esta senda. También agradeció la labor de las distintas áreas municipales en la organización de este exitoso evento.

 

El principio

Ballas abordó con los estudiantes y docentes, en tono ameno y familiar, temas tan importantes como la droga y el alcoholismo.

Hizo referencia a que, desde su «dura infancia caracterizada por privaciones, soñaba con ser boxeador». El futuro lo «fue forjando como vendedor ambulante y sin claudicar a su idea central, logró su objetivo máximo y estar en los mejores ring del mundo».

Así sintió que se creía «poderoso» y se vinculó con «mujeres de cara bonita». En un ambiente desconocido para él, pero agradable sólo por un tiempo reducido, comenzó a probar la droga y el alcohol, pensando que podía controlarlos y manejarlos a su antojo. En ese viaje de ida y sin poder escapar a las adicciones, su éxito cayó como un gran castillo de naipes, llegando a robar, lo que ocasionó su privación de la libertad, uno de los bienes más preciados del ser humano.

Recordó que para salir de la cárcel e insertarse nuevamente en la sociedad, no podía hacerlo solo, ya que estaba en bancarrota, contando con el apoyo de sus amigos. Precisamente, recordó el respaldo de jugadores de fútbol que colaboraron con un partido a beneficio. Se hizo presente en el cotejo y agachó la cabeza por la vergüenza, la que levantó luego de que los presentes, en gran número, corearan su nombre y gritaran un “¡dale, campeón!”, que resonó fuerte en todo su ser.

El intendente Briner recibió y acompañó al campeón en su presentación
El intendente Briner recibió y acompañó al campeón en su presentación

El apoyo

Como otro gran aliciente recordó el inclaudicable apoyo de su familia, principalmente de su esposa, a la que cariñosamente llama “la Tana”, a la que ratificó como «la mujer que se enamoró del hombre y no del campeón». Recordó que «ella, para llevar un aporte económico al hogar, llegó a trabajar de personal de limpieza, luego de haber disfrutado de una vida prácticamente sin privaciones».

En ese momento de la exposición, los propios alumnos le solicitaron a Ballas que hiciera subir al escenario a la valiente “Tana” y fue saludada con un caluroso y prolongado aplauso. Quizás fue el mejor regalo que Gustavo se llevó de esta visita a Bell Ville.

Inculcó a su hijo que estudiara y hoy está en Chile cumpliendo con un trabajo importante, y agradeció al médico psiquiatra Cristóbal Rossa y al Hospital Regional Dr. José Antonio Ceballos por el empeño puesto en su recuperación y en el retorno del infierno de las adicciones.

Como una manera de devolverle a la sociedad lo que tanto hizo por él, Gustavo se involucró con los equipos médicos para ayudar a los jóvenes que hoy se encuentran en esa situación. Ahora integra un grupo de profesionales que trabajan en terapia sobre adicciones.

Ballas les pidió a los jóvenes que beban con mucha moderación y que sepan decir no a quienes les ofrecen consumir. A la vez les recomendó llevar a la familia el tema tratado en la conferencia y reclamó que los padres se involucren en la problemática.

Se definió como un “loco soñador” y dijo que planea habilitar una granja que se utilice como terapia para encarar el problema de las adicciones.

Para que los jóvenes valoraran lo alto desde donde cayó por las drogas y el alcohol, mencionó que ganó 56 peleas y fue invicto, pero su mejor pelea fue ganarle al alcohol y las drogas.

Agradeció a los jóvenes por su presencia, respeto y silencio y a los organizadores por la gran concurrencia.

Print Friendly, PDF & Email