La UCR le pide precisiones a Gill sobre la Cooperativa 15 de Mayo

Marcelo Barotto firmó la nota al intendente junto con Patricia Marsili y Pablo Salvador

Las autoridades del comité local enumeraron las fallas del servicio de agua y cloacas y quieren que el intendente informe si se encuentra en la agenda el futuro de la concesión

Marcelo Barotto firmó la nota al intendente junto con Patricia Marsili y Pablo Salvador
Marcelo Barotto firmó la nota al intendente junto con Patricia Marsili y Pablo Salvador

El presidente del comité de circuito de la UCR Villa María, Marcelo Barotto, envió una nota al intendente Martín Gill por el vencimiento del plazo de concesión de la Cooperativa 15 de Mayo. La nota fue presentada en la Mesa de Entradas del municipio y lleva también las firmas de los vicepresidentes primera, Patricia Marsili, y segundo, Pablo Salvador.

En la misiva, las autoridades del comité local explican que la remiten “con motivo de la proximidad del vencimiento del contrato de concesión del servicio público de provisión de agua potable, desagües cloacales, mantenimiento de desagües pluviales y mantenimiento de la planta depuradora de líquidos cloacales, para que tenga a bien informar si se encuentra en la agenda del Gobierno este tema tan importante para la vida de todos los villamarienses”.

“Nos preocupa el tema, de manera que sería necesario conocer cuál es la intención de la actual gestión sobre el particular para poder hacer las consideraciones y aportes correspondientes. Porque creemos que la red de cloacas comienza a dar muestras de obsolescencia y/o saturación en distintos puntos de la ciudad; ya que se comienza a observar el vertido de aguas negras y de olores a desechos cloacales en la vía pública, con los riesgos que esto implica para la salud de los vecinos”, señalaron.

“La actual red de cloacas tiene varias décadas de antigüedad y la ciudad ha tenido un crecimiento exponencial en viviendas y habitantes, con innumerables edificios en altura, lo que ha provocado que la capacidad del sistema resulte sobrepasada y que, de no tomarse las medidas preventivas, vamos en camino a tener un grave problema de infraestructura básica en poco tiempo”, consideraron los radicales.

“También resulta frecuente escuchar a los vecinos reclamar por la escasa presión del agua de red para llenar los tanques. El incremento de la demanda hace que la capacidad de la red no pueda satisfacer los consumos de los vecinos”, agregaron.

“En las épocas de lluvias se puede observar el anegamiento de calles y espacios públicos de la ciudad sin que el sistema de desagües tenga la capacidad de evacuar de manera rápida, evitando los inconvenientes en el tránsito, los hogares y comercios, que muchas veces deben padecer el ingreso de las aguas, que tanto daño y disgusto provoca en los vecinos, que muchas veces, se sienten impotentes ante las inclemencias del tiempo”, indicaron Barotto, Marsili y Salvador en la nota.

 

Gestión responsable

“Un párrafo aparte se merece la planta depuradora de líquidos cloacales, que tanto dinero les costó a los argentinos, pero que adoleció de errores de diseño, motivo por el cual nunca funcionó. Tampoco se contó con información oficial que permita conocer el verdadero estado de dicha planta”, apuntaron.

“Las decisiones que se tomen en el corto plazo van a ser de impacto para las futuras generaciones, decisiones que deberán estar acompañadas de proyectos de obras de infraestructuras de significación y de alto costo, con lo cual se deben minimizar los riesgos de errores”, afirmaron.

“Es nuestra intención trabajar para responder en primer lugar ‘qué queremos’, para poder tomar decisiones acertadas, y no andar corriendo detrás de los acontecimientos. Sin dudas, tuvimos un Estado ausente, que no controló como debía, razón por la cual hubo innumerables incumplimientos de las cláusulas contractuales”, remarcaron.

“Nuestra Carta Orgánica tiene previstos institutos para poder controlar las concesiones, como es el caso del Ente de Control de Servicios Públicos, que jamás se puso en funcionamiento. Es imprescindible volver a instalar el concepto de responsabilidad de la gestión, que conlleva rendir cuentas de los actos que se ejecutan”, manifestaron en la nota.

“Porque entendemos que la filosofía del Gobierno Abierto implica trabajar sobre una agenda de transparencia, de acceso a la información pública y de participación de ciudadana, ello nos motiva para trabajar en la construcción de una ciudad con valores y principios desde el rol que nos toca como partido de la oposición”. aclararon.

“Esperamos que (Gill) tome esta nota como un aporte, sin ánimo de crítica, sino con la intención de abrir el debate a un tema tan importante para toda la ciudadanía”, concluyeron.

Print Friendly, PDF & Email