La única neonatología privada en la ciudad duplicará su capacidad

Guillermo Abramián mostró los cambios que se hicieron en el espacio donde ya funcionaba la neo, y el sector donde se realizó la ampliación

En la Clínica de Especialidades se encuentran refaccionando el área donde prestan este servicio, que ocupará todo el segundo piso 

Guillermo Abramián mostró los cambios que se hicieron en el espacio donde ya funcionaba la neo, y el sector donde se realizó la ampliación

El único servicio de neonatología privado de la ciudad, que brinda la Clínica de Especialidades, se encuentra actualmente en obra para poder duplicar su capacidad.

Su titular, Guillermo Abramián, confirmó que durante esta semana se habilitará el espacio que ya estaba funcionando, y que en unos 30 días se pondrá en marcha el nuevo lugar.

“Temporariamente la sala estuvo en refacción, porque vamos a duplicar neonatología. Se hace en esta época porque es la de menor demanda. Hubo demoras porque teníamos pensado inaugurarla en febrero, confió, al tiempo que aclaró que “igualmente nunca dejamos de brindar el servicio, porque estuvimos con una guardia en enero y febrero”.

Cabe destacar que solamente en el Hospital Pasteur es el otro lugar donde existe la prestación del servicio de neo.

“Hemos hecho un esfuerzo muy grande por comprar todo el equipamiento, por ampliar la sala”, indicó, y especificó que “antes teníamos la mitad del segundo piso, ahora vamos a tener todo el segundo piso; aspiramos a contar con 20 unidades a corto plazo”. “Teníamos 10 unidades, 6 de mediana complejidad, 2 de baja complejidad y después cunitas de recuperación. Hoy eso se va a duplicar. Se van a incorporar 5 unidades de alta complejidad”, agregó.

A su vez, también indicó que “se trae gente de Córdoba para cubrir las guardias porque no tenemos gente en la ciudad para cubrirlas”. “Hay poca gente capacitada, y lo poco que hay está contratado o tiene exigencias económicas que a veces no se pueden pagar. De todas maneras hemos logrado armar un equipo de trabajo interesante, y estamos contentos”.

“Es un proyecto muy ambicioso. La idea es que la nueva neo tenga mayor complejidad. La pediatría va a tener un espacio mucho más amplio y adecuado también. La terapia intensiva pediátrica tiene una demanda muy escasa”, comentó Abramián.

Consultado acerca de los motivos que llevaron a buscar esta ampliación, resaltó que “la demanda de neonatología en toda la zona existe; acá hay 600 mil habitantes que dependerían de esta unidad neonatológica; y el otro tema de la ampliación es una cuestión de costo, porque una neonatología con tan pocas unidades no es rentable porque la estructura de costo es muy alta”.

Al comentar esto, Abramián se metió de lleno en la situación económica actual que atraviesan: “Hoy es cada vez más costoso sostener una unidad neonatológica.

El costo del honorario profesional también se incrementó notablemente porque las especialidades que tienen recursos humanos escasos, el precio lo ponen los profesionales”.

“Las obras sociales están pagando muy poco. Prácticamente estamos trabajando sin rentabilidad hace un tiempo. Para darte un ejemplo, los medicamentos aumentaron un 60% el año pasado. Nosotros nunca pudimos hacer un aumento de más del 30%”, cerró.

 

Print Friendly, PDF & Email