La Universidad que viene, según quien será su próximo rector

Negretti, ayer, junto a una de las rotativas, durante su visita a EL DIARIO

Ingresó a la casa de altos estudios como docente en 1998, tres años después de que abriera sus puertas. Ahora está a punto de inscribir su nombre detrás de los de Carlos Domínguez, Martín Gill y Cecilia Conci (rectores y vicerrectora a cargo del Rectorado). Ayer dialogó con EL DIARIO sobre el pasado, el presente y el futuro de la Universidad Nacional

Negretti: “El objetivo central es la mejora continua de lo académico, la búsqueda de la excelencia académica”
Negretti: “El objetivo central es la mejora continua de lo académico, la búsqueda de la excelencia académica”

 

 

 

 

Desde el comienzo de la charla da la sensación de que Luis Negretti no quiere adueñarse de un rol protagónico. Prefiere hablar en plural cuando apunta a lo que viene, señala que existe un equipo del que forma parte… y hasta afirma que “Aldo, Cecilia, Omar; cualquiera de ellos estaba en condiciones de encabezar la lista” para las elecciones de la semana que se inicia.

-Vamos al comienzo. ¿Cómo llegó a la Universidad?

-Llegué a través de la docencia. Yo soy abogado, trabajaba en Tribunales y lo seguí haciendo. Es decir, trabajaba en Tribunales y daba clases.

-¿Cuándo dejó su lugar en Tribunales?

-En el año 2001, cuando pasé a ser secretario académico en el Instituto de Humanas. La gestión me encantó y puse todo mi tiempo y mi energía laboral ahí. Pero, ojo, nunca dejé la actividad académica, ¿eh? Ni dejé la investigación, ni la extensión porque ante todo, soy eso. Los cargos duran un tiempo, lo otro perdura.

-Son muchos años dentro de la UNVM, pero ¿cómo llegó a esta situación de estar a punto de convertirse en rector?

-Trabajé muy cerca de Carlos Domínguez (el normalizador, luego electo en dos oportunidades) y aprendí mucho. Era la etapa fundacional, de construcción edilicia, de armado de las carreras. Todavía disfruto mucho de hacer alguna visita guiada para una personalidad o para un grupo de personas; sé lo que hay detrás de cada pared, sé que detrás de algunos paneles hay fibra para insonorizar, puedo hablar hasta de cosas que no se ven a simple vista… Creo que disfruto de eso porque me da un poco de orgullo el hecho de haber participado de alguna manera. Después, con la llegada de Martín Gill en 2007, comenzamos una etapa de transformación que acompañé hasta el día de hoy.

-¿Cómo fueron las cosas en esa segunda etapa?

-Bueno, empezamos con una propuesta que plasmamos en un librito de 40 páginas, un libro que editamos y todo. Lo tengo y me gusta repasarlo: Comedor Universitario, Laboratorios, Editorial, Centro Estadístico…

-¿Cuánto cumplieron de esa especie de plataforma y cuánto queda por cumplir?

-Se cumplió todo, todo lo que nos propusimos y más.

-¿Qué más?

-Nunca nos hubiésemos imaginado que íbamos a conducir desde Villa María al total de los rectores del país (Gill presidió dos veces el Consejo Interuniversitario Nacional) o al sistema universitario en su conjunto (el mismo Gill fue luego secretario de Políticas Universitarias de la Nación).

El flamante auditorio inaugurado el viernes. La última gran obra de la actual gestión
El flamante auditorio inaugurado el viernes. La última gran obra de la actual gestión

 

Lo que viene

-Bien, y de ahora en más, ¿qué Universidad tendremos?

-Tenemos muchas ideas para consolidar y profundizar. Y cuando digo “tenemos”, hablo de la comunidad universitaria, no del rector. A esas ideas las tenemos que ordenar en lo que llamamos Plan Estratégico Institucional, donde se fijen, además, los objetivos. Esta tarea, a la par del trabajo diario de la gestión, nos va a llevar un tiempo ponerla en práctica.

-¿Cuánto tiempo?

-El que sea necesario para que todos puedan ir opinando. Todo aquel que tiene algo para decir tiene que tener un espacio en el ámbito universitario donde expresarlo. Luego, será progresivo. No es la idea de una persona, repito, sino las ideas de muchos, de todos los que se pueda. Acá no tenemos un oficialismo y una oposición.

-No me va a decir que piensan todos de la misma manera…

-No, claro que no. Me refiero a que dentro de esta casa, dentro de este proyecto que nos contiene, la gestión tiene que redoblar la imaginación para que todos puedan participar.

-¿Cómo fue la negociación con los otros aspirantes al Rectorado? ¿Cómo se consiguió la unidad en torno a su nombre para encabezar la lista?

-Diría que hubo un reconocimiento al trabajo de todos nosotros. Se estuvo al lado de los estudiantes. También aporta confiabilidad el haberse comprometido y haber trabajado para conseguirlo. La comunidad universitaria confía en este grupo, en Martín, en Aldo (Paredes), en Cecilia (Conci), en Omar (Barberis). Fui yo, pero podría haber sido cualquiera.

-Muy diplomático, lo suyo…

-Pero es así. Los aprecio mucho. Me siento parte de un equipo con ellos y con muchas personas más que se involucran cada día. Cada uno dio lo mejor de sí en la UNVM.

-Usted mencionó el Plan Estratégico Institucional, que merecerá un debate. Pero supongo que ya debe existir un nuevo “librito” o una plataforma para llevar a ese diálogo que se avecina

-Hay nuevos puntos a cumplir, claro. Algunos se pueden decir y otros se anunciarán en su momento, una vez que sean debatidos.

Negretti, ayer, junto a una de las rotativas, durante su visita a EL DIARIO
Negretti, ayer, junto a una de las rotativas, durante su visita a EL DIARIO

Excelencia educativa, posgrado, carrerasa distancia

-Díganos algunos de los que se pueden citar, por favor.

-Bueno, el objetivo central es la mejora continua de lo académico, la búsqueda de la excelencia académica. Lo venimos sosteniendo todo este tiempo y si hiciera la pregunta en Harvard o en Berlín, plantearían lo mismo: en primer lugar, la excelencia académica. Pero hay otras cuestiones que para nosotros son fundamentales, como, por ejemplo, desarrollar el posgrado. El posgrado tiene una dinámica que debe ser profundizada y sistematizada. Tal vez haya que crear un área específica. Es algo a debatir. Los docentes del futuro necesitarán mas capacitación, nuevos conocimientos y desde allí se les pueden aportar.

Otra cuestión que seguramente nos va a ocupar es el desarrollo de la educación a distancia, que no tenemos. Recién ahora, después de 20 años, estamos por aprobar la primera, la Licenciatura en Pedagogía Social. La educación a distancia genera inclusión…

-¿Cómo es eso?

-Claro, por ejemplo, alguien que vive en Carrilobo o en Oliva o en el lugar del país que sea y que no se puede trasladar todos los días o que no puede pagar un alquiler para instalarse en la ciudad. O una madre o un trabajador que dispone de tiempo entre las 11 de la noche y las 3 de la mañana; bueno, no puede ir a la Universidad, pero lo puede hacer desde su casa. A mí me gusta más la educación presencial por la transmisión de valores, lo humano… pero buscaremos la forma de agudizar el ingenio para que lo humano esté presente también en esa modalidad.

-Y el colegio universitario…

-Sí, de eso ustedes ya se enteraron y lo detallaron.

-¿En qué sentido se orientan las cuestiones que todavía no quiere develar?

-Se trata de cuestiones que tendrán trascendencia provincial y nacional porque nos va a transformar en prestadores de servicios de envergadura a la sociedad. Son cuestiones que van en la línea de seguir acercando la Universidad Nacional de Villa María a la comunidad.

La charla continúa, Negretti se entusiasma con la carrera de Medicina (“porque participé desde el vamos”) y se emociona con otros temas.

Los días martes y miércoles se estará votando y su lista quedará consagrada. Será el nuevo rector. Deberá pasar de las palabras a los hechos. Alumnos, docentes, no docentes, egresados, ciudadanos… Todos estarán observando su gestión en una institución que les pertenece.

S.V.

 

Rectores anteriores

Print Friendly, PDF & Email