Las encuestas vienen calentitas

Fuente: www.aresco.com

El último día de agosto, con temperatura primaveral, se conocieron los datos de una encuesta de Julio Aurelio recién “sacada del horno”. El escenario es complejo y muestra números que “entusiasman” por igual a los dos candidatos principales de la contienda

Fuente: www.aresco.com
Fuente: www.aresco.com

Escribe NET
De nuestra Redacción

Caliente la semana que pasó y caliente la que viene, según el servicio meteorológico.

Agosto se despide con bombos y platillos, temperatura de 30 grados, Tucumán con alto voltaje, la oposición zapateando por una reforma electoral a menos de dos meses de los comicios y para completar la celebración de Santa Rosa se difundió una encuesta recién salida del horno.

Numerosos dirigentes y especialistas sacaron el abanico para soportar el viento abrasador de las primeras proyecciones en torno a lo que puede pasar en las urnas de octubre y por ende, en el país a partir de diciembre.

El muestreo, enviado a nuestra Redacción desde el búnker de Daniel Scioli, fue realizado por Julio Aurelio en dos días consecutivos 25 y 26 de agosto.

Cada candidato tiene una mirada diferente sobre la foto mostrada por la consultora y como ya es habitual en los últimos tiempos, “todos se sienten con ventaja y ganas de festejar”.

Vamos paso a paso. La consultora muestra la tendencia y la proyección del voto a presidente.

En este sentido, ubica al Frente para la Victoria (FPV) que lleva la fórmula Daniel Scioli- Carlos Zannini con una tendencia del 38,3% y una proyección del 40,5%.

El segundo lugar es para Cambiemos, con la boleta liderada por Mauricio Macri y Gabriela Michetti. Aquí, para el consultor el frente tiene una proyección del 28,6% y una proyección del 30,3%.

La lectura de esta “foto” llevó a ciertos oficialistas a “sentirse confiados” en un triunfo en primera vuelta.

No obstante, en las filas del macrismo sostienen que la proyección del espacio está en el 32%. “Estamos sólo a ocho puntos y vamos a crecer”, señalaron fuentes del entorno del jefe porteño.

Es bueno recordar que para ganar en primera vuelta con el 40% de los votos, se tiene que superar en un 10% al principal competidor.

La imagen de hoy no deja fuera de pista la posibilidad de un balotaje, un escenario que no le conviene al oficialismo.

El macrismo por lo bajo recuerda que las encuestas no favorecían a su candidata a gobernadora en la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y luego las urnas “sorprendieron”.

De acuerdo a los datos de la encuestadora de Aurelio, Aresco, en tercer lugar se ubica el espacio UNA, de Sergio Massa, con tendencia de 16,3% y una proyección de 17,2%.

Es otro dato a tener en cuenta, ya que en las PASO la sumatoria de UNA logró un 20%. ¿Adónde irán esos votos? Es un interrogante, si tenemos en cuenta que las tendencias de Scioli y Macri son similares a los números arrojados por las Primarias.

La muestra deja en cuarto lugar a la izquierda que promueve a Del Caño-Bregman y a pocos pasos a la fórmula progresista liderada por Margarita Stolbizer y el villamariense Miguel Olaviaga.

En el pelotón de los tres últimos está el puntano Rodríguez Saá.

El nivel de ciudadanos que dijeron votar en blanco o estar indefinido es bajo y pone la lupa en la polarización existente entre los tres primeros.

 

Fuente: www.aresco.com
Fuente: www.aresco.com

Continuidad o cambio

La consigna que se viene planteando rumbo a los comicios de octubre, “continuidad o cambio”, también fue motivo de consulta en el marco de la muestra de Aresco.

En este contexto, surgen datos dignos de analizar y que seguramente será un punto fuerte para la estrategia tanto del oficialismo como de la oposición.

La continuidad de manera absoluta, sin tocar nada, fue preferida por el 24% de los encuestados.

El cambio completo de modelo fue elegido por el 40,8% de los consultados. Un porcentaje alto, si se toma como base que la gestión presidencial tiene una buena apreciación por parte de la sociedad.

Entre esas dos franjas, extremas, está el 28,7% que espera “una continuidad con algunos cambios del modelo actual”.

Toda una señal que no pasará desapercibida para los asesores de los candidatos presidenciales.

Casi un 30%, según estos datos, prefiere un cambio moderado y sin tantas incertidumbres y lo proyectan en parte en el candidato del oficialismo.

 

La imagen presidencial

El tercer punto abordado por el consultor fue la imagen de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Sin duda, la división entre los positivos y negativos es contundente.

La mandataria, respecto a su gestión, tiene una imagen positiva del 48,4% y una imagen negativa del 47,7%.

Una muestra de la marcada división en la sociedad con relación al liderazgo carismático que ejerce Cristina, tanto en lo personal como en lo institucional.

La mayoría tiene una posición tomada sobre su Gobierno y las adhesiones son muy significativas, si se tiene en cuenta que lleva ocho años en la Casa Rosada.

Cristina sigue ostentando una alta cuota de poder que hoy por hoy no tiene ninguno de los candidatos que pretenden sucederla.

Un punto, también de lectura exigida, es el que se refiere a la opinión sobre “la situación económica, personal y familiar” de la presidenta de la Nación.

El 57,7% la ve con buenos ojos contra un 37,9% que la apuntó como negativa.

Mucho más que un simple dato.

 

Ficha técnica

* Encuesta cuantitativa de técnicas mixtas coincidentales y telefónicas

* Ambito geográfico: total país.

* Universo: población mayor de 16 años en condiciones de votar. Tamaño de la muestra: 4.156 casos. Error estadístico global: +/- 1,55%. Nivel de significación: 95.45%.

* Instrumento de recolección de datos: investigación con metodologías combinadas coincidental y telefónica con cuotas de sexo, edad y nivel educativo.

* Fecha de realización: 25 y 26 de agosto de 2015.

Print Friendly, PDF & Email