River fue una máquina

Todo River celebra el tanto de Román Piovano, que abrió la goleada obtenida en Plaza Ocampo frente a San Lorenzo de Las Playas

En Plaza Ocampo, el club del barrio Almirante Brown goleó por 5-1 a San Lorenzo de Las Playas

 

Todo River celebra el tanto de Román Piovano, que abrió la goleada obtenida en Plaza Ocampo frente a San Lorenzo de Las Playas
Todo River celebra el tanto de Román Piovano, que abrió la goleada obtenida en Plaza Ocampo frente a San Lorenzo de Las Playas

Escribe Alexis Zegatti

River Plate goleó a San Lorenzo de Las Playas en su presentación en Plaza Ocampo. El elenco millonario superó por 5 a 1 al conjunto dirigido por Héctor Brouet, que no opuso resistencia.

Muchos problemas defensivos y poco juego, al local se le hizo cuesta arriba debido a que siempre estuvo en desventaja frente a un River que supo coordinar precisión y celeridad a cada ataque para redondear una tarde perfecta.

Ya desde el inicio se visualizaba que la llave para abrir el encuentro estaba por la banda derecha de la visita con el aporte de Tissera que complicaba a Argañaraz cada vez que lo enfrentaba; pese a ello, en los primeros minutos, el defensor de la visita Sacha Barrionuevo zafó de la roja por un golpe sobre la cara a Taddey, en una acción que era para expulsión y el referí sólo lo amonestó.

A los 7’ Tissera tuvo la primera de riesgo tras dejar en el camino a su marcador y rematar cruzado, pero el uno respondió bien con su pierna, y un cuarto de hora después -tras algunos intentos que fueron interceptados correctamente por la defensa- llegó el primer tanto.

Sobre los 21 minutos, un pelotazo cruzado de izquierda a derecha encontró a Tissera en soledad quien tras superar a su marcador envió un centro para la aparición de Román Piovano, quien solo tuvo que empujarla: 1 a 0 y debut con gol del ex-Yrigoyen.

En ese entonces, la defensa local no hizo pie y cometió muchos errores en cada intento de salir desde el fondo. Por lo tanto, a los 27’, Oviedo perdió la pelota y Julián López remató aunque Gabriel Brouet respondió correctamente.

Buscando algún cambio en sus jugadores, el DT local movió rápidamente el banco y a los 30 minutos ingresó Neri en lugar de Villarroel, quien se fue a las duchas muy enojado por la modificación.

Y el recién ingresado tuvo su chance pocos minutos después tras un centro de Palavecino, pero Bachanini apareció para desviar la buena definición.

Ya en la parte final del primer período, llegaron más emociones, con tres goles en cinco minutos.

A los 40’, tras un gran pase entre líneas, Cristian García quedó de cara al arco y definió al palo más lejano del guardametas para establecer el 2 a 0. Y, cuatro minutos más tardes, llegó otro cachetazo para el local.

El lateral izquierdo Jorge Sosa tomó el balón y, tras una gran pared con García, definió al palo más lejano de un Brouet que se estiró en vano y no pudo evitar el tercer tanto.

Sin embargo, mientras festejaban la conquista, San Lorenzo movió del medio y Neri fue derribado por el propio Sosa tras pisar el área por el sector derecho. Penal que Taddey se encargó de convertir en gol: 3 a 1.

Así culminó la primera parte, con un River que supo aprovechar las ocasiones, que fue punzante por derecha con las escaladas de Tissera; mientras que el local no le encontró la vuelta al encuentro y que físicamente no pudo superar al rival.

Cuando tan sólo iban tres minutos del complemento, Tissera volvió a sorprender por su sector. Le quitó el balón a Argañaraz, ingresó al área y definió por debajo del portero local: 4 a 1 y golpe al mentón para el equipo de Las Playas.

Tras ese gol, los segundos 45 minutos estuvieron de más y únicamente le permitió al “Millonario” estirar la ventaja, después de generar muchas situaciones de gol.

Para sumar mayores problemas, a los 30 m de la segunda parte, el local se quedó con 10 ya que Amaya sufrió una lesión y no tenía más cambios para hacer el elenco azulgrana.

Sobre el final, el propio García (cuatro goles en dos partidos) redondeó la goleada con un gran cabezazo para el 5 a 1. El “Lungo” volante receptó un gran centro de Sosa a la salida de un córner y puso cifras definitivas al encuentro.

 

La figura

Maximiliano Tissera

Convirtió un gol que le permitió coronar una gran tarde, pero además generó riesgo y complicó a la defensa siempre que escaló por su sector. Cristian García, con dos goles y una asistencia, redondeó una muy buena tarde.

 

El árbitro

Cristian Rivadera

Fue de menor a mayor. Al inicio del encuentro amonestó a Barrionuevo por una falta en la que debería haberlo expulsado. Después no tuvo mayores complicaciones. Correcto en el penal para el local.

Print Friendly, PDF & Email