Llamado de atención y tristeza por galgos en pésimo estado

Un perro galgo cuidado por una entrevistada por EL DIARIO meses atrás. La imagen es de archivo y meramente ilustrativa de esta nota. En varias ocasiones llegaron gestos de preocupación por estos perros a la Redacción

Dijeron que el abandono que sufren los perros es evidente y que han observado numerosos canes en una situación deplorable. Piden que se haga algo para frenar el sufrimiento animal

Un perro galgo cuidado por una entrevistada por EL DIARIO meses atrás. La imagen es de archivo y meramente ilustrativa de esta nota. En varias ocasiones llegaron gestos de preocupación por estos perros a la Redacción
Un perro galgo cuidado por una entrevistada por EL DIARIO meses atrás. La imagen es de archivo y meramente ilustrativa de esta nota. En varias ocasiones llegaron gestos de preocupación por estos perros a la Redacción

Tres vecinas de la ciudad expresaron su preocupación en la Redacción de EL DIARIO al observar perros galgos abandonados en estado deplorable en la ciudad.

“Nos ha llamado la atención su estado, el encontrarlos muertos luego de terribles agonías, tirados maniatados, desnutridos, en estado irrecuperable a causa del permanente uso de drogas ilícitas”, dijo una de las mujeres.

“Es una actividad que tiene muchas facetas, muchos sectores involucrados y demasiados intereses puestos en un simple e indefenso animal, el que no ha decidido ser parte de nada, sino que el hombre, por su “habilidad” de correr, lo condena a una actividad que sólo lo conduce a su muerte”, remarcó una de las vecinas, quienes pidieron que no se diera a conocer su identidad (la que demostraron con documento nacional) porque temen represalias por parte de algunos organizadores de carreras.

“Deberíamos hacer frente a una realidad que no se esconde, que nos atropella, nos confronta con lo peor del ser humano que es la explotación del otro por dinero. Y aunque sea más fácil no ver, sabemos que sí existe, que sí pasa, y que nuestra ciudad y Villa Nueva no están ajenas a las carreras clandestinas de galgos ni a los criaderos ni mucho menos a los casos de maltrato”, recalcó otra de las ciudadanas.

Además se preguntaron por qué los veterinarios no cuestionan estas actividades “ni asesoran ni denuncian”.

“Si bien es cierto que no todos los que practican esta actividad tratan a los animales por igual, me pregunto si no deberían ser ellos mismos los que aborrezcan esas prácticas. Si tanto aman y cuidan, y se desviven por estos animales, ¿no deberían luchar por una actividad reglamentada y regulada?”, expresaron.

Criticaron los argumentos de galgueros. “¿Qué parte es inocua? ¿Acaso el acortamiento de la vida del perro no les dice nada? Si es cierto que no les hace daño, por qué todo es tan clandestino, qué ocultan. ¿Qué no debe verse? ¿Si es un espectáculo familiar por qué no hacerlo accesible en vez de en terrenos privados? Los casos que hemos conocido muestran muy poco interés por la vida del animal, y sí muchísimo interés en el valor monetario que deja su corta vida útil”, aseguró una de las ciudadanas.


Hay un proyecto de ley que prohíbe las carreras en todo el país

El proyecto de ley en torno al tema tiene dictamen firmado en la Comisión de Justicia.

Por el mismo, “queda prohibido en todo el territorio nacional la realización de carreras de perros, cualquiera sea su raza”, con multas y penas de prisión de hasta cuatro años al que “organizare, promoviere, facilitare o realizare una carrera de perros, cualquiera sea su raza”.

La senadora María M. Odarda argumentó que “en diversas localidades del país se desarrollan cada vez con mayor frecuencia (algunas son incluso permanentes y regulares) y con mayor número de participantes y de público asistente, carreras de perros, de las cuales sus organizadores se distribuyen las ganancias que se obtienen producto de las apuestas de los concurrentes. En las mismas se juega mucho dinero de manera ilegal, sin tributar impuestos”.

Son varios los municipios que se han pronunciado en contra de este tipo de abusos mediante ordenanzas municipales, prohibiendo la corrida de perros cualquiera sea su raza.

En la provincia de Buenos Aires la Ley N° 12.449 prohíbe el uso de perros tanto para carreras como para la caza de otros animales y se expresa que dicha normativa pretende “contribuir a jalonar una política de Estado respecto al problema de la protección de los animales y, específicamente, en este caso de los canes”.

En la provincia de Santa Fe también se aprobó un proyecto de ley para prohibir las carreras de perros en todo el territorio de esa provincia y sancionar con arresto y multas a aquellos que la incumplan. El principal argumento que sustenta el proyecto es la crueldad y maltrato que reciben los galgos, que “son drogados, castigados y estimulados con descargas eléctricas, pasan la mayor parte del tiempo en jaulas y se les permite salir sólo para entrenar, competir o hacer sus necesidades”.

Los galgos son perros tranquilos, hogareños, buenos compañeros de los niños y velocistas.

Print Friendly, PDF & Email