Lo “pescaron” cuando salió con el carrito lleno, pero sin pagar

Parte de la mercadería secuestrada: vinos y detergentes. Sin dudas, un cliente de buen paladar y “limpito”, según Carlitos Balá

Cuando otros clientes lo vieron salir con el carrito repleto se pusieron “verdes” de envidia. El hombre no se olvidó de nada, salvo de pasar por la caja registradora

Parte de la mercadería secuestrada: vinos y detergentes. Sin dudas, un cliente de buen paladar y “limpito”, según Carlitos Balá
Parte de la mercadería secuestrada: vinos y detergentes. Sin dudas, un cliente de buen paladar y “limpito”, según Carlitos Balá

Un cliente de una firma comercial situada en barrio Industrial de Villa María fue sorprendido, durante la mañana de ayer en la playa de estacionamiento de la misma, cuando se aprestaba a llevarse una voluminosa “compra” de mercadería, pero no había pasado por la caja para pagar, informó la Unidad Departamental San Martín.

El hecho ocurrió a las 10.30 de la víspera en el amplio predio de la firma Don Emilio, situada en avenida Presidente Perón y Paso de los Andes, desde donde el sujeto, de 36 años, fue trasladado a la sede policial por la supuesta autoría de “hurto en flagrancia”.

La Policía informó que el individuo “salió de la distribuidora con el carrito lleno de mercadería sin abonar”.

Pero no sólo no pagó lo que transportaba en el carrito, sino que instantes después el control observó que dentro del Ford Focus gris, dominio INS 540, propiedad del “cliente”, se encontró más mercadería de “las que no tenía ticket de compra”, precisó la Policía.

En el caso tomó intervención la Fiscalía de Instrucción del Segundo Turno, a cargo de Gustavo Atienza.

 

Un violento

En tanto, durante las primeras horas de la tarde de la víspera la Policía detuvo a un joven de 19 años, sobre quien pesaba una orden judicial en tal sentido por la supuesta autoría de “lesiones leves calificadas y amenazas”.

El cumplimiento de lo dispuesto por la Fiscalía de Instrucción del Segundo Turno se concretó a las 14.30 a la altura del 2500 de calle Vélez Sarsfield, punto desde donde el individuo fue trasladado a la sede de la Comisaría donde fue puesto a disposición del magistrado interviniente.

 

Encubrimiento

Por otro lado, otro joven, en este caso de 20 años y domiciliado en Arroyo Cabral, también quedó a la orden de la Fiscalía antes mencionada, acusado de “encubrimiento”, aunque se dispuso que permanezca en libertad.

Todo se inició a las 9.30 cuando personal de la Subcomisaría de la localidad referida procedieron a controlar una Guerrero Trip sin patente colocada que era conducida por el joven.

Ante ello el motociclista emprendió la fuga, aunque fue interceptado en la esquina de Presidente Perón y Cataldi en la vecina localidad.

Sin embargo, el muchacho abandonó el rodado y corrió hasta su domicilio, por lo que los agentes incautaron la moto al constatar que tenía pedido de secuestro desde la Unidad Judicial de Villa María.

Poco después, el padre del joven lo llevó a la sede policial para aclarar la situación planteada. Allí se le informó al motociclista que se encuentra imputado como presunto autor de “encubrimiento” y que permanezca en libertad.

Print Friendly, PDF & Email