“Lo que nos moviliza es la necesidad de las personas que quieren trabajar ”

Los integrantes de El Arca, recorrieron ayer la Cooperativa Comunicar y dialogaron con EL DIARIO

En la actividad que organizó Ecosol, compartieron su experiencia los integrantes de la empresa de gestión social “El Arca” de Mendoza que proponen un sistema de consumo consciente y economía con justicia

 

Los integrantes de El Arca, recorrieron ayer la Cooperativa Comunicar y dialogaron con EL DIARIO
Los integrantes de El Arca, recorrieron ayer la Cooperativa Comunicar y dialogaron con EL DIARIO

Convocados por el área de Economía Social y Solidaria (Ecosol) de Cáritas Diocesana Villa María, referentes de la empresa de gestión social “El Arca” de Mendoza, compartieron la experiencia que atesoran tras diez de trayectoria vinculando pequeños productores con redes de familias, empresas, organizaciones sociales, universidades e instituciones públicas que deciden ser parte de un “sistema de consumo consciente y comercio con justicia”.

“Una de las actividades que planteamos desde Ecosol es un seminario cuyo objetivo era convocar a los protagonistas de diversas experiencias que estén funcionando en la Argentina que nos permitan ampliar el horizonte de lo posible y vayan aunando actores aquí en Villa María”, manifestó Emanuel Lanza, uno de los impulsores de los eventos.

En los encuentros abiertos a la comunidad y que se concretan cada quince días, ya se impulsaron charlas y paneles que contaron con la presencia de especialistas en la temática.

“Creo que los encuentros son una gran chance para los actores locales (trabajadores, estudiantes y dirigentes sociales) que por ejemplo en este caso, pudieron conocer un sistema que genera oportunidades de trabajo digno, distribuye riquezas e interpela las pautas de consumo”, reflexionó Lanza.

Como objetivo a futuro, el representante de Cáritas consideró que la creación de un espacio de diálogo, debate y encuentro, donde se aborde a la economía social desde diversas perspectivas sería más que relevante.

 

Ejemplares

“El Arca es una organización que junta a sí misma a pequeños productores y consumidores-compradores. Básicamente surgió hace ya diez años, después de un proceso previo organizativo de muchas familias que en la mayoría de los casos no tenían laburo y que necesitaban mejorar sus ingresos”, indicó Pablo Ordóñez que se desempeña como coordinador de la empresa de gestión social.

Cabe consignar que el sistema implementado por El Arca se ha replicado hasta el momento en la zona este de Mendoza y las ciudades de Córdoba y Neuquén.

“Nosotros promovemos fundamentalmente tres cosas: generar trabajo digno y útil, impulsar el consumo responsable y por último, distribuir oportunidades y riquezas, desterrando la idea de una sociedad que solamente acumule”, sostuvo el entrevistado por este matutino.

“Creo que el detalle más distintivo que tenemos en El Arca, es que construimos una sociedad prosumidora, de productores y consumidores, donde el consumidor no es alguien que solamente compra un producto y nada más, sino que tiene un rol activo en nuestra organización”

“Proponemos que el consume, más allá de que elige algo porque le sirve, es de buena calidad o lo necesita, compre empezando a entender que está generando trabajo en los sectores que menos oportunidades tienen”.

Entre las concreciones que El Arca ha logrado en el mercado. Ordoñez señaló como logro la producción de salsa de tomate que hoy se consume por uno de los restaurantes especializado en pastas más importantes de la ciudad de Mendoza.

“Hemos ido creciendo e interactuando con otros actores de la economía, logramos ser proveedores de Arcor en ropa de trabajo y otras firmas importantes. Esto genera la activación laboral local y permite que haya un beneficio del productor consumidor que sostiene una organización que no acumula sino que se auto sostiene”, acotó Ordoñez.

Cabe consignar que el coordinador de El Arca estuvo acompañado por Eliana Cantos (propulsora de la empresa en la ciudad de San Martín) y Mario Nieto que rescataron la intención de la organización de trascender en otros lugares del país, pregonando otra forma de subsistencia.

 

Compartiendo historias

“Vinimos a Villa María a compartir nuestra historia porque nos parece importante dar a conocer que lo que nos moviliza es la necesidad legítima de la gente relacionado con el trabajo”, sostuvo por su parte, Eliana Acevedo, también integrante de El Arca.

“Queremos transmitirle que más allá de las sensaciones de faltantes que tenemos, de recursos, de espacios y la existencia de contextos adversos que nos rodean siempre existe la posibilidad de indagar un poco más en lo que tenemos y darnos cuenta que hay muchas potencialidades para aprovechar en nosotros mismos”, enfatizó Acevedo.

“Tenemos que lograr juntarnos, mirarnos a la cara, discutir y ver esto de que las diferencias que tenemos no nos sigan separando, sino tratar de lograr construir una idea, hacernos cargo de la misma y llevarla para adelante”, añadió.

“Lo que contamos es lo que construimos a partir de vivir la situación. Nosotros decimos que tenemos algunos aciertos pero también muchos fracasos y adversidades, creo que tenemos que seguir aprendiendo muchas cosas”, apuntó.

“Hoy por hoy El Arca, aparece en la sociedad como un intento de alterar algunas normas económicas establecidas y que pareciera no se pueden mover. Somos una posibilidad que las cosas se pueden cambiar todavía”, redondeó.

Respecto a la realidad villamariense, los consultados indicaron que el consumo diferente podría adquirir importancia si instituciones, medios de comunicación y otras entidades se involucraran en promover esta modalidad.

“Saber que un producto, manufacturado a nivel local, tiene una historia y está generando un trabajo digno, podría lograr más generación de laburo. Si se rompiera esta estructura donde el productor y el consumido están en tensión y logramos emprender que no tenemos intereses contrapuestos, nos juntamos y tratamos de encontrar caminos para resolver nuestros problemas, sería ideal”, concluyeron.

Print Friendly, PDF & Email