Los goles se tomaron el feriado

Wartel y Ñáñez disputan una pelota “a muerte” durante el empate sin tantos que protagonizaron ayer para abrir el noveno capítulo

Liga VillamAriense – Apertura – 9na. fecha – Interzonal C y D
Argentino y Universitario igualaron sin goles en el encuentro que abrió el
noveno capítulo. El Lobo hizo el mayor gasto, pero no pudo quebrar el cero, mientras que la Uni cuidó el empate con el que sigue liderando su zona en soledad
Escribe: Federico Gazzoli
Fotos: César Carballo
Un aburrido empate sin goles, en el encuentro que sirvió para abrir la novena fecha del Apertura de la Liga Villamariense y que, en la previa, se presentaba como uno de los duelos más atractivos de la jornada, protagonizaron ayer por la tarde Argentino y Universitario en barrio Nicolás Avellaneda.
Si el cotejo se disputó en un panorama de bajo vuelo futbolístico se debió a dos motivos principales: el Lobo, que necesitaba el triunfo para volver a liderar en soledad la Zona D y que fue más decidido a buscar la victoria que su rival, careció de peso ofensivo para cambiar por gol la supremacía que estableció gracias al trabajo en el mediocampo, mayormente desde los pies de Franco “Pulpo” Ñáñez y de su conductor natural Claudio “Lana” Díaz, mientras que la Uni, que requería sumar de a tres para quedar cerca de la clasificación en la Zona C, pasó la mayor parte del encuentro dedicándose a tratar de encontrar un orden ofensivo para no sufrir sobresaltos, tomando de manera positiva, y como principal premisa, irse de la cancha de Argentino con su arco en cero, por lo que pisó pocas veces con peligro el área del dueño de casa.
Con ese panorama, fue el equipo conducido por Christian Romero el que dispuso de las chances más claras de gol durante el primer tiempo.
La primera, a los 16’, nació desde un pelotazo de Matías Rojas desde el fondo, luego Agustín Moreno entró al área por la izquierda, cambió al otro costado y Jonathan Rosales remató alto de derecha. Cinco minutos más tarde, Simón Mellano contuvo sin problemas un tiro libre ejecutado por Díaz y poco después, a los 23’, Gastón Molina envió un centro, cerca del punto penal Mauro Fuente la bajó de pecho de espaldas al arco y en la medialuna el propio Díaz definió muy elevado.
Por último, sobre la media hora, Ariel Galíndez mandó centro desde la izquierda,  por el segundo palo llegó Rosales y cabeceó un balón que se fue al lado del palo izquierdo.
Con poco Argentino fue más, pero falló en la definición y así la primera etapa finalizó en pardas, con el cero como denominador común.
En el inicio del complemento Universitario soltó un poco más sus líneas, dando a entender que intentaría tener un mayor protagonismo que en los primeros 45’, pero los dirigidos por Christian Romero apenas avisaron con un remate cruzado de Brian Sanabria (tras asistencia de Antonino) que Carlos Ronco controló en dos tiempos.
Después de esa maniobra, aunque con menos incidencia ofensiva que durante el primer tiempo, Argentino volvió a salir a la caza de la victoria, aunque solamente dispuso de una chance concreta para hacerlo, pero volvió a carecer de la lucidez necesaria para quebrar el arco custodiado por Mellano. Iban 32’, el ingresado Nahuel Gaitán metió un pelotazo largo desde el fondo, “Lana” Díaz quebró la última línea rival, pisó el área, tras dos amagues y en diagonal hacia el medio abrió hacia la izquierda y cerca del área chica, increíblemente, Agustín Moreno remató por encima del larguero.
Tras esa acción, el encuentro pasó a jugarse cada vez más lejos de los arcos, porque el Lobo se quedó sin fuerzas y sin ideas como para romper el cero y debido a que Universitario no tuvo la lucidez necesaria para aprovechar la merma física del dueño de casa y sólo volvió a inquietar a Ronco a dos minutos del final, a través de un córner ejecutado por Barengo desde la izquierda que el uno mandó a un nuevo saque de esquina cuando se venía un gol olímpico (que hubiese sido digno de otro partido)
Así, la pelota divagó en el mediocampo sin un claro dominador y los minutos fueron corriendo hasta que llegó el pitazo final, que dejó un pobre empate sin goles en barrio Nicolás Avellaneda. Argentino se quedó con las ganas de volver a liderar en soledad la Zona D (ahora comparte la cima con Playosa, que tiene un partido menos), mientras que Universitario, más allá de que sigue mandando en la Zona C, desperdició una gran chance de quedar a un paso de la clasificación.
El árbitro: Juan Ferreyra
Regular actuación. Tuvo un buen primer tiempo, prácticamente sin fisuras, pero en el complemento su actuación se desdibujó cuando obvió algunas infracciones, se equivocó de lado en otras y cobró mal, a instancias de sus asistentes, un par de posiciones adelantadas
La figura: Franco Náñez
Con su habitual despliegue, el Pulpo fue el principal sostén del mediocampo de Argentino, cubriendo acertadamente todos los espacios que su equipo dejó cuando fue a buscar la victoria. Además, hizo muy bien los relevos en la línea defensiva.

Print Friendly, PDF & Email