Los medidores de agua potable pueden controlarse a nivel local

Los laboratorios de la Tecnológica villamariense se ofrecen como espacios aptos para el control de los dispositivos instalados en los domicilios y otros inmuebles

La Secretaría de Comercio Interior obliga a las empresas proveedoras de agua potable de todo el país a verificar el funcionamiento correcto de los medidores instalados en domicilios, para evitar consumos excesivos del vital elemento o problemas de facturación producto de lecturas erróneas efectuadas por las empresas que brindan el servicio

Los laboratorios de la Tecnológica villamariense se ofrecen como espacios aptos para el control de los dispositivos instalados en los domicilios y otros inmuebles
Los laboratorios de la Tecnológica villamariense se ofrecen como espacios aptos para el control de los dispositivos instalados en los domicilios y otros inmuebles

A partir del presente año, las empresas proveedoras de agua potable de toda la Argentina tienen la obligación de verificar periódicamente los medidores instalados en los hogares, a fin de garantizar su correcto funcionamiento.

Ajustarse a la normativa es una necesidad para los prestadores del servicio, que de hacer caso omiso, podrían ser sancionados.

El marco legal dispuesto también resulta importante para los usuarios de la red de agua potable, ya que se les garantizará que los medidores ubicados en sus domicilios funcionan correctamente.

En este marco, la UTN Villa María se encuentra en condiciones de proveer el servicio de medición de errores máximos permisibles, que es el principal ensayo que permite asegurar que las lecturas de volúmenes consumidos se encuentran dentro de las tolerancias permitidas.

Vale indicar que el Banco de ensayos volumétricos con medidor patrón para medidores de agua potable fría depende del Departamento de Mecánica y está a cargo del ingeniero Eduardo Cerutti y del doctor José Lucioni, quienes llevan a cabo la tarea de realizar los ensayos requeridos por usuarios finales o por las empresas proveedoras de agua.

 

Con experiencia en mediciones correctas

“Este banco de ensayos lleva prestando servicios desde el año 1998 y ya se han realizado más de dos mil ensayos, principalmente destinados a cooperativas de agua de la zona y de la región”, manifestó el ingeniero Cerutti.

“Es una tarea que requiere ser realizada de manera minuciosa, ya que se está verificando uno de los parámetros fundamentales de funcionamiento del medidor, tal como lo es el volumen y el caudal de fluido”, puntualizó.

La actividad se lleva a cabo en las instalaciones del Laboratorio de Fluidos, ubicado en el área de Talleres y Servicios de la Tecnológica villamariense.

En el lugar es posible observar el banco constituido por los tanques calibrados y los carros de posición donde van colocados hasta 16 medidores en simultáneo. Luego, un conjunto de conexiones, llaves de paso, sensores, termómetros y caudalímetros completan el cuadro.

Los medidores de agua son controlados exhaustivamente antes de ser colocados en el banco; se registran sus características constructivas y su número de identificación. El ensayo inicia con la verificación de pequeños caudales, los cuales se van incrementando hasta llegar a siete metros cúbicos por hora.

También es posible realizar pruebas a caudales específicos requeridos por los clientes.

Por su parte, el doctor Lucioni mencionó que “en la misma Resolución 91/12 (que establece la obligatoriedad en la verificación de medidores) se hace referencia a la necesidad de control del parque de instrumentos de medición que intervienen en la cuantificación de los bienes que son objeto de transacciones comerciales, así como en la preservación de la salud, la seguridad y el medio ambiente».

De esta manera, el aseguramiento de la correcta medición no sólo tiene una finalidad comercial, sino también una dimensión socioambiental que evita consumos excesivos de agua por falta de control y errores en los equipos empleados para la determinación de volúmenes industriales y domiciliarios consumidos”.

“En el corto plazo, las cooperativas de agua deberán realizar no sólo los ensayos de determinación de errores, sino también todos los adicionales establecidos por la legislación vigente. La Facultad puede proveer el servicio de orientación y asesoría para la adecuación a estas nuevas exigencias”, subrayó Cerutti.

Las ciudades de Villa María y Villa Nueva se encuentran en una posición singular al disponer, en el ámbito de la Facultad Regional de la UTN, de las instalaciones necesarias para garantizar a los ciudadanos de ambas comunas que las erogaciones asociadas a la provisión de agua se realizan a partir de mediciones efectuadas con equipos verificables con un banco de ensayos calibrado.

Print Friendly, PDF & Email