Los vecinos muestran las calles hundidas y los pozos del barrio

En Intendente Urtubey y Vélez Sarsfield, una boca de alcantarilla está sin su correspondiente tapa de cemento

Reclaman que se arreglen las calles en mal estado y se controlen los desagües pluviales. Además, una mujer reclama por el alumbrado público que no funciona. Dice que desde el municipio le respondieron que no había insumos

Por la presencia de pozos llenos de agua en la calle, un vecino contó que un chico se cayó de su bicicleta
Por la presencia de pozos llenos de agua en la calle, un vecino contó que un chico se cayó de su bicicleta

Las calles en mal estado, los desagües y la iluminación pública son un verdadero dolor de cabeza para los vecinos de los barrios Nicolás Avellaneda y Felipe Botta.

En los días de lluvia, e incluso durante varios después que le siguen, las calles se vuelven difíciles de transitar, con pozos de agua y barrio, peligroso para los que caminan, van en auto, moto o bici.

Y así ocurrió durante la jornada del pasado viernes, cuando un chico de alrededor de 16 años cayó de su bicicleta porque no pudo avanzar debido al estado deplorable en el que había quedado la calle después de una intensa lluvia que comenzó en horas de la madrugada. Hugo, un vecino que vive en calle Intendente

Urtubey al 600, relató: “Eran cerca de las 10 de la mañana, cuando intentó pasar un chico que anda siempre en una bicicleta especial, porque es discapacitado y no puede caminar”. Continuando con el relato, contó a EL DIARIO: “En la calle hay pozos que cuando llueve se llenan de agua y entonces no se puede ver que están, no se ve lo profundo que son”.

El hombre, que hace 35 años vive en ese lugar, dijo que para él “es un problema grande esto de las calles en mal estado, porque tengo 84 años y cuando llueve no puedo salir de mi casa”.

En cuanto al chico que cayó de su bici, Hugo comentó: “Anda siempre por aquí, él vende ‘yuyitos’ y especias, pasa casi todos los días por esta cuadra”.

Además, el hombre comentó que “los vecinos, solidarios como siempre, lo auxiliaron” y que “por suerte” el chico no tuvo heridas.

Pavimento hundido

Muy cerca de la cuadra donde vive Hugo, los vecinos también reclaman por las calles, aun cuando éstas están asfaltadas. En Intendente Reyno, entre bulevar Vélez Sarsfield y calle Ramiro Suárez, indicaron que “cuatro autos se hundieron” porque la calle presenta un pozo a lo largo en el espacio donde se ha refaccionado el cemento tras obras de cloacas.

Volviendo a la cuadra de Hugo, sobre calle Urtubey, también Natalia y su marido se suman a los reclamos. En el caso de ellos, indican la presencia de una alcantarilla de los desagües pluviales que desde hace bastante tiempo se encuentra sin la tapa de cemento que solía tener. “No sé si la han sacado por algo o se habrá quebrado”, comentó la mujer. Y también aclaró que lleva varios llamados telefónicos al número de atención al vecino del municipio. “Me cansé de llamar”, sintetizó. Como se puede ver en la imagen de arriba, las respuestas no han llegado hasta el momento.

La lluvia también lo complica todo para esa alcantarilla, porque al llenarse de agua se vuelve peligrosa para quienes transitan por allí. Incluso, Natalia contó: “Hay que estar controlando, porque algo muy común acá en el barrio es que los chicos jueguen en el agua cuando llueve y entonces hay peligro de que no vean el pozo”. Natalia comentó además que ella ha intentado tapar la alcantarilla con otros elementos, como madera, pero que es difícil mantenerla tapada cuando la lluvia es intensa.

 

Sin luz

Y para sumar algo más, en sectores el alumbrado público no funciona. Natalia dijo que “es en varias partes del barrio”, señalando que en la misma cuadra donde ella vive son varios los focos que no están en funcionamiento.

“Hace desde antes de las elecciones que algunos se quemaron y nunca los cambiaron. Hice reclamos, pero la última vez que llamé me dijeron que no había insumos para hacer el recambio”.

Print Friendly, PDF & Email