Luego de un mes hubo acuerdo y se decidió levantar el acampe

El acampe había arrancado el 8 de mayo y ayer se decidió poner punto final a la medida

DEFICIT HABITACIONAL – El municipio y las familias firmaron un acta

No se decidió terminar con la medida a cambio de un terreno. Lo que se hizo fue institucionalizar una mesa intersectorial de trabajo para buscar una solución. Participará la Asamblea Permanente de Derechos Humanos

El acampe en reclamo de acceso a tierras que arrancó en la noche del 8 de mayo finaliza pocas horas después de cumplirse el mes, mediante un acta que firmaron las familias que llevaban adelante la medida y el Gobierno municipal.

“No es la entrega de un terreno a cambio de levantar el acampe, sino de trabajar en programas y poder colaborar, asistir, poner todas las herramientas que tenemos, a disposición para generar condiciones de solución”, dijo el intendente Martín Gill.

En tanto, el asesor letrado del Palacio Municipal, Eduardo Rodríguez, precisó que por el acuerdo se pone en marcha una comisión intersectorial y que la idea es generar grupos de trabajo cooperativos.

Como se conoce, la medida se llevaba a cabo en plaza Independencia frente al Palacio Municipal Miguel Veglia, precisamente en la esquina de Antonio Sobral y Mendoza.

Las personas reclamaban poder acceder a un terreno, a través de planes de cuotas accesibles y acordes a los niveles de ingresos.

Este grupo de cuarenta personas pasó a denominarse Asociación de Mujeres Autoconvocadas por un Sueño, AMAS, y bajo ese nombre ayer se suscribió el convenio.

 

Cómo será

De acuerdo a lo especificado por Rodríguez y Gill, de la mesa participarán también la Auditoría General y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de la ciudad.

“Casi desde el comienzo hemos mantenido una mesa de trabajo, en la que intervinieron el Instituto Municipal de Vivienda, Asesoría Letrada, la Secretaría de Inclusión y la auditora (Alicia Peressutti), que en la última etapa sirvió como marco para encauzar un diálogo con las familias”, explicó el mandatario.

“Siempre hemos manifestado que el municipio llevaba adelante un conjunto de programas y que trabajaba en la solución, que lo que proponíamos era generar una mesa de trabajo  que pudiera institucionalizarse”, apuntó y agregó que siempre tuvo como eje que las familias accedieran al suelo sin dejar al resto de la ciudadanía (que presenta la misma carencia) en condiciones de desigualdad.

El jefe del Ejecutivo habló de “muy buena voluntad de ambas partes” y aseguró que esta semana “se pone en marcha la comisión de trabajo intersectorial”, a la par de que confirmó  la atención de “dos o tres grupos de mayor vulnerabilidad, que han tenido abordaje a través de Inclusión”.

Rodríguez, por su lado, declaró que se busca “transformar este reclamo en una propuesta superadora y generar una comisión para trabajar en conjunto y de manera coordinada, para buscar soluciones a la falencia habitacional”, que remarcó que existe no sólo en Villa María sino en toda Latinoamérica.

Graficó el convenio desde “un nuevo paradigma”, el de que el Estado y la ciudadanía lleve acciones en conjunto y coordinación y en ese marco precisó que se perseguirá “generar grupos de trabajo cooperativos, que ojalá salgan bien porque se puede extender” en los demás casos.

 

Print Friendly, PDF & Email