“Lupe” Pintor, el boxeador que puso nocaut a la devaluación

“Lupe” Pintor celebra su victoria sobre Johnny Owen en Los Angeles, que terminó en tragedia (imagen capturada de Internet)

El mexicano fue uno de los boxeadores destacados de los 80. Nominado, recientemente, para ingresar al “Salón de la Fama”, nos permitió recordar una singular anécdota que habla de bancos, dinero ahorrado y medidas económicas

“Lupe” Pintor celebra su victoria sobre Johnny Owen en Los Angeles, que terminó en tragedia (imagen capturada de Internet)
“Lupe” Pintor celebra su victoria sobre Johnny Owen en Los Angeles, que terminó en tragedia (imagen capturada de Internet)

Escribe Gustavo Ferradans

El mundo del deporte, y en particular del boxeo, se ha caracterizado por contar con protagonistas que trascendieron por su personalidad, a veces controvertidos, otros polémicos o extravagantes, inclusive más allá de los éxitos sobre un cuadrilátero.

En el deporte, fueron muchos los que por distintas razones mostraron particularidades, que quedaron grabadas en la memoria colectiva por su personalidad, algunos con un costado intelectual (como Jorge Valdano), otro con un compromiso personal y social (como Sócrates, aquel crack brasileño), o por su rebeldía (como el irlandés George Best o John McEnroe) y hasta otros como un playboy (entre ellos el recordado expiloto James Hunt).

En el boxeo, hubo uno que, tal vez un tanto particular, de personalidad y algunas peleas controvertidas: José Guadalupe “Lupe” Pintor.

Hace pocos días surgieron tres boxeadores, tres leyendas del deporte de los puños, fueron elegidos para ser exaltados al Salón de la Fama del boxeo internacional, en junio próximo: el puertorriqueño Héctor “Macho” Camacho, el panameño Hilario Zapata (rival del cordobés Santos “Falucho” Laciar) y el mexicano José Guadalupe Pintor.

La nominación trajo al recuerdo una anécdota de este mexicano, con una personalidad formada en medio de una infancia pobre, con un padre violento, que le sirvió para buscar su futuro con el boxeo y al mismo tiempo, cuidar lo ganado. Sobran los ejemplos de otros que no lo supieron hacer y terminaron despilfarrando todo lo ganado.

 

La anécdota

Muchos cuentan que “Lupe” es una persona de humor exultante y que en sus ocho años como campeón supo ganar mucho dinero y, al mismo tiempo, supo cuidarlo. Una anécdota, particularmente risueña emparenta esta historia de Pintor, a lo que sufren hoy millones de argentinos, con el tema de la devaluación del peso.

Desconfiado de los bancos, supo ocultar “bajo tierra” más de un millón y medio de dólares, pero en distintos lugares.

Nadie conocía qué había hecho con su fortuna y la intriga de su manager “Cuyo” Hernández le llevó a preguntarle por qué no tenía una cuenta en algún lado.

En un clima de confianza, encontró el momento justo para preguntarle “¿qué hace con lo que ganó? ¿por qué no lo deposita en un banco?”. “Lupe”, sin titubear respondió “porque no conozco a nadie de confianza allí”

Hernández insistió en que no hacía falta conocer a nadie en un banco, pero el boxeador se mantuvo en su postura.

Por esos años, en México, como ha ocurrido muchas veces a lo largo de la historia económica de muchos otros países, los bancos sólo recibían depósitos en pesos mexicanos, por lo que había que cambiar los dólares para incorporarlos en una cuenta.

Sucedió que el gobierno anunció una devaluación, de un día para el otro, del 50% (sí, allá también pasó) y las personas que tenían 1.000 pesos depositados pasaron a tener 500.

Después de eso, todo el mundo andaba con un gesto adusto por la situación. Menos Pintor, obviamente.

De vuelta en el entrenamiento, “Lupe” se acercó a su manager y le dijo “vio, don Cuyo. Usted debe tener la mitad de lo que tenía ayer. Yo tengo mi “lana” (dinero) en verde y a salvo”…

Su infancia pobre y su poca instrucción, le hacían sentir que podría ser fácilmente engañado. “Cuido mi dinero lejos de los bancos. Lo tengo enterrado, cuando lo necesito voy y saco un poco”, supo contar a varios periodistas.

Sin saberlo, el hombre de poca instrucción había ganado la pelea más difícil contra la medida más antipopular de un gobierno: había puesto nocaut a la devaluación.

 

Su vida

Nacido en 1955, fue campeón mundial Gallo y Supergallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), y culminó con su carrera profesional con un récord de 56 triunfos (42 por nocaut), 14 derrotas y 2 empates.

El “Grillo de Cuajimalpa”, como se lo conoció, se coronó campeón Gallo tras derrotar a su compatriota Carlos Zárate en 1979 en Las Vegas. El cetro Supergallo lo obtuvo luego de vencer a Juan Meza, en 1985, en el Palacio de los Deportes de la ciudad de México. Se retiró en 1995.

“Lupe” Pintor nació en una familia pobre de clase trabajadora que vivía en las afueras de la Ciudad de México DF. Desde pequeño tuvo una relación muy violenta con su padre quien lo obligó a huir de casa.

Vivió un tiempo en la calle, hasta que terminó en una posada en un centro deportivo olímpico. Antes de eso, mientras se ganaba el pan vendiendo en la calle, era víctima constante de los más grandes, que lo maltrataban y robaban lo ganado. Eso lo llevó a aprender boxeo, para defenderse.

En 1974 se convirtió en boxeador profesional, bajo la conducción de Arturo “Cuyo” Hernández. Debutó el 2 de marzo, en Tijuana, noqueando en dos rounds a Manuel Vázquez.

Protagonizó varias peleas memorables, una de ellas envuelta en tragedia.

Una de ellas fue el 19 de septiembre de 1980, en su tercera defensa de su corona, en Los Angeles, California. Su rival fue el galés Johnny Owen, un rival delgado que era campeón europeo. La pelea fue una guerra. “Lupe” lo tiró a la lona en el sexto y noveno rounds y nuevamente en el duodécimo, con heridas fatales. El galés falleció después de 46 días en coma.

 

Su actualidad

“Lupe” Pintor, en la actualidad tiene su propio gimnasio, donde entrena a hijos de empresarios y políticos, y colabora, además en el Ejército y la Marina dando charlas motivacionales, de vivencias, a los soldados y a sus familiares.

Se casó cuatro veces y tiene cuatro hijos. Con Virginia, su esposa en la actualidad tiene tres, y el mayor se llama Diego, por su admiración a Diego Maradona; el segundo Alexis, por el recordado pugilista Alexis Argüello y el más chico, Guadalupe.

También tiene una empresa editorial, donde edita libros para el aprendizaje para la niñez.

 

Su perfil

Nombre: José Guadalupe Pintor Guzmán.

Nació el: 13 de abril de 1955, en Cuajimalpa (México DF).

Campeón de peso Gallo (entre 1978 y 1983) y peso Supergallo (1985 y 1986), ambos del CMB.

Apodo: El Grillo de Cuajimalpa.

Debut profesional en: 1974.

Rival argentino

Su único combate ante un argentino fue ante José Félix Uziga, excampeón nacional del peso Gallo, oriundo de Pergamino. La pelea fue el 22 de febrero de 1981, en Houston y Pintor, ganó en fallo unánime, luego de 15 rounds.

 

Print Friendly, PDF & Email