Mario García asumió un nuevo mandato en el gremio mercantil

La nueva comisión desempeñará sus funciones hasta el 29 de diciembre de 2019

El reelecto secretario general habló de los proyectos y objetivos que tendrá la nueva Comisión Directiva, entre los que destacó la necesidad de “conservar el empleo y discutir una paritaria en función de los niveles de inflación”

La nueva comisión desempeñará sus funciones hasta el 29 de diciembre de 2019
La nueva comisión desempeñará sus funciones hasta el 29 de diciembre de 2019

En una sencilla ceremonia, cumpliendo con los estatutos del gremio, el pasado 29 de diciembre se llevó a cabo la asunción de la nueva Comisión Directiva del Centro de Empleados de Comercio (CEC) de Villa María, que se desempeñará en el período 2015-2019.

Acompañados por afiliados al sindicato, con la presencia del secretario de Organización de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys), Mario Migliore, y de gremios hermanos de la CGT, el presidente de la Junta Electoral, Sergio Cabrera, leyó el acta que ungió a la nueva comisión del centenario gremio de comercio villamariense, cuyo destino estará conducido por Mario García y Eduardo Belloccio en las Secretarías General y Adjunta, respectivamente.

Respecto a su nuevo mandato, que se extenderá hasta el 29 de diciembre de 2019, el reelecto secretario general dialogó con EL DIARIO para afirmar que «asumimos esta nueva conducción con muchísimas expectativas. El Concejo Directivo que finalizó su mandato ha tenido el honor de conducir el gremio cuando cumplió 100 años de vida». «Eso hace que se redoble el esfuerzo hacia el futuro. Durante sus 102 años de vida este gremio no ha sido solamente referente de los empleados de comercio, sino que ha sido abierto a toda la sociedad», destacó.

A la vez, sostuvo que «tenemos proyectos muy importantes para lo que se viene. Este mismo mes incorporaremos tres servicios muy importantes para los trabajadores».

«Además, sortearemos 20 bonos solidarios de 2.000 pesos por mes entre los afiliados para que puedan comprar alimentos, incorporaremos un reintegro por guardería de 500 pesos y les reconoceremos un 50% a los trabajadores que utilicen el estacionamiento medido para acudir a sus lugares de trabajo», amplió.

Seguidamente, García informó que «en un gran desafío que hemos hecho junto a la obra social (Osecac), en febrero vamos a inaugurar la segunda remodelación de los policonsultorios que se encuentran en el edificio que hemos adquirido al lado de nuestra sede, en la calle Buenos Aires».

«Con una inversión muy importante, ese espacio ha sido adaptado a las exigencias impuestas por la ley que regula provincialmente ese tipo de estructuras edilicias. Se han incorporado más capacidad, más consultorios y nuevas especialidades. En un futuro tenemos pensado incorporar un ecógrafo y el servicio de extracción de sangre para la realización de análisis», señaló, y añadió que «tenemos desafíos muy importantes para los tiempos que se vienen, como la ampliación del salón de fiestas de nuestro predio y la posibilidad de convertir en climatizada una de las tres piletas que tenemos».

 

“Los salarios ya están desfasados”

En otro orden, García se refirió a las metas que la gremial mercantil tiene en referencia a una “continua lucha” por mejorar las condiciones laborales de los trabajadores.

Al respecto, dijo que “por supuesto que la defensa irrestricta de los derechos laborales seguirá siendo la principal esencia de nuestro gremio”.

«Vamos a defender las negociaciones paritarias a ultranza, lo que nos permitió desde 2003 en adelante ir mejorando considerablemente el convenio de nuestros trabajadores. Seguiremos luchando por mejorar las condiciones de trabajo», manifestó.

Continuamente sostuvo que «luego del cambio de mando en el Gobierno nacional, todavía no hemos tenido ninguna precisión por parte del gremio nacional acerca de cual será el porcentaje de incremento que se va a solicitar”.

“Estamos ante un panorama bastante oscuro en ese sentido porque la inflación seguramente este año no será menor al 30%”, opinó.

También expresó que “la devaluación que hubo del 40% impacta directamente en el salario. Un trabajador mercantil que hasta antes del levantamiento del cepo cambiario ganaba aproximadamente 1.100 dólares, hoy está cobrando 650 dólares”. “Esto indudablemente se traslada a los precios, por lo que los salarios ya están desfasados”, lamentó.

Para finalizar, y a modo de síntesis de lo anteriormente declarado, redondeó su planteo diciendo que “lo primero que hay que saber es que tenemos que conservar el empleo, pero también vamos a discutir una paritaria en función de los niveles de inflación”.

 

Print Friendly, PDF & Email