«Mi meta es acompañar al intendente, porque estoy convencido de su rumbo»

Carlos De Falco aclaró que ocupará el lugar en el que el proyecto necesite que esté

El presidente del bloque oficialista destacó la discusión política que se dio durante 2016 con la bancada de la minoría y aseguró que fue una experiencia enriquecedora

Carlos De Falco aclaró que ocupará el lugar en el que el proyecto necesite que esté

“El rol del Poder Legislativo probablemente tenga mucho de acción política, pero la ejecutividad y la acción de un Gobierno pasan por otras aristas, desde ese punto de vista la calidad y cantidad de trabajo no se pueden medir. El 2016 ha sido un año que dejó sus enseñanzas y experiencias, ya sea en el trabajo en el bloque, en el Concejo en general y con la bancada de la minoría, por las particularidades de ser un cuerpo integrado por personas con mucho bagaje político. Y eso, más allá de que nos hayamos puesto o no de acuerdo en temas puntuales, ha enriquecido la discusión”, aseguró el presidente del bloque Villa María para la Victoria, Carlos De Falco, al hacer un balance de su actividad legislativa durante 2016.

“De las discusiones que no se vieron, las que se desarrollaron en comisión, hubo algunas que fueron muy importantes. Esto no deja de ser un desafío, cuanto mayor nivel tiene la discusión, mejor preparado tiene que estar uno”, consideró el edil.

“Hemos tenido un año de mucha discusión política al principio, con menciones a los gobiernos anteriores; después trabajamos sobre ordenanzas y creo que al final se notó un Concejo preocupado por las necesidades de la ciudad, prueba de eso fue que sesionamos el 29 de diciembre para aprobar una ordenanza con un tema que no es menor, que es la distribución geográfica de las farmacias en los barrios y la posibilidad de limitar la venta de algunos productos en otros comercios, eso demuestra cómo evolucionó el trabajo. En lo personal estoy satisfecho con la labor, lamentablemente para la gente sólo se refleja una parte de la discusión que es la que se publica en los medios, pero hay otras partes importantes del trabajo legislativo”, remarcó.

“En lo personal me enriquece”, repitió.

“Hemos tratado de manejarnos con el consenso y por eso también fueron las discusiones, porque muchas ordenanzas que sólo requerían mayoría -y la teníamos- las hemos discutido tratando de consensuar. Eso marca el ritmo de lo que se buscaba en la gestión y también representa un esfuerzo adicional de procurar el consenso aún con la mayoría. Y eso ha sido bueno”, destacó De Falco.

 

Subir el nivel

“No puedo calificar qué es mejor y qué es peor del año pasado, en tanto y en cuanto uno trata de darle un servicio al ciudadano, uno trata de generar normas para eso y las normas siempre son perfectibles. Sancionar ordenanzas y recibir a la gente para escucharla son nuestras funciones, es la naturaleza del Concejo, no puedo calificar a eso como lo más positivo del año legislativo”, afirmó.

“Puesto en términos cualitativos, creo que lo mejor del año fue lo que no se vio, las discusiones que hubo en el seno de cada bloque, que están integrados por personas con mucha experiencia política, y las discusiones que ha habido en comisión, lo que no trasciende. Para nosotros como concejales y como partido político es bueno cuando la oposición ayuda a subir el nivel de la discusión, cuanto mejor es la oposición, mejor tiene que ser el oficialismo. La oposición se ha esforzado en tener argumentos y nosotros nos hemos esforzado para estar a la altura de las circunstancias”, remarcó.

“Tampoco puedo señalar nada como lo peor, las cosas que uno no desea ocurren en todos los ámbitos laborales, no hubo nada que me disgustara más allá de un momento determinado. La política es el ejercicio de una actividad pública y uno siempre tiene la necesidad de resolver todas las cuestiones, pero hay algunas que no puede solucionar. Soy un ferviente defensor de la intervención del Estado porque es el refugio de los que menos tienen, pero a veces las cosas no salen como uno quiere y no llega a todas partes, se administran intereses”, advirtió el concejal.

 

«Dinámica constante»

“Si tengo que hablar de lo que quedó pendiente, tengo que decir que es nada y mucho. Nada puntual y mucho en lo que tenemos que seguir trabajando. Hemos hecho el esfuerzo por todo, hay cosas en las que venimos trabajando desde el año pasado y seguimos, la política es una dinámica constante y siempre hay algo nuevo de qué ocuparse”, puntualizó.

“En general, los proyectos salieron, con o sin discusiones, con un montón de aristas, se aprobaron. Me refiero a ordenanzas que son la columna vertebral de la administración, como el Presupuesto y la Tarifaria, y también ordenanzas menores. Hemos sancionado tratando de dar respuestas a una serie de circunstancias importantes, pero siempre va a haber cosas pendientes”, sostuvo De Falco.

 

Decisión de otros

“Mis objetivos para 2017 son los que tiene un proyecto que lleva muchos años, son trabajar sobre las necesidades de la población que se puedan llegar a presentar este año. Uno acompaña las metas de desarrollo que son los ejes de Gobierno. Mi meta es acompañar al Gobierno municipal y al intendente en su acción, porque estoy convencido de su rumbo”, precisó.

En cuanto si va a volver a ejercer la Presidencia del bloque respondió que esa es una decisión de sus compañeros de bancada.

“Yo he pasado por varios cargos y nunca ha sido una decisión mía. Soy un componente más de un proyecto que está representado por muchos compañeros y estaré en el lugar en el que se decida que esté. Donde el proyecto me necesite, ahí estaré”, remarcó.

“Ocupar la Presidencia del bloque no es una cuestión de deseo, uno tiene que hacer méritos. Uno tiene que pensar que el gobierno del que es parte es producto de un conjunto de personas que trabajamos, encabezado por el intendente que marca la pauta, y uno tiene que estar a disposición de ese proyecto”, señaló.

Finalmente, De Falco también se refirió a la salida del bloque de la edil Mónica Lazos y consideró que no lo afectará

“La edil está totalmente consustanciada con el Gobierno que encabeza Martín Gill, no hubo ningún hecho producto de un sisma que impida el diálogo, ella necesitó su espacio y una forma de trabajar”, indicó.

“Cuando hay un bloque con concejales con tanta experiencia y tanto conocimiento político es difícil. Ninguno de nosotros fue menos que secretario y eso marca la fortaleza política de cada uno, eso sirve para la discusión interna y la externa, enriquece, pero es difícil. Lazos necesitó un espacio y me parece bien, no va a afectar en lo absoluto al bloque”, consideró De Falco.

 

Print Friendly, PDF & Email