«El salario perdió entre un 10% y un 15% de poder adquisitivo»

Pablo Bertoglio, secretario general de la Bancaria de Villa María

El secretario general de la Asociación Bancaria local cuestionó el tope de aumento que pretende el Gobierno nacional

Pablo Bertoglio, secretario general de la Bancaria de Villa María

La Bancaria terminó el año logrando un acuerdo paritario que consiste en un incremento del 10% desde enero a abril más una cifra “puente” de dos mil pesos a cuenta de futuros aumentos.

El ministro de Trabajo no quiso homologar el acuerdo, por lo que judicializaron el conflicto y la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo ordenó a los bancos a cumplir con el acuerdo.

Frente a ese escenario, Pablo Bertoglio valoró que el accionar de la Justicia “ratifica la vigencia del Estado de derecho en nuestro país y ordena respetar la vigencia incuestionable de un acuerdo privado entre partes que se concretó con extrema dificultad en el marco de la re-negociación paritaria prevista convencionalmente en nuestro último acuerdo salarial”. Sin embargo, expresó que “no deja de preocupar el rol desempeñado por el Gobierno nacional, que desconociendo principios legales pretende avanzar obstinadamente con el objetivo de fijar una pauta salarial de 18% (para 2017) cuando consultoras afines al Gobierno prevén para este año una inflación del 25%, impulsada en gran medida por aumentos de tarifas, servicios y combustibles que son, precisamente, las que autoriza el poder político”.

Entiende que “el efecto resultante de estas decisiones son similares a los de 2016: desocupación, pérdida del poder adquisitivo de los salarios producto de la ecuación que ubica a los haberes y jubilaciones por debajo de la inflación proyectada”.

En ese punto, expresó que la pérdida de poder adquisitivo promedio se calcula entre un 10% a un 15%. “Ese porcentaje es mayor en los sectores de más baja remuneración, en función de que los alimentos y medicamentos sufrieron un incremento promedio en 2016 del 70% y un trabajador que gana entre ocho y 12 mil pesos destina el 80% de lo que gana a la compra de los rubros precitados”.

“Creemos que es indispensable que el actual Gobierno modifique el rumbo de su política económica, caso contrario, el pueblo trabajador en su conjunto sufrirá una vez más las consecuencias”, concluyó.

 

Print Friendly, PDF & Email