“Mi sueño es ser campeón mundial”

Carlos Coria viaja a Italia, para jugar la qualy del Campeonato Mundial

Luego de seis años vuelve a disputarse un campeonato ecuménico y Carlos Coria competirá en la qualy, buscando un lugar entre los 48 jugadores que disputarán el título

Entrevista: Gustavo Ferradans

Carlos Coria viaja a Italia, para jugar la qualy del Campeonato Mundial
Carlos Coria viaja a Italia, para jugar la qualy del Campeonato Mundial

Llegó a la ciudad, desde Paraná, cuando era muy pequeño, pero se siente más villamariense que la costanera o la plaza Centenario. Su nombre está asociado al billar y es, sin dudas, el principal referente de la ciudad en el casín y el cinco quillas. Carlos Coria, que de él se trata, tenía 5 años, cuando acompañaba a su padre al trabajo. Aldo, conocido como “Poroto” (un querido y recordado trabajador gastronómico local), trabajaba por entonces en el Casino Español. “Carlitos” era pequeño y se trepaba a un cajón de “Coca” para llegar a la mesa y entretenerse entre tacos, bolas y tizas, jugando al billar. Sin imaginarlo comenzaba a formarse como jugador, el hoy “taco” de nivel Máster, que ha sido 11 veces campeón provincial, 5 veces campeón argentino y que ha jugado cinco mundiales.

Esta noche emprenderá viaje hacia un nuevo sueño, volará hacia Milán, para jugar su sexto Campeonato Mundial, con su “taco” y un sueño: “Mi ilusión, mi gran sueño, es ser campeón del mundo”, cuenta.

“Estoy entrenando día a día, con muchas expectativas para ser campeón del mundo que es mi gran ilusión. Espero lograrlo antes de tener 70 años. Siempre fue mi ilusión y mi sueño, me acuesto pensando que voy a ser campeón del mundo y me apoya mi familia. Personalmente, tengo ciento por ciento de actitud positiva para lograr ese objetivo”, le cuenta a EL DIARIO, mientras mira las mesas del Club Sarmiento, donde juegan otros amigos y colegas.

Durante el año hubo un clasificatorio para el Mundial, pero sólo los primeros cuatro lograron el pasaje directo y ahora buscará su pasaje en la qualy del torneo, que se jugará desde el jueves.

“En 2009 se hizo el último Mundial, justamente el que se hizo en Villa María, en el Club Sarmiento. A partir de entonces salí cuatro veces campeón argentino y no tuve la posibilidad de ir al Mundial, porque no los hubo. Tampoco puede ser que uno que ha sido campeón en 2011 ó 2012, vaya ahora. Debe ser revalidado año tras año. En todos estos años me he mantenido como Máster, hoy estoy séptimo en el país. Los mejores cuatro del clasificatorio lograron el pasaje al Mundial y los que estuvimos entre el quinto y el octavo, debemos jugar una qualy. No se dieron las circunstancias, pero estoy orgulloso de ir a jugar esa qualy”, destaca el billarista.

Los que lograron clasificar son: Walter Ingegnieri (Rosario), Gustavo Longo (radicado en Italia, pero juega para el club Provincial de Rosario), Héctor Filippi (Arte Nativo de Bell Ville) y Alejandro Martinotti (Central de Pilar), “una de las revelaciones y una figura que tiene un gran futuro. Tiene 27 años”, menciona Coria.

“Fueron cuatro circuitos, en Marcos Juárez, San Jorge, Paraná y Rosario. En la suma de puntos, quedaron quinto Guillermo Canavesio (Pergamino), sexto Darío Emanuelle (Mar del Plata), séptimo yo (Carlos Coria) y octavo Marcelo Dellagaspera. Participaron 350 jugadores”,

Los ocho jugadores conforman la elite del cinco quillas a nivel nacional y tienen nivel “Máster”. Ellos van a disputar el Campeonato Argentino 2015 en noviembre, en Carlos Paz o Córdoba.

“Yo juego todos los días, desde que tenía cinco años. Mi padre me ponía un cajón de gaseosa en el Casino Español. Y así en el año 1991 fue campeón argentino juvenil y empecé a jugar en otros niveles. Ya en el ´94, empecé a jugar en Primera categoría. El billar ha sido mi vida. Me acompañan mi esposa Angie y mis hijos Lucas y Federico, que son el motor de mi vida. A mí me gustaría ser profesional, como lo son en Italia. Se levantan y juegan desde las 8 a las 11, se van a almorzar y luego siguen jugando toda la tarde. En mi caso es más amateur. Me levanto todos los días a las 5.30 para ir a trabajar a Tribunales y cumplir con mis tareas. Y juego por la tarde. Soy un agradecido de tener un trabajo para poder hacer este deporte, que es más que un hobby, pero que no deja de ser un deporte amateur”, resalta Coria.

“Tengo un motivo de halago. Cuando llegue a Milán, en Italia, Antonello Cittadino, el dueño de una de las empresas más prestigiosas de tacos de billar me va a estar esperando para ir a conocer su fábrica y probar sus tacos. Me ha mandado un taco personal, con mi nombre, para jugar este Mundial. Me siento un privilegiado, que gente de Europa se fije en mí. Tienen una precisión enorme y es de otra tecnología. Es bellísimo”, comenta.

La qualy no será nada sencilla. Se jugará en varias instancias y la primera se jugará entre el 17 y el 21. En total habrá unos 1.200 jugadores. Se disputa en baterías de ocho jugadores. El 22 y 23, se sumarán los cuatro argentinos y se desarrollarán ocho baterías de ocho jugadores. El ganador de cada una de ellas, pasará al Mundial, para integrar la lista de 48 jugadores.

“Por eso debo ganar 7 partidos para sumarnos a los 40 que ya están clasificados para jugar el Mundial. Se juega todo el mundial al mejor de cinco sets y a 60 puntos por sets. El Mundial se disputará entre el 24 y el 27 de septiembre, juega a ocho zonas de seis jugadores. Clasifican cuatro a la siguiente ronda. Hay jugadores que tienen un plus. El rival a vencer es el italiano Andrea Quarta, está 18 horas por día jugando. Vive para el billar. Para nosotros es mucho más amateur. Ojalá pudiéramos ser profesionales”, destaca el villamariense.

Del Mundial participarán jugadores de Italia, Suiza, Uruguay, Argentina, Luxemburgo, Estados Unidos, Bélgica, Francia, entre otros países.

Coria agrega: “Yo estoy agradecido a mi ciudad por el apoyo que me dieron, a la Municipalidad y a Eduardo Accastello, que me ha apoyado con toda su gente para poder estar en este Mundial y también al legislador Darío Ranco, que también me ha dado una ayuda enorme, para que pueda estar viajando. Soy un agradecido por el apoyo que ambos me brindaron. Con total humildad voy a intentar lograr el sueño que tuve toda mi vida: ser campeón del mundo”.

 

Hoy, con 45 años, sigue disfrutando de tomar un taco, ponerle tiza a la puntera y jugar al cinco quillas. Mientras sueña con ser campeón del mundo, mantiene intacta su pasión por el juego, como cuando tenía cinco años y se trepaba al cajón de “Coca”, para alcanzar la mesa, agarrar el taco y pegarle a la bola.

Yo soy

Carlos Coria

Nació el: 20 de julio de 1970, en Paraná (desde muy pequeño vive en Villa María).

Su esposa: Angie

Sus hijos: Lucas y Federico

Títulos: 11 veces campeón Provincial; campeón Argentino Juvenil de casín 1991; campeón Argentino de casín 2010 y 2011; campeón Argentino de cinco quillas en 1996, 2010 y 2012.

Mundiales: Participó de cinco campeonatos: Isla de Cerdeña 1997, fue quinto; Ferrara 1998, fue quinto; Necochea 1999, fue 17mo.; Sevilla 2006, no clasificó en la zona, y Villa María 2009, fue 15to.

Otros torneos: Dos títulos en el Torneo Internacional en Uruguay, 2006 y 2007.

Es jugador de Primera Categoría desde 1994. Actualmente es uno de los ocho jugadores Máster de nuestro país.

Print Friendly, PDF & Email