Un milagro de Franco Jara y Claudio Arzeno

Ahí está Franco Jara, de espaldas, que fue titular durante todo el partido, siendo remplazado  cuando el tiempo ya estaba vencido
Ahí está Franco Jara, de espaldas, que fue titular durante todo el partido, siendo remplazado cuando el tiempo ya estaba vencido

El Pachuca se consagró esta madrugada campeón de la Liga de México de Fútbol, al igualar 1 a 1 como visitante del Monterrey en el encuentro revancha, después de haber vencido en el partido de ida por 1 a 0 como local, con un gol del delantero de Villa Nueva, Franco Jara.

Anoche, Jara fue titular todo el cotejo y fue remplazado en el preciso momento que la lucha terminaba, mientras que en el banco de suplentes estuvo como ayudante de campo del Pachuca el villamariense Claudio Arzeno.

El resultado final fue realmente un milagro, ya que el Monterrey fue ganando casi todo el partido y merecidamente por 1 a 0, pero a los 48 minutos del segundo tiempo (tres minutos adicionados) Guzmán puso de cabeza el resultado final de 1 a 1 que le dio el título al Pachuca.

Pachuca sufrió el notable primer tiempo del rival, que lo superó ampliamente al punto que debió irse con un marcador más amplio que el 1 a 0 que anotó el colombiano Dorlan Pabón (remate de afuera del área). Además, el elenco local malogró un penal porque Edwin Cardona mandó la pelota por encima del travesaño.

En el segundo tiempo se emparejaron las cosas hasta que llegó el milagroso empate del Pachuca.

Print Friendly, PDF & Email