Mucha gente fue a la plaza para saber si tiene riesgo de diabetes

La médica Fanny Moscoso dialogó con EL DIARIO mientras se realizaban los controles. Dijo que la prevalencia de la enfermedad en la población ha ido en aumento y dio detalles de la patología

Midieron la presión, hicieron un test y controlaron el nivel de la glucemia para saber si se tiene la enfermedad. La médica Moscoso instó a realizar actividad física y alimentarse bien

La médica Fanny Moscoso dialogó con EL DIARIO mientras se realizaban los controles. Dijo que la prevalencia de la enfermedad en la población ha ido en aumento y dio detalles de la patología
La médica Fanny Moscoso dialogó con EL DIARIO mientras se realizaban los controles. Dijo que la prevalencia de la enfermedad en la población ha ido en aumento y dio detalles de la patología

Ayer durante toda la mañana se realizaron controles de la presión y de glucemia en puestos ubicados en la plaza Capitán de los Andes, tendientes a detectar, sensibilizar e informar sobre la diabetes en el marco de actividades por el Día Mundial contra esa enfermedad.

Ya cuando habilitaron el puesto ubicado sobre calle Marcos Juárez había gente esperando. Muchos villanovenses fueron atendidos por médicos, enfermeros y profesionales del Hospital Villa Nueva.

La médica de ese nosocomio, Fanny Moscoso, recomendó que los vecinos se efectúen controles de salud al menos una vez al año para conocer el valor de glucemia, así como también “poder ver los de colesterol y triglicéridos, que son grasa en sangre y por lo tanto factores predisponentes para otras enfermedades cardiovasculares”.

Entrevistada por EL DIARIO mientras se realizaba la actividad, recalcó que la patología “se puede evitar en un 70% con dos pilares: la actividad física y la alimentación saludable”, los que también influyen para bien cuando uno ya presenta la enfermedad.

Llamó a caminar todos los días una media hora, lo que se convierte ya en una actividad física regular. También sugirió incurrir en una alimentación saludable, eligiendo “preferentemente frutas y verduras y bebiendo mucho líquido, ya que la hidratación es importante”.

Advirtió que la diabetes no tiene cura y que aún cuando una persona enferma se encuentre en buen estado no debe abandonar la medicación, ya que son los fármacos los que la controlan. “La primera línea de tratamiento es alimentación, la segunda la actividad física y como tercera línea de tratamiento tenemos los fármacos y la insulina”, puntualizó.

Dijo que esto tambien sirve para la prevención de complicaciones, que “existen muchas y son serias, como la ceguera, la insuficiencia renal que nos lleva a una diálisis, enfermedades neuropáticas, amputaciones”, entre otras, cuando la diabetes no ha sido controlada.

Ante la consulta de este matutino contó que no tiene datos concretos sobre la prevalencia en la enfermedad en la ciudad, pero repasó que a nivel mundial afecta a 370 millones de personas y esto se va a duplicar para 2030, cuando van a ser más de 500 millones.

“Por lo general el 10% de la población mundial tiene, cuando en 2009 era el 8%”, apuntó haciendo énfasis en la mayor preminencia.

Alertó que “la mayoría no son diagnosticados, hay mucho desconocimiento, o vienen en estadios más avanzados”.

Por eso, enfatizó que “siempre está la invitación del control periódico en el Hospital” y al mismo tiempo valoró la realización de actividades como las de la víspera, que sirven “para dar un mensaje de concientización”.

“Es una enfermedad que abarca al grupo familiar, porque tiene que prestarle atención a la persona ”, subrayó.

Print Friendly, PDF & Email