Mucho más que maquetas

La Muestra de Maquetismo Estatético y Dinámico se podrá visitar de 9 a 12 y de 16 a 20 en Sobral 575

Hoy finaliza la vigésima edición de la Muestra Nacional de Maquetismo Estatético y Dinámico en el Salón Bomarraca.

La Muestra de Maquetismo Estatético y Dinámico se podrá visitar de 9 a 12 y de 16 a 20 en Sobral 575
La Muestra de Maquetismo Estatético y Dinámico se podrá visitar de 9 a 12 y de 16 a 20 en Sobral 575

Con la participación de 90 expositores en total (45 provienen de Entre Ríos, Córdoba, Río Cuarto, Buenos Aires, Rosario y Casilda), se pueden apreciar distintas variantes del hobbismo en la actualidad.

A la derecha, a la par del mercadillo de venta de productos alusivos, se exhiben muestras de coleccionismo diverso: desde réplicas de aviones, trenes y barcos hasta discos y sillones antiguos, hasta incluso una vitrola de antaño.

Al centro se incluye una galería de personajes de historieta hasta bolas de nieve por países y una vasta exposición de ferromodelismo, con la vedette de todos los años: la gran maqueta dinámica de Jorge Barbagallo, que cuenta con un complejo de líneas férreas y andariveles verticales que se despliegan entre montañas.

Como novedad, este año el cordobés Luciano Ruddat trasladó -por primera vez fuera de la capital provincial- a un diorama (representación escénica), de un enfrentamiento en un pueblo francés de 1042 en la Segunda Guerra Mundial, con 22 metros y medio de largo y escala 1:35.

Asimismo, se pueden ver colecciones de armas, autos antiguos, aeromodelismo y una selección de numismática y filatelia que se integra desde esta edición en la muestra.

 

“Campeones de la vida”, un taller de automodelismo que intenta sacar a los chicos de las drogas
“Campeones de la vida”, un taller de automodelismo que intenta sacar a los chicos de las drogas

Automodelismo para sacar a los chicos de las drogas

En el rincón izquierdo del salón se encuentra el stand “Campeones de la vida”, a cargo de Javier “Chino” López. Se trata de un taller de automodelismo para adolescentes y jóvenes que López comenzó a dictar en su casa en el barrio Nicolás Avellaneda y ahora ha abierto una filial en el San Nicolás.

La iniciativa, que es realizada desde febrero totalmente ad honorem y sin costo alguno, tiene por objetivo “sacar a los pibes de las drogas y de sus problemas”.

“Actualmente, son 17 chicos en un taller y 13 en el otro. Ellos arman y desarman autos en miniatura, pero de ese modo aprenden algunas cuestiones básicas de motores y de electromecánica. Con tal de verlos a ellos que les gusta y que no están haciendo otra cosa, con toda la historia de vida que tienen detrás, para mí ya es suficiente”, señaló.

López cuenta que recibe repuestos enviados por automodelistas de distintos puntos del país y que el taller ha sido invitado a participar de muestras en San Juan y en Jujuy. Su labor se puede seguir a través del Facebook “Taller de Automodelismo Campeones de la Vida”.

Print Friendly, PDF & Email