Ninguna “esperanza”: el complejo de menores sigue siendo inhabitable

Lo confirmó la legisladora Liliana Montero a EL DIARIO tras la visita. Valoró la incorporación de personal especializado, pero dijo que persisten situaciones inadmisibles

Escribe: Diego Bengoa – De nuestra Redacción

 

Montero en la penúltima inspección, en octubre pasado (la foto de la página siguiente también es de esa  ocasión). Dijo que se avanzó en muchas obras pero donde viven los chicos es “inhabitable”
Montero en la penúltima inspección, en octubre pasado (la foto siguiente también es de esa ocasión). Dijo que se avanzó en muchas obras pero donde viven los chicos es “inhabitable”

La quinta inspección ocular realizada por la Justicia de Córdoba en el Complejo Esperanza (ubicado camino a la localidad de Bower) volvió a poner en evidencia la permanencia de “situaciones inadmisibles”, según confirmó la legisladora provincial Liliana Montero a EL DIARIO.

El operativo se realizó el viernes en el marco de la acción de Hábeas Corpus Correctivo y Colectivo presentado en abril de 2013 por Montero y otros legisladores habida cuenta de que el instituto (que depende de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia -SENAF- del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Córdoba) presentaba “un agravamiento de las condiciones de alojamiento” que importaban “un trato degradante e inhumano” todo lo cual vulnera la normativa de rango constitucional que garantiza las condiciones en que debe mantenerse a las personas privadas de libertad.

Con ese recurso, al que la Justicia hizo lugar, se solicitó expresamente “el cese de la situación de hacinamiento, deficiencias edilicias, mala alimentación y condiciones indignas en que viven las personas allí alojadas” y que se arbitraran las medidas y ejecutaran las obras necesarias para dotar de condiciones compatibles con el respeto por los derechos humanos de los internos y trabajadores del establecimiento.

Montero acompañó anteayer al juez José Horacio González del Solar a la nueva inspección y luego, entrevistada por EL DIARIO, afirmó que si bien hubo avances en la incorporación de personal especializado para el trabajo con menores de edad en situación de riesgo social, persisten condiciones edilicias altamente reprochables.

La legisladora (que hoy pertenece al bloque accastellista Córdoba Podemos) detalló que el complejo posee 12 hectáreas y que comprende diferentes módulos/institutos. En abril de 2013, recordó, “todos estaban en situación deplorable” y entonces el juez ordenó a la Provincia que realizara un plan de obra “que debería haber estado terminado en abril de este año”.

P7F1 complejo
En una ala donde residen 23 adolescentes los baños son oscuros y las habitaciones “son celdas”

Montero confirmó que se avanzó en varios módulos, pero que aún hoy hay condiciones objetables. La inspección del viernes tuvo dos objetivos: corroborar la incorporación de profesionales tales como psicólogos, trabajadores sociales y sociopedagogos y constatar si en uno de esos institutos, que se llama Pasos de Vida, y donde hay internados 23 jóvenes, se habían terminado las obras.

“Ese espacio está, por así decirlo, dividido en dos alas. En una se está haciendo una intervención profunda y por lo tanto está deshabitada porque prácticamente la tuvieron que hacer de nuevo. Llevan un año trabajando ahí, es como que cada vez que estamos por ir van a trabajar un rato, porque de lo contrario no entiendo la extensión de las obras en el tiempo. En la otra ala, por su parte, están viviendo los 23 pibes, y es inhabitable”, aseguró.

En este marco, detalló que se encontraron “con los baños totalmente oscuros, siendo que no hay luz natural en ese sector; rebalsadas las cloacas, por lo que hay un olor nauseabundo y las habitaciones en verdad son celdas”. “Hay situaciones que siempre llamaron la atención: las habitaciones funcionan como celdas de aislamiento por más que una y otra vez niegan que lo sean”.

La funcionaria confió que el juez les dijo a las autoridades de la SENAF que por más que se estaba remodelando una parte, los chicos no pueden estar viviendo en estas circunstancias.

-¿Usted avisa cuando va a realizar la visita?

-Antes nunca lo hacía porque si no me armaban un tour, pero cuando presentamos el habeas corpus porque el Gobierno no aceptaba que esto estaba pasando, empezó el proceso judicial y el juez para hacer las inspecciones oculares las notifica. Y lo hace con suficiente anticipación como para que pudieran hacer las cosas un poco mejor, pero ni aún anticipándolas se ponen las pilas.

-¿Pudo hablar con los chicos?

-Yo hablo siempre, siempre les pregunto.

-¿Qué es lo que comentan?

-Ahora los vi mejor en razón de la incorporación de profesionales. Y en este tema hay que remarcar que no había sociopedagogos, siendo que es una carrera que se estudia en pocos lugares del país y uno de eso es el Cabred. Se daba la paradoja que teniendo la carrera en Córdoba y en una universidad estatal el Estado no tomaba el mismo recurso que formaba.

Hablo mucho con los pibes y por más que se quiera ocultar que está siendo usada la habitación, que es casi como una celda de aislamiento, pregunté quién duerme ahí y levantaron la mano. Con eso no hace falta decir más nada. Y las autoridades lo intentan tapar.

-¿Le genera alguna expectativa positiva el nuevo Gobierno de Schiaretti?

-Marco dos cuestiones. Primero, no puedo dejar de pensar que es parte del mismo gobierno, del mismo signo político. Pero por otro lado hay dos actitudes que las pongo en valor: al principio hubo una fuerte negación de la realidad de parte del Gobierno de De la Sota y en las primeras dos visitas (a raíz del habeas corpus) no hubo un solo funcionario presente, ni de SENAF ni del Ministerio. El juez dijo que lamentaba esa ausencia. Ahora (por el viernes) es la primera visita con este Gobierno y estaba todo el nuevo equipo de la SENAF.

Esto se va a revertir cuando haya una política sostenida en el tiempo; si no, es un ámbito de violencia institucional, que recrudece la propia violencia con la que los pibes vienen. De hecho, lo que más he escuchado es que ellos allí dentro aprenden para hacer las cosas peor que cuando ingresaron.

 

LAS CLAVES

2003

Habeas corpus correctivo y colectivo

Un juez hizo lugar al planteo de diversos legisladores para que se corrigiera “el cese de la situación de hacinamiento, deficiencias edilicias, mala alimentacion y condiciones indignas en que viven las personas” EN EL COMPLEJO ESPERANZA.

 

ABRIL 2015

Las obras

Que la justicia le ordeno realizar al gobierno de la provincia deberian haber estado concluidas en esa fecha. Sin embargo, ocho meses despues aun no estan terminadas.

 

QUINTA

Inspeccion ocultar

Es la que realizo la justicia con legisladores, entre ellos liliana montero, anteayer. alli vieron que si bien se incoporo a personal especializado en EL trabajO con menores de edad en situacion de vulnerabilidad social, persisten condiciones edilicias y otras cirscunstancias altamente objetables.

 

JOEL SOLA

El pibe villamariense de 16 años

Que fallecio hace 13 meses, habia sido enviado por la justicia local al complejo esperanza. el chico no queria retornar a ese instituto de menores: en una anterior internacion, HABIA ASEGURADO que fue abusado sexualmente por un compañero.

Print Friendly, PDF & Email