“No a los recortes en jubilaciones”

“Todos somos Marcelo”, dijeron el sábado pasado, enterados de la muerte del villamariense que realizaba adicionales a pesar de estar jubilado y sufrir problemas cardíacos. El debate ya se instaló en las calles. Ayer algunos se encadenaron a los bancos de Plaza San Martín

La asamblea que mantuvieron ayer policías y penitenciarios en plena plaza San Martín de la capital provincial, entre las carpas de la Feria del Libro
La asamblea que mantuvieron ayer policías y penitenciarios en plena plaza San Martín de la capital provincial, entre las carpas de la Feria del Libro

Decenas de efectivos, en su mayoría retirados de la Policía de la Provincia de Córdoba, entre ellos algunos villamarienses, debatieron ayer frente al Cabildo y a la Catedral cordobesa, en medio de las carpas montadas con motivo de la Feria del Libro, la falta de respuesta del ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, y de los directivos de la Caja de Jubilaciones a sus reclamos “para que nos restituyan el 85% móvil que nos quitaron” y para “evitar que mediante la armonización de las jubilaciones con la Nación nos recorten todavía más los haberes”.

Los retirados de esos organismos de seguridad pasaron a percibir el 76% del haber de los activos a partir de recortes aplicados por la anterior administración provincial, por lo que el sector mantenía tratativas con representantes del actual Ejecutivo y de la misma Caja de Jubilaciones, con la esperanza de recomponer esas retribuciones.

Pero las últimas noticias sobre el avance de las tratativas entre Juan Schiaretti y Mauricio Macri para “armonizar” las jubilaciones cordobesas con las nacionales, encedió las luces rojas en la tropa. Los grupos de WhatsApp de activos y pasivos, los Facebook privados comenzaron en agosto a recalentarse. Y en medio de ese debate “de redes”, ocurrió la muerte del suboficial principal retirado Marcelo Arancibia, cuando realizaba un adicional en un supermercado mayorista de esta ciudad. Fue la madrugada del sábado 3 de este mes, cuando la temperatura bajó hasta un grado.

El policía Darío Almada, a la izquierda, al momento de hacer entrega de la nota de EL DIARIO sobre la muerte del suboficial  principal retirado Marcelo Arancibia en la sede de la Caja de  Jubilaciones
El policía Darío Almada, a la izquierda, al momento de hacer entrega de la nota de EL DIARIO sobre la muerte del suboficial principal retirado Marcelo Arancibia en la sede de la Caja de Jubilaciones

Arancibia tenía antecedentes cardíacos y, según sus camaradas, “se veía obligado a hacer ese tipo de trabajos” porque, como los demás, “había sufrido un recorte muy importante en sus haberes”.

El debate generalizado y cargado de dolor se reflejó en nuestra edición del domingo y, el mismo lunes, un ejemplar de EL DIARIO fue entregado a autoridades de la Caja de Jubilaciones por el policía Darío Almada, “para que sepan que todos somos Marcelo” y “que su muerte no sea en vano”.

“Ante la falta de respuesta a los pedidos durante el resto de la semana, ayer decidimos deliberar para establecer los pasos a seguir. Hay varios jubilados encadenados en protesta”, dijeron los villamarienses que participaron en la asamblea.

Print Friendly, PDF & Email