“No hay que reprimir el malestar, que es parte de la vida”

“Inmediatamente cuando alguien se expresa en ese sentido va a recibir la sanción de familiares, de amigos, de su medio, para que se trate, para que haga algo, que salga, que se cure”, cuestionó Ribotta

Al hablar con EL DIARIO sobre el seminario que coordinará desde hoy, el psicólogo se refirió a la mala prensa que tiene el sufrimiento

“Inmediatamente cuando alguien se expresa en ese sentido va a recibir la sanción de familiares, de amigos, de su medio, para que se trate, para que haga algo, que salga, que se cure”, cuestionó Ribotta
“Inmediatamente cuando alguien se expresa en ese sentido va a recibir la sanción de familiares, de amigos, de su medio, para que se trate, para que haga algo, que salga, que se cure”, cuestionó Ribotta

Comenzará hoy un Seminario de Extensión Abierto a la comunidad denominado “El malestar de la cultura…actual”, bajo la coordinación del licenciado Néstor Ribotta.

Será desde las 16.30 en el Inescer y se centrará en las variaciones sobre el texto de Sigmund Freud (El malestar de la cultura), con la lectura de los cuatro discursos de Lacan tomando la incidencia del discurso capitalista en el lazo social actual.

Ribotta recibió a EL DIARIO en su consultorio y anticipó que con la lectura del texto de Freud, algunos textos literarios y el cine como herramientas se tratará de recorrer cuestiones como lo que pasa con la problemática del consumo de tóxicos y su vinculación con la cultura del consumo, los sufrimientos del amor y su versión romántica de la lógica mercantil o por qué tiene mala prensa el sufrimiento.

“Los problemas no cambiaron mucho, lo que cambiaron son las causas, precisó en comparación a los tiempos en que se escribió aquel texto de Freud. Es lo que trataremos de ver en estos meses de seminario. En esa época estaba más vinculado a ciertas represiones, por ejemplo el orden de la sexualidad, que hoy ya no, y sin embargo hay cosas que aparecen por otro lado. La hipótesis de trabajo es que la lógica de mercado es una de las variables que regula los lazos sociales, lo que tiene distintos tipos de síntomas. El consumo problemático de sustancias tóxicas es el paradigma de esa lógica”, comentó el respetado profesional.

Cuando este matutino le preguntó sobre la mala prensa del sufrimiento, señaló que “pareciera en los últimos tiempos que no está muy permitido que alguien esté mal”. En ese aspecto recalcó que “el malestar es parte de la vida” haciendo alusión al hecho de “estar un poco triste, un poco mal, un poco decaído, tener situaciones de sufrimiento, algún dolor que tiene que ver con lo existencial o con la vida cotidiana”.

“Inmediatamente cuando alguien se expresa en ese sentido va a recibir la sanción de familiares, de amigos, de su medio, para que se trate, para que haga algo, que salga, que se cure, para eso está la industria farmacológica y demás”, describió. Y bajo la hipótesis de la lógica mercantil, recalcó que “hay un imperativo categórico de estar bien, de ser feliz, vendiéndote métodos y técnicas para estar bien, porque la persona que está bien te consume más. El tipo que está mal se encierra, está en su casa y consume menos”.

Ante la pregunta periodística, afirmó que transitar ese malestar es un proceso necesario y recomendó mirar la película Intensamente: en el filme, “cuando la chica produce una crisis importante en su drama familiar, la emoción necesaria para salir de esa crisis es la tristeza”.

¿Qué sucede si no se transita esa tristeza? ¿Repercute en la salud?, fueron los interrogantes que le planteamos a Ribotta, quien respondió que “por algún lado aparece”, ya que “el malestar es parte de la vida, no podés reprimirlo, hay momentos en que tenés que estar triste, estar mal, deprimido y no hay que tratarlo ni tomar medicación ni hacer yoga”.

“Un duelo no tiene tratamiento: se hace sufriendo, se sufre la pérdida y no hay que medicarlo ni tratarlo, por supuesto que hay un tiempo prudencial”, precisó. En este sentido, cuando se le planteó cuáles serían los signos de alerta sobre un malestar pronunciado, aclaró que habla en términos generales, “como signo de época general el hecho que manifestarse triste o con cierto decaimiento inmediatamente va a recibir el empuje a que lo solucionen”. “A veces hay que estar mal”, destacó.

Cabe consignar que la modalidad de cursado es libre, abierta, gratuita y con certificación. Intervendrán profesionales y artistas invitados vinculados a los ejes a tratar en cada encuentro, siempre teniendo el cuenta “El malestar en la cultura”.

“Ya hicimos esta experiencia dos años atrás en el edificio viejo y fue bueno”, recordó.

Print Friendly, PDF & Email